Las otras cifras 'históricas' que no mencionó Duque en su discurso de ascensos a policías | ¡PACIFISTA!
Las otras cifras ‘históricas’ que no mencionó Duque en su discurso de ascensos a policías Ilustración: AN para Pacifista!
Leer

Las otras cifras ‘históricas’ que no mencionó Duque en su discurso de ascensos a policías

Daniel Bello - Diciembre 10, 2020

De pronto se le olvidó mencionarlas (a cualquiera le puede pasar, ¿no?). Así que en PACIFISTA! le ayudamos al presidente y recogimos algunos datos que no presentó sobre seguridad, violencia policial y cultivos ilícitos.

Compartir

El pasado martes, en la ceremonia de ascensos de oficiales de la Policía, el presidente Iván Duque destacó que en este 2020 se alcanzó una cifra ‘histórica’ sobre homicidios en Colombia: el número más bajo desde 1974. Ese logro se lo atribuyó a la Fuerza Pública, pues llegó “a los territorios, a los cuadrantes, a los barrios para ganarse el afecto y la confianza ciudadana”. 

 

https://twitter.com/IvanDuque/status/1336356277186867212

 

Duque también indicó que hubo reducciones históricas en otros delitos como el secuestro, el hurto y las lesiones personales. Sin embargo, él ignoró en sus estadísticas un pequeño detalle: la pandemia por el Covid-19.

El presidente olvidó que durante seis meses el país estuvo bajo unas estrictas normas de confinamiento y que luego hubo tres meses más de restricciones. Además, se le pasó mencionar los abusos y las violaciones a los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública. Según datos de la ONG Temblores, este año han ocurrido 396 casos de violencia que involucran a la Policía; 198 tuvieron lugar en las movilizaciones de septiembre, cuando la gente salió a protestar contra la violencia policial. De las 36 muertes que registra Temblores, 14 sucedieron durante esas manifestaciones.

De acuerdo con una denuncia de Diego Cancino, concejal de Bogotá, en la ciudad hay al menos 48 denuncias de abuso sexual (34 presentadas en 2019 y 14 este año) y 11.000 de violencia física que involucran a uniformados. Y hechos como estos se reportan en el resto del país. Aunque Duque afirmó que la Policía se está ganando la confianza de la gente, lo cierto es que la favorabilidad de esta institución viene en caída desde hace más de 10 años. Así lo deja ver una encuestas de Invamer Gallup.

 

Invamer_Policía

 

El Gobierno de Duque ya nos tiene acostumbrados a presentar cifras sin contexto y sesgadas. En agosto de este año, durante la ola de masacres que se registró en varias regiones del país, Duque publicó en su cuenta de Twitter un gráfico donde comparó el número de ‘homicidios colectivos’ (porque así le llama a las masacres) que ocurrieron en el mandato de Juan Manuel Santos, de 2010 a 2018, con las masacres que se han registrado en los dos años que lleva como presidente, de 2018 a 2020. Según los datos que publicó, bajo su mandato se vienen presentando menos ‘homicidios colectivos’. Su trino fue poco relevante en ese momento, pues las poblaciones y comunidades más afectadas por las masacres le estaban reclamando garantías de seguridad.

 

https://twitter.com/IvanDuque/status/1297151862295199745

 

Al respecto, José Miguel Vivanco, el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, criticó la comparación que hizo Duque. “Este es un pronunciamiento muy desafortunado porque confunde al público (al comparar ocho años con un año y medio) e ignora la tendencia al aumento en el número de masacres desde 2018. El reto es redoblar esfuerzos para enfrentar esta crisis, no maquillarla“.

 

 

El presidente y su Gobierno recurren a parámetros poco estrictos para contabilizar las masacres, una situación que preocupa porque es habitual que presenten números alejados de las realidad. Mientras en un comunicado de la Presidencia, publicado el pasado agosto, se mostró que durante los dos años que Duque lleva gobernando ocurrieron 34 ‘homicidios colectivos’ (perdón, es que así prefieren llamar a las masacres), Indepaz reportó que tan solo entre enero y agosto de este 2020 hubo 50 masacres. Con el asesinato de cinco personas en Santander de Quilichao, Cauca, el anterior fin de semana, la cifra llegó a 80.

A las masacres se suman los crímenes contra líderes sociales. En julio de este año, Duque dijo que durante su mandato los asesinatos han disminuido en un 25 por ciento. No obstante, Amnistía Internacional revisó cifras de organizaciones como Somos Defensores (que le hacen seguimiento a la situación de los líderes), la Defensoría del Pueblo y la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. ¿Conclusión? El presidente miente: Colombia es el peor país para los defensores de derechos humanos y para quienes luchan por causas sociales.

Duque también olvidó mencionar en la ceremonia que el país está viviendo una nueva ola de violencia debido a las acciones de varios grupos armados ilegales que se fortalecieron o aparecieron luego de la firma del Acuerdo de paz con las antiguas Farc. Según el informe ‘Un nuevo ciclo de violencia organizada en Colombia’, de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), dos años antes de la firma de este histórico acuerdo, hubo 359 acciones violentas por parte de los grupos armados ilegales. 

Esa cifra de acciones violentas empezó a bajar considerablemente cuando inició la implementación del acuerdo, en noviembre de 2016. Sin embargo, y así Duque olvide mencionarlo, el número se está revirtiendo: 321 acciones violentas por parte de grupos armados ilegales entre octubre de 2019 y septiembre de este año según el informe de la FIP.

Pero los olvidos y despistes de Duque al hablar de cifras no se quedan ahí. En junio de este año celebró con bombos y platillos la reducción de hectáreas de cultivos de coca tras la publicación del informe del monitoreo de cultivos ilícitos que anualmente hace UNODC en Colombia. Un ‘triunfo’, así lo hizo ver, de su política antidrogas. Pero el presidente no mencionó (o se le olvidó. A cualquiera le pasa, ¿no?) que ese documento señala que en 2019 se produjeron más toneladas de cocaína con respecto a 2018, la cifra más alta desde 2006. 

Estos son apenas unos ejemplos de cómo Duque y su gobierno presentan habitualmente cifras descontextualizadas y sesgadas. Así que cuando vean al presidente dando datos o resultados positivos, sobre cualquier tema, les recomendamos desconfiar un poco.