12 personajes para entender la historia de Los Doce Apóstoles | ¡PACIFISTA!
12 personajes para entender la historia de Los Doce Apóstoles
Leer

12 personajes para entender la historia de Los Doce Apóstoles

Staff ¡Pacifista! - Febrero 29, 2016

El caso por el que fue capturado Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe, involucra toda una máquina de violencia paramilitar que azotó el norte de Antioquia.

Compartir
Santiago Uribe fue capturado en Medellín y tendrá que responder por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir. Foto El Espectador.

 

Además de Santiago Uribe, capturado este lunes por su presunta responsabilidad en los crímenes del grupo paramilitar de Los Doce Apóstoles, el mapa que ha permitido entender el funcionamiento de esa estructura criminal involucra a testigos, investigadores y hasta periodistas.

Estos son algunos de los personajes que han sido importantes en la reconstrucción de la historia de una enigmática máquina paramilitar que azotó entre 1992 y 1994 a Yarumal y Santa Rosa de Osos, en el Norte de Antioquia. La misma estructura que supuestamente lideró el hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez y que hoy lo tiene en el ojo del huracán.

 

Juan Carlos Meneses

Es el testigo clave en la investigación contra Santiago Uribe. Meneses llegó a Yarumal, Antioquia, a principios de 1993, cuando todavía era teniente de la Policía, y asumió como comandante del Distrito Policial 7 de Antioquia. En repetidas ocasiones ha dicho que, al recibir el cargo, el comandante saliente le explicó que en la zona había una dinámica especial: operaba un grupo de “limpieza social” que supuestamente lideraba Santiago Uribe. Le advirtió que la Policía trabajaba con ellos ayudándoles con no enviar hombres ni hacer operativos cuando esos paramilitares fueran a actuar.

Meneses duró poco más de tres meses en el cargo, hasta que en abril de ese año salió a la luz pública el escándalo sobre la existencia de un grupo llamado “Los doce apóstoles”. Entonces, fue trasladado a Segovia. En 2010 contó en público por primera vez su versión, que incluía detalles sobre cómo entrenaban los paramilitares en la finca La Carolina, propiedad de los Uribe, y cómo los policías bajo su mando habían ayudado a cometer algunos de los crímenes de ese grupo paramilitar.

 

Pedro Manuel Benavides

Meneses contó que, cuando llegó a asumir el cargo en la Policía de Yarumal, le entregó el mando un capitán de apellido Benavides. Dice que fue él quien le dio la introducción a la dinámica criminal entre la Policía y Los Doce Apóstoles, y quien le presentó a Santiago Uribe.

Meneses grabó una conversación en que Benavides confiesa su relación con Uribe, habla de cómo los hombres bajo su mando no solo omitían sino que actuaban para apoyar la limpieza social, y cuenta que, aunque nunca disparó un gatillo, recibió dinero de Uribe para coordinar la logística de las operaciones.

 

Olga Behar

Escribió el libro “El Clan de los Doce Apóstoles”, que se basa en varias conversaciones que tuvo con el mayor Meneses. En el libro, el exoficial de la Policía explica minuciosamente cómo funcionaba la alianza entre la Policía y Los Doce Apóstoles, y dice que el Ejército también tuvo que ver en ese episodio.

Behar, en una entrevista con Radio Nederland, afirmó tajantemente que Santiago Uribe había liderado ese grupo y que luego ese tipo de acciones por parte de civiles se habían legitimado con las Convivir.

Ha estudiado de cerca el paramilitarismo en Colombia y estuvo exiliada hace varias décadas. Después de la publicación del libro, dijo que sabía que se había metido con gente peligrosa, que tenía miedo, y que por eso tenía a sus hijos fuera del país.

 

Daniel Coronell y el noticiero NTC

Mucho antes de que se vinculara a Santiago Uribe con el grupo de Los Doce Apóstoles, el noticiero NTC reveló la colaboración que existía entre la Policía y un grupo de “limpieza social” que actuaba en Yarumal. Esa información develada por el noticiero que dirigía el periodista Daniel Coronell puso en evidencia la existencia de esa estructura paramilitar. Así lo relató Meneses en el libro de Olga Behar:

“No era difícil entender que en un pueblo con tanta confrontación, la Policía prefiriera quedarse resguardada que arriesgarse a salir. Ya cuando todo terminó, salimos, encontramos al tipo muerto, apenas a unos pasos del Comando de la Policía. Los noticieros se enteraron. ¿Qué hizo el noticiero NTC Noticias, de Daniel Coronell? Allá llegaron el periodista y el camarógrafo, mostraron la sangre del muerto y al Comando de la Policía ahí cerquita, resaltaban que la Policía no reaccionó, no hizo nada. Y era porque teníamos ese convenio con Santiago, de no reprimir al grupo, de dejarlo actuar y salir cuando ya las cosas las habían hecho. Eso fue un escándalo, dice: “Miren, aquí está la sangre de esta persona, y aquí está el Comando de la Policía y la Policía no hizo nada”. Nos dieron muy duro”.

 

Gonzalo Palacios

Meneses, en una de sus declaraciones, explicó que cuando comandó la Policía de Yarumal, el grupo paramilitar no se llamaba Los Doce Apóstoles. Ese nombre, dice, se lo pusieron los medios porque se decía que ahí participaba Gonzalo Palacios, el párroco de la población. El padre Palacios estuvo detenido en 1995 por ese caso, pero quedó en libertad ese mismo año.

En Yarumal, cuenta Olga Behar, se dicen cosas terribles del párroco: que usaba los secretos de confesión para planear asesinatos selectivos, que se sentaba a tomar aguardiente con paramilitares reconocidos en la zona, y que, aunque nunca aceptó pertenecer al grupo criminal, en sus sermones se lanzaba abiertamente contra los mismos sectores que estaban en la mira de la “limpieza social”.

 

Eunicio Pineda Luján

En 1993 y 1994 trabajó en La Carolina, la finca de Santiago Uribe en Yarumal, y fue otro testigo importante del caso contra el hermano del expresidente Álvaro Uribe. Jaime Granados, abogado defensor de Uribe, había desmentido que Pineda Luján fuera un campesino de la zona. Pero el año pasado, producto de varias investigaciones hechas en Yarumal, la Fiscalía pudo comprobar que el testigo sí era quien decía ser. Las versiones de Pineda han sido muy similares a las de Meneses y han apoyado los hechos que se saben sobre los crímenes que cometieron en esa época y su relación con Santiago Uribe.

 

Álvaro Uribe Vélez

El expresidente ha sido mencionado en medio de las acusaciones por el caso. De acuerdo con la versión de Meneses, Álvaro Uribe Vélez estaba al tanto de lo que ocurría en Yarumal, e incluso, en algún momento su hermano Santiago le habría dicho al entonces comandante de la Policía en la zona que una vez su hermano ganara la Gobernación de Antioquia su actividad se facilitaría.El expresidente ha insistido en que esas versiones son falsas y ha dicho que toda la investigación es un montaje producto de la persecución que tienen algunos sectores políticos contra la familia Uribe Vélez.

 

Salvatore Mancuso

Salvatore Mancuso, excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia, ratificó ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz que Santiago Uribe era el jefe del grupo conocido como Los Doce Apóstoles. Aunque se abstuvo de entrar en detalles, dijo que sabía de la “limpieza social” que se proponía en la región. Mancuso no ha sido el único paramilitar que se ha referido a Santiago Uribe: también lo han mencionado en sus versiones Freddy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán; Juan Carlos Sierra, alias ‘El Tuso’; y Pablo Hernán Sierra, alias ‘Alberto Guerrero’.

 

Adolfo Pérez Esquivel

La primera versión del testimonio del mayor (r) de la Policía Juan Carlos Meneses, sobre la relación de Santiago Uribe con los Doce Apóstoles, se conoció en abril de 2010. En ese momento, Meneses denunció en Buenos Aires, Argentina, ante una comisión internacional que hacia seguimiento a violaciones de derechos humanos en Colombia, que el hermano del expresidente Uribe comandó esa estructura paramilitar. La comisión era liderada por el premio Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel.

Esa versión fue revelada dos semanas después por el diario argentino Página 12, que estuvo presente durante la declaración del exoficial de la Policía que ha sido testigo clave en la investigación. Días más tarde, en una entrevista para Telesur y El Espectador, Pérez Esquivel dijo que costaba creer en el poder judicial colombiano y agregó que las declaraciones de Meneses “tienen fundamentos”.

 

Jaime Granados

Aunque no siempre ha estado al frente de las diligencias judiciales, Jaime Granados, uno de los abogados penalistas más reconocidos del país, es quien ha asumido la defensa jurídica de Santiago Uribe. Sus planteamientos han apuntado a desvirtuar los testigos que han involucrado a su cliente con el grupo paramilitar que actuó en el Norte de Antioquia. Ha insistido en diferentes momentos en que existe una persecución política en contra de la familia Uribe.

 

Camilo Barrientos

En su primera declaración sobre el caso de los 12 Apóstoles, la entregada al grupo que lideraba Pérez Esquivel, Juan Carlos Meneses aseguró que Santiago Uribe le informó sobre la decisión de asesinar a un transportador por sus supuestos vínculos con la guerrilla.

“Hay otro caso en que Santiago me pide el favor: ‘Hay una situación especial y es que ya tenemos ubicado a un colaborador de la guerrilla, entonces le voy a mandar a los muchachos, vamos a cometer el asesinato contra esta persona que colabora con la guerrilla. Esta es una persona conocida, es guerrillero, se llama Rodrigo Barrientos. Es conductor de un carro que utilizan como bus. Ya lo tenemos identificado que es la persona que suministra los víveres a la guerrilla. Tenemos que acabar con la guerrilla y él es cabeza visible de la guerrilla.’”, dijo Meneses según el testimonio que fue reproducido en 2010 por Página 12.

Aunque en ese primer momento se refirió a Rodrigo Barrientos, el verdadero nombre de la víctima es Camilo. Por ese mismo caso Meneses fue procesado por la Fiscalía que investiga la responsabilidad que el expolicía habría tenido en el asesinato.

 

Alexander Amaya

Fue el escolta de Meneses cuando ejerció como comandante de la Policía de Yarumal, y habría actuado directamente en algunos de los asesinatos cometidos por Los Doce Apóstoles en la región. De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, habría participado en el homicidio de Camilo Barrientos motivado por razones distintas a la lista entregada por el grupo paramilitar para asesinar a supuestos colaboradores de la guerrilla. El ente investigador, sin embargo, no ha descartado en ese caso ninguna de las hipótesis que involucrarían tanto al grupo paramilitar como supuestas motivaciones personales de Amaya, quien en el proceso aceptó su responsabilidad en el homicidio.