El desescalamiento se ha cumplido de manera “casi perfecta”: Cerac | ¡PACIFISTA!
El desescalamiento se ha cumplido de manera “casi perfecta”: Cerac
Leer

El desescalamiento se ha cumplido de manera “casi perfecta”: Cerac

Staff ¡Pacifista! - Noviembre 14, 2015

Las 251 acciones ofensivas de la Fuerza Pública contra las Farc en los últimos cuatro meses han estado encaminadas solo a destruir explosivos e incautar armas.

Compartir
Foto: Carlos Villalón

 

A cuatro meses de que el Gobierno y las Farc anunciaran la implementación de medidas para desescalar el conflicto en Colombia y agilizar las negociaciones en La Habana, el Centro de Recursos para el Análisis de Conflicto (Cerac) presentó un informe en el que asegura que las partes han cumplido de manera “casi perfecta” con el propósito de bajar la intensidad de la confrontación.

“Se ha reducido la violencia asociada al conflicto Estado-FARC a niveles nunca antes vistos, lo que favorece la discusión y eventual implementación de un cese bilateral”, aseguró esa organización al presentar el análisis de los datos recopilados desde el 12 de julio pasado.

De acuerdo con el Cerac, desde que inició el cese unilateral del fuego por parte de las Farc, el 20 de julio, ocho días después del anuncio de las medidas de desescalamiento, se han registrado cuatro acciones que violan ese compromiso y tres más que requieren verificación judicial para determinar la responsabilidad de esa guerrilla. “Estos niveles representan la mayor y más rápida reducción de acciones ofensivas de esta guerrilla en su historia”, asegura el informe.

En el mismo sentido, los datos indican que el promedio diario de acciones ofensivas de las Farc se ha reducido en un 98% en comparación con momentos en que no ha habido cese al fuego y un 8% en contraste con otras treguas que, por tanto, han tenido muchas más acciones violatorias.

En el número de muertes la disminución también es evidente y alcanza el 95% en comparación con momentos de plena actividad militar por parte de las Farc.

En cuanto al compromiso de las Fuerzas Militares, que consiste en no bombardear campamentos de esa guerrilla desde plataformas aéreas, el Cerac indica que se ha cumplido plenamente y que no se tiene ningún registro de violaciones a ese acuerdo durante todo el periodo analizado.

Cese bilateral tácito  

Si bien los compromisos del Gobierno no implican la suspensión de acciones ofensivas contra las Farc, lo que ha documentado el Cerac es que, en la práctica, el cese bilateral del fuego se encuentra en marcha.

De acuerdo con los datos de esa organización, en los cuatro meses que han pasado desde el anuncio de desescalamiento, la Fuerza Pública ha desplegado 251 acciones contra esa guerrilla, sin embargo, “todas las registradas han sido de tipo no violento: 177 de destrucción de artefactos explosivos instalados por las FARC, y 74 de incautación de armamento en caletas”, dice el informe.

No obstante, la posibilidad de referirse con certeza a un cese bilateral se ve diezmada por el registro de 14 combates entre la Fuerza Pública y las Farc, cuya iniciativa el Cerac dice desconocer. Aun así, esa cifra representa una reducción del 84% en relación con el número de combates registrados en periodos sin cese al fuego.

El análisis que hace la organización de sus datos indica que “las medidas de desescalamiento han contribuido a la construcción de condiciones favorables para la implementación de un cese bilateral -uno de los objetivos de la mesa-, sobre todo en lo concerniente a la construcción de confianza entre las partes”.

Sin embargo, el Cerac considera que, pese a los avances, todavía es poco probable que se declare públicamente ese cese bilateral hasta tanto no se superen discusiones relacionadas con temas como la jurisdicción especial de paz, el proceso para la dejación o la entrega de las armas en manos de la guerrilla, y otros temas puntuales como la concentración de tropas para la verificación de ese eventual cese al fuego.

En cuanto al propósito de acelerar las negociaciones, que se anunció en julio, el Cerac sostiene que, por ejemplo, la creación de subcomisiones ha cumplido el propósito de agilizar algunos temas en la mesa y destacó el papel de la subcomisión de justicia que logró el acuerdo anunciado en septiembre y su capacidad, incluso, para solventar la crisis que se generó pocos días después por la no publicación del texto completo y las contradicciones entre las partes sobre la interpretación de los acuerdos.

El Cerac afirmó en su análisis que la no existencia de un cronograma con metas concretas impide conocer a ciencia cierta los avances y, en ese sentido, asegura que la fecha final de marzo de 2016 anunciada de forma conjunta por el presidente Juan Manuel Santos y alias “Timochenko”, máximo jefe de las Farc, constituye la prueba de fuego para ese propósito de acelerar las conversaciones.

Finalmente, en cuanto al propósito de “fortalecer la confianza de los colombianos y las colombianas en el proceso de paz”, también anunciado hace cuatro meses, el informe indica que los resultados de la más reciente encuesta de la firma Gallup, según la cual el 52% de los colombianos cree que se firmará un acuerdo de paz (frente al 39% de la última medición), es el testimonio más claro de los avances en ese objetivo.

El informe, publicado el viernes, complementa el seguimiento mensual de los acuerdos de desescalamiento que ha dado a conocer el Cerac y de los cuales se deduce que la confrontación armada entre las fuerzas del Estado y las Farc avanza en un camino franco hacia su terminación, aún sin que se haya firmado un acuerdo final en La Habana.