Seis meses para desenterrar la verdad en la comuna 13
Leer

Seis meses para desenterrar la verdad en la comuna 13

Juan David Ortíz Franco - Julio 28, 2015

El lunes se inició el proceso de búsqueda de los desaparecidos de La Escombrera en la comuna 13 de Medellín. Pacifista acompañó la conmemoración y la hora cero de las excavaciones que las víctimas esperaron durante años.

Compartir

Por Alejandro Buriticá

 

Bajo un sol inclemente, el lunes se dio inicio al Plan Integral de Búsqueda con el cual se pretende encontrar cerca de 100 cadáveres de desaparecidos que, se presume, están enterrados en La Arenera, comuna 13 de Medellín.

Esa cifra es el resultado de un cotejo de información entre organizaciones sociales y autoridades que tenían registros diferentes sobre las desapariciones forzadas ocurridas en esa zona del occidente de la capital antioqueña.

 

Durante el acto, las víctimas insistieron en la responsabilidad que habría tenido el Estado en la desaparición forzada de sus familiares, además en los vínculos de la Policía y el Ejército con los paramilitares del bloque Cacique Nutibara en la operación Orión.

El comandante de esa estructura de las autodefensas, alias “Don Berna”, aseguró desde Estados Unidos que sus hombres participaron en la toma de la comuna 13 en una “operación conjunta” con la Fuerza Pública.

 

En el lugar se llevó a cabo una eucaristía y un acto ecuménico, es decir, la unión de varias religiones para pedir por los desaparecidos.

Las excavaciones estarán a cargo de un grupo especializado del CTI de la Fiscalía que, junto a otras autoridades, también participó en el evento el lunes.

 

Durante el inicio del proceso estuvieron presentes el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, representantes de la Fiscalía y el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. Con lo sucedido el lunes empieza, por fin, una búsqueda que las víctimas han reclamado por años.

 

El acto fue más que sobrecogedor y la expectativa por lo venidero se reflejaba en la cara de las madres, esposas y hermanas de los desaparecidos. Ellas participaron activamente de la construcción del Plan Integral de búsqueda que será implementado por los expertos.

 

 

Mediante velas, flores y mensajes escritos, las familias les hicieron un homenaje a sus desaparecidos representados por siluetas negras, siluetas que significan la zozobra, la tristeza y la impunidad.

El primer polígono que será intervenido cuenta con aproximadamente 3.700 metros cuadrados. Ahí se apostaron las familias con las figuras que recuerdan a sus víctimas.

 

Está previsto que el proceso iniciado el lunes se extienda durante seis meses. Las autoridades y las propias víctimas reconocen el riesgo de que no se encuentren cuerpos. El compromiso es seguir buscando y excavar hasta que se toque tierra firme bajo los escombros.

 

Las familias permanecerán en la zona en un campamento desde donde harán veeduría y acompañamiento al proceso judicial de búsqueda que ya adelanta la Fiscalía.