La historia de Yinson Angulo, otro joven caleño que habría sido asesinado por un disparo de la Policía en Cali | ¡PACIFISTA!
La historia de Yinson Angulo, otro joven caleño que habría sido asesinado por un disparo de la Policía en Cali Collage: Sebastián Tórres
Leer

La historia de Yinson Angulo, otro joven caleño que habría sido asesinado por un disparo de la Policía en Cali

María Camila Paladines - mayo 11, 2021

A Yinson Andrés Angulo Rodríguez lo mataron en el Paso del Comercio, en Cali, el primero de mayo de 2021, en medio de las protestas del Paro Nacional. PACIFISTA! reconstruyó los hechos.

Compartir

La Defensoría del Pueblo y la Fiscalía General de la Nación registraron 26 asesinatos en Colombia en el marco de las protestas del Paro Nacional, entre  el 28 de abril y el 6 de mayo. Temblores ONG registró 37, cometidos, posiblemente, por miembros de la Policía Nacional.

Detrás de esas cifras están jóvenes como Yinson Andrés Angulo Rodríguez, conocido entre sus familiares, amigos y vecinos como ‘El Negro’. Tenía 23 años. Era hincha fiel del América de Cali. Un año antes de la pandemia había prestado servicio militar. Tenía título de bachiller y planes para entrar a la universidad. Estaba feliz porque recién le habían renovado el contrato en EMCALI (Empresas Municipales de Cali) en el área de mecánica: “¡Eh, otro añito allá en la empresa!”, decía. Quienes lo conocieron lo describen como  juicioso, trabajador, humilde, respetuoso y amable.

“La cantidad de personas que salieron a la velatón con pancartas de él”… Es un buen muchacho, (eso) da a conocer que en realidad no es ningún vándalo”, dijo Isabella su prima, a PACIFISTA!.

Yinson_velaton_3
Fotos del velatón en honor a Yinson. La mujer del centro en la primera foto, de camiseta blanca del América de Cali, es Gloria Estella.
Un poco de las palabras de Gloria Estella, la madre de Yinson, en el
velatón por su asesinato.

La hermana de Yinson vive en Pereira con sus dos hijos, y su padre vive en Chile –habían hecho planes para que este año él se fuera para allá–. Él vivía con su mamá, en el barrio Floralia, al norte de Cali –el mismo sector donde vivía Nicolás Guerrero, otro de los jóvenes asesinados el 3 de mayo en el marco de la protesta–. En esas mismas calles, hace más o menos 12 años, conoció a Isabella y a su primo Julián Ledesma, a la vez su mejor amigo y con quien se graduó del colegio.

El día del asesinato

El sábado primero de mayo, antes de salir de su casa a encontrarse con Julián para ir al Paso del Comercio (barrio cercano al suyo, donde está uno de los puntos de concentración de las manifestaciones en Cali), le dio dinero a su madre para pagar los servicios y comprar comida. ‘El Negro’ era el sustento principal de su hogar.

Llegaron entre las 2:30 y las 3:00 de la tarde al puente cercano de la estación del Mío Paso del Comercio; en ese momento ya habían empezado los disturbios. Desde el puente, el mejor amigo de Yinson alcanzó a ver que un policía, escondido detrás de un agente del ESMAD, “arremetía contra nosotros (los manifestantes) con armas de fuego”, así que decidieron bajar e irse hacia una zona verde a un lado de la confrontación para poder ver todo lo que pasaba.

Estando ahí, según Julián y otros testigos (que además aseguraron que los policías y los agentes de negro no tenían identificación), de un momento a otro el ESMAD lanzó gas lacrimógeno y una bomba aturdidora hacia donde ellos estaban. Al estallar, se escucharon tiros:

–Como que ellos tiraron esa papa bomba para camuflar esos disparos. Cuando ya salimos a correr yo comencé a escuchar a la gente: ¡le dieron, le dieron, sáquenlo, sáquenlo, sáquenlo!– aseguró Ledesma a este medio.

La reacción de Julián fue correr a mirar quién había caído y entre la confusión reconoció la chaqueta de Yinson. Lo alcanzó a sacar a rastras mientras botaba mucha sangre por la boca. Paramédicos llegaron a auxiliarlo, lo montaron a una moto con uno de ellos y el conductor, y Julián se fue de parrillero en otra moto:

“Mientras lo trasladábamos, Yinson no reaccionaba. Tiraba sangre por la boca y tenía los ojos torcidos. Ya mi Negro estaba mal”, recordó Ledesma con profundo dolor.

“Cuando empezaron otra vez los disturbios, volvieron a disparar, ahí fue cuando se bajaron al Negro y a otro ‘pelao’ del América, porque le alcancé a reconocer el tatuaje. A ese le pegaron un tiro en el hombro y le traspasó”, le contó un testigo a PACIFISTA!

Llegaron hasta el Hospital Joaquín Paz Borrero en el barrio Alfonso López (a unas 45 cuadras) y detrás llegaron miembros de la Policía y el ESMAD a quienes, según Isabella, atendieron primero. La doctora que asistió a Yinson no duró más de 5 minutos con él, al salir le dijo al mejor amigo que no había nada que hacer, que había llegado muerto.

La bala le entró por la espalda al pulmón izquierdo y, como lo recuerda Julián, le pudo quedar adentro.  Para saber si Yinson murió por el tiro o por los gases lacrimógenos habrá que esperar el resultado de la necropsia que, según le dijeron a la familia los funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), saldrá entre dos a tres meses.

Hasta hoy no hay videos del momento en que Yinson fue atacado. Aunque Julián pensó en grabar, no lo hizo porque el ambiente donde ellos estaban permanecía tranquilo y había familias enteras con personas mayores y niños. Y como todavía no tienen pruebas, él dice que no puede asegurar que fue la Policía, pero de lo que sí está seguro es que “ellos arremetían contra nosotros cruelmente”.

“Mínimo estaba robando”

Luego de la confirmación de la muerte de ‘El Negro’, cuando ya a Ledesma lo acompañaba su mamá y este le contaba lo sucedido, se le acercaron dos supuestos miembros del CTI a hacerle preguntas, sin identificarse y vestidos de civil. Él, entre extrañado y confundido, contó su versión, a lo que los “funcionarios” insinuaron que, supuestamente, dentro de la manifestación estaban robando, que un joven había muerto por una puñalada, y le dijeron que tuviera mucho cuidado con lo que decía porque los policías no estaban armados.

PACIFISTA! intentó contactar a funcionarios del CTI, pero hasta el cierre de esta publicación no fue posible. También se comunicó con el intendente Molina, encargado de prensa de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali (MECAL), a quien se le pidió reiteradamente el balance de los hechos en la ciudad desde el pasado 28 de abril, en el marco de las protestas, y se le preguntó por el caso de Yinson Angulo, pero no respondió.

La prima de Yinson publicó la foto de él en Facebook, no sabe si estuvo bien o estuvo mal, pero después le llegaron mensajes insultándola que decían: Cuidado con lo que dice que a usted no le consta. Mínimo estaba robando. Perra. Sucia. ¿Qué estaría haciendo?”.

“¡Ellos no estaban haciendo nada! Como Julián, hubo muchas personas más que vieron que estaban los uniformados de Policía y ESMAD frente a ellos. Se supone que velan por la vida de uno, pero no, no es así, no está siendo así. Queremos ser muy cuidadosos, porque la verdad hay miedo de por medio, demasiado miedo”, afirmó ella.

La mamá está seriamente afectada y ha preferido no dar declaraciones públicas por ahora ni interponer la denuncia formal, pero tiene toda la intención, así como el resto de la familia y los amigos, de esclarecer los hechos de la muerte de su hijo. Sólo ha hablado con miembros del CTI, ellos sí identificados, a quienes les contó lo que pasó para que pudieran llevarse el cuerpo a Medicina Legal.

“Ella lo vio en el hospital, claro, lo vio ahí muerto. Hasta le pegaba cachetadas diciéndole: ¡Mijo despiértese! y bueno, muchas cosas. Eso fue muy horrible, en serio. Pero todavía no lo ha vuelto a ver, por eso es que ella ahorita está como calmadita, está obviamente en ‘shock’, pero no lo ha vuelto a ver hasta ahorita a las 5:30 (p.m.) que lo vamos a ver todos ahí en el ataúd”,  dijo Julián.

El cuerpo de Yinson estuvo en el hospital durante el domingo y el lunes. El martes lo entregaron a la funeraria y el miércoles fue el sepelio.

“Desde el 28 él empezó a salir. Decía: ¡Já, es que se metieron con los huevos y el cafecito y no aguanta! Ya la quincena no va a alcanzar pa’ nada. Cosas menos que comprar. Yo salgo hasta que tumben esa reforma. Voy a salir a apoyar a la gente. Es muy duro pensar que después de la muerte, al otro día, Duque anunció que quitaba (el proyecto de) reforma tributaria”, recordó con tristeza su prima.

Yinson4
Yinson y su madre el día del grado de bachiller. Suministrada a PACIFISTA!
¿Hay una estrategia coordinada de represión? 

PACIFISTA! le preguntó al senador del Polo Democrático Wilson Arias, exrepresentante a la Cámara por el Valle y exconcejal de Cali, sobre el movimiento social en la ciudad. Él cree que es la primera vez que se da una movilización semejante, “en la cual destaca mucho la presencia juvenil y de la mujer”, y cree que se debe tener en cuenta desde el 21 de noviembre de 2019, porque es una nueva expresión multitudinaria tan vigorosa que logró esperar el tiempo de confinamiento por la pandemia, que no aguantó y salió con motivo de la convocatoria que hizo el Comité Nacional de Paro, como resultado del hastío por la “precarización, la flexibilización laboral, la pérdida de derechos, la disminución de la inversión social del Estado”, combinado con un momento de crisis del capital y una pretensión de “descargar todo ese cúmulo, de nuevo, sobre los hombros del de abajo”.

También aseguró que los horarios de los asesinatos en la ciudad parece que varían dependiendo de la táctica de los “muchachos en la movilización” y de la estrategia de la Fuerza Pública:

”Cuando se decretó la famosa asistencia militar en la ciudad de Cali, que es una especie de estrategia para colmatar de militares y de policías, para producir muerte, heridos, represión aguda, pero también mucho terror, –aquí hay mucho de guerra psicológica– entonces las muertes fueron más en la noche. Cuando vino la orientación de que los muchachos se guardaran, se protegieran en sus casas por la noche, entonces ha regresado el disparo del día, inclusive por grupos de policías que van a provocar las zonas de influencia”.

¿Y el alcalde?

En toda Colombia, desde que empezó el Paro Nacional de 2021 hasta el 1 de mayo a las 11 de la noche, Temblores ONG había registrado 21 víctimas de violencia homicida, presuntamente, por parte de la Policía; y alrededor 39 hasta el 8 de mayo.

En Cali, en el mismo marco y periodo, un grupo de organizaciones de derechos humanos señalaron al menos 35 víctimas, y sólo el 1 de mayo, según Indepaz, se presentaron 4 asesinatos: el de Yinson, el de Santiago Moreno Moreno, el de Yofri Cardona y el de Jhonatan Arlex Quiñónes.

El 5 de mayo, en el programa de la periodista Angela Patrícia Janiot, de Univisión Noticias, el alcalde de Cali Jorge Iván Ospina aseguró que “no todo lo que se tramita en videos necesariamente corresponde a la realidad” y que su administración ha “desarrollado mucho en la humanidad, en el derecho constitucional a la protesta y a la movilización, como para que, en mi caso como alcalde, se me ocurriese que la Policía disparara contra la manifestación. Eso es un imposible ético. Es también un imposible en toda mi historia. Nunca lo haríamos, nunca lo haremos”.

Luego, Janiot le respondió que sin embargo ha pasado y más adelante le preguntó cuál era la solución que proponía su Alcaldía para evitar que la Fuerza Pública siguiera cometiendo atropellos contra los derechos de los manifestantes. Ospina respondió:

“Induce usted la pregunta señalando de la Fuerza Pública que atropella y yo debo decir que aquí hay muchos temas donde la Fuerza Pública ha sido valiente, cumplidora, seria y, por tanto, yo no podría adelantar un ejercicio de generalización ni podría adelantar un ejercicio de condena. Lo que sí debo decir es que sí se ha tenido una batalla campal que está llevando cada vez más la ciudad a niveles y espirales de violencia que nunca habíamos tenido”.

Con el alcalde Ospina no hemos podido hablar, pero sobre la brutalidad policial durante las protestas en Cali, en este espacio le preguntamos: ¿cuántos casos como el de Yinson Andrés Angulo Rodríguez se deben presentar para que dé soluciones tangibles? ¿Qué espera ver en los videos para responsabilizar por sus actuaciones a los miembros de la Fuerza Pública? Si usted no da la orden, entonces ¿quién la da?

 

Esta publicación hace parte de nuestro especial:

ESPECIAL II: Investigamos otras cuatro denuncias de abuso policial y judicial en el Paro​

Sigan leyendo

Angie Chaparro: la estudiante que fue agredida por grabar una golpiza de la Policía

En Madrid, Cundinamarca, sigue brillando la luz de Brayan Niño, joven que habría sido asesinado por el Esmad