¡Pacifista! presenta: Divergentes, las voces de la movilización en Colombia
Leer

¡Pacifista! presenta: Divergentes, las voces de la movilización en Colombia

Colaborador ¡Pacifista! - Marzo 6, 2018

Hoy comienza Divergentes, nuestro proyecto para reconocer el trabajo de las organizaciones sociales colombianas y visibilizar la movilización social en el país.

Compartir
Foto por Santiago Mesa.

Este artículo hace parte de Divergentes, un proyecto sobre movilización y organizaciones sociales. Para ver todos los contenidos haga clic acá.

No se necesitan números para saber que Colombia es un país insatisfecho. Las carencias y el inconformismo se sienten en la piel sin hacer gran esfuerzo, mucho más en momentos como estos en los que estamos a días de las elecciones Legislativas y a semanas de las Presidenciales. Sin embargo, si quisiéramos medirla, basta con ver los datos del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes para entender que sus dimensiones son apabullantes:

El 56 por ciento de los colombianos no confía en el Congreso.

El 54 por ciento de los colombianos no confía en el sistema de justicia.

El 56 por ciento de los colombianos no confía en la Corte Constitucional.

El 57 por ciento de los colombianos no confía en las elecciones.

El 75 por ciento de los colombianos no confía en los partidos políticos.

Solo el 5 por ciento de los colombianos tiene un ingreso mayor a $ 2’000.000.

El 71 por ciento de los colombianos cree que faltan políticas para reducir la desigualdad de ingresos.

Si este listado de cifras aún no es suficiente, el panorama empeora si se tiene en cuenta que dos de cada tres colombianos están insatisfechos con la democracia. Es decir: más de media nación no tiene fe, precisamente, en la nación.

Y frente a esto no parecemos precisamente un país sorprendido. Ni alarmado. Las cifras hasta familiares suenan mientras abundan las quejas sobre la pobreza, la violencia, la corrupción o el abuso de poder. Males que a veces, sencillamente, parecen parte inevitable de Colombia.

Al preguntarnos por las razones, quizá obligatoriamente tengamos que mirar al conflicto armado que hemos padecido y que se ha extendido por décadas ocultando la posibilidad de hacernos cargo como país de tantos otros temas: la inequidad salarial, la discriminación, el acceso a la salud, el mal uso de los recursos naturales. ¿Cómo se lucha por otros derechos cuando el derecho más fundamental, la vida misma, no está garantizado?.

La desconfianza de la gente, sin embargo, no ha impedido que personas en todo el país hayan encontrado la manera de sobreponerse a la urgencia de la guerra y trabajar por causas diversas. Así, han surgido en todo el territorio organizaciones que defienden las luchas que no llegan a la agenda pública. Gente de a pie que poco a poco ha cambiado las condiciones de los olvidados por la institucionalidad. Son ellos los que se han separado de las líneas trazadas por la politiquería y los intereses económicos. Los que construyen su futuro y el de otros a pulso. Los divergentes.

Y los divergentes están creciendo. Lo demuestra un informe de la Fundación Ideas para la Paz publicado en octubre de 2017 que analiza las movilizaciones en el país desde 2013 hasta junio de 2017. Según el documento, las marchas, paros y huelgas han aumentado en un 91 por ciento en cuatro años: mientras en 2013 hubo 294 movilizaciones, fueron 561 las que se realizaron en 2016. La mayoría de ellas tuvieron que ver con la demanda de garantías laborales, peticiones de servicios y bienes públicos, inconformismo con el Gobierno, asuntos de tierra o vivienda y la demanda de garantías de justicia o seguridad. En resumen, el documento da cuenta de una sociedad que si bien vive descreída de sus instituciones, está cada vez más dispuesta a exigir sus derechos públicamente y movilizarse para lograrlo.

Y eso es evidente.

Solo en 2017, tuvieron lugar el paro cívico en Chocó, el paro de pilotos de Avianca, importantes marchas antitaurinas, las manifestaciones de campesinos en Tumaco, uno de los paros de maestros más largos hasta la fecha, la Gran Minga Nacional convocada por organizaciones indígenas de todo el país y las marchas por toda Colombia que le exigían al Gobierno implementar el Acuerdo de Paz con las Farc.

En medio de cada una de esas marchas, ha habido docenas de líderes y grupos de gente que buscan cambios. Todas esas movilizaciones han sido impulsadas por organizaciones que convocan o que terminan consolidándose ante la necesidad de marchar y protestar. Son fundaciones, ONGs, colectivos y todo tipo de agrupaciones que luchan por los intereses de distintos sectores de la población lejos de las agendas de movimientos y figuras políticas, y a las que lastimosamente, en ciertos casos, no les ha faltado la estigmatización.

Divergentes es un proyecto que nace de ¡Pacifista! con la intención de ser un espacio de reconocimiento de esas luchas y de las personas que las han puesto en marcha. Su propósito es darle forma al mapa de las movilizaciones en Colombia: mostrar que sin importar las distancias o las particularidades de los territorios, siempre hay voces que luchan por mejores futuros allí donde las injusticias y las necesidades a veces ahogan la esperanza de comunidades enteras.

Es el momento. Ahora, con el fin del conflicto con las Farc, empieza un tiempo en el que muchas de esas voces que habían sido calladas por la violencia, por fin pueden empezar a hablar y hacer resonar sus exigencias por todo el territorio. Divergentes será una plataforma de contenido para que esas nuevas voces tengan un espacio de visibilización y servirá para hacer eco de sus discursos.

Desde hoy, Divergentes se encargará de hablar de la agenda nacional y de los temas de coyuntura desde el punto de vista de las organizaciones y de la movilización ciudadana, además de explicar cuáles han sido los momentos cruciales en luchas como la afro, la de las mujeres, la de las víctimas, las de los indígenas, entre muchas otras.

El proyecto contará con un mapa interactivo en el que todos ustedes podrán encontrar el panorama de las organizaciones sociales en el país: quiénes son, qué hacen, cómo contactarlas, cuáles han sido las luchas que han dado y cómo hoy las siguen dando.

Son y serán todos ellos los protagonistas de Divergentes. Los invitamos a que nos acompañen en esta nueva aventura.