La beca para construir paz que dividió a los estudiantes de Los Andes | ¡PACIFISTA!
La beca para construir paz que dividió a los estudiantes de Los Andes
Leer

La beca para construir paz que dividió a los estudiantes de Los Andes

Staff ¡Pacifista! - Abril 1, 2016

Mientras algunos buscan financiar los estudios de un desmovilizado, un miembro de la Fuerza Pública y una víctima, otros dicen que hay intereses para favorecer el proceso de paz.

Compartir

Un grupo de 20 estudiantes de la Universidad de los Andes decidió transformar una beca en una iniciativa de paz. LíderAndes, un estímulo que cubre el valor de la matrícula de estudiantes con “cualidades sobresalientes de liderazgo”, patrocinará en el segundo semestre de este año a un desmovilizado, un miembro de la Fuerza Pública y una víctima del conflicto armado para que estudien en la nueva maestría en Construcción de Paz de esa universidad.

La beca se creó hace dos años, por iniciativa de un grupo de estudiantes, para financiar la carrera de jóvenes que, por su capacidad económica, no pueden pagar la matrícula en Los Andes. Por cada peso que los estudiantes logran recaudar, la universidad aporta otro. En 2015 consiguieron $145 millones, lo suficiente para cubrir una carrera.

En principio, la idea de este año era becar a un desmovilizado para que hiciera un pregrado en la universidad. Pero se revaluó porque no se consiguió un grupo de selección suficiente. Los estándares académicos de Los Andes resultaban muy altos para los promedios que muchos excombatientes obtenían en la prueba Saber 11.

Además, algunos estudiantes se oponían. Luisa Lafaurie, presidenta del Consejo Estudiantil Uniandino (CEU)*, dice que el hecho de que la beca fuera solo para desmovilizados era “una discriminación. ¿Por qué un exguerrillero y no una víctima?, ¿por qué una víctima y no un negro?”.

Entonces, para darle cabida a más gente, la beca cambió de forma: está dirigida a tres personas cuyo único perfil específico es que sean víctimas, desmovilizados o miembros de la Fuerza Pública. Se escogió a la maestría en Construcción de Paz porque permite el ingreso de todo tipo de profesionales.

La maestría es nueva en la universidad. Inició este año y no está destinada a una unidad académica en especial, pues es de carácter interdisciplinar. Por ahora, cuenta con 19 unidades académicas.

(Vea también: ¿Se necesita una maestría para construir la paz?)

Para Angelika Rettberg, directora de la maestría, es importante que diferentes actores del conflicto armado puedan “encontrarse en una universidad, donde con calma, prudencia y serenidad se debatan los diferentes argumentos sobre las diferentes experiencias”.

Rettberg cree que “este es un formato muy atrevido. Que los estudiantes de la Universidad de los Andes, considerada la más elitista del país, logren producir becas para que en el aula se encuentren personas víctimas, desmovilizadas y de la Fuerza Pública es poderosísimo”.

Pero no todos los estudiantes están de acuerdo. Luisa Lafaurie dice que le gusta que ahora se hable de tres beneficiarios, pero que “en un ambiente de polarización el tema de la paz es candela. Esto se va a convertir en una discusión para convencernos de ciertos ideales”. Añade que “a pesar de que LíderAndes diga que no tiene nada que ver con el proceso de paz, ¿cómo vas a convencer a la gente de eso si (el presidente) Santos hizo parte de la inauguración de la maestría?”. Sin embargo, en LiderAndes aseguran que la beca “es una iniciativa estudiantil voluntaria que no tiene ningún lineamiento político”.

A pesar de que haya inconformidades, la beca sigue en pie. Más de 120 estudiantes voluntarios se apuntaron a la recolección de dinero para alcanzar la meta. Cada uno de los voluntarios espera recaudar $500 mil hasta llegar a $55 millones, para que la universidad ponga el equivalente. También se puede donar a través de su página web.

 

*La opiniones presentadas por Lafourie no representan las del CEU.