Estos son los únicos municipios de Antioquia donde Uribe no es el rey
Leer

Estos son los únicos municipios de Antioquia donde Uribe no es el rey

Juan Pablo Sepúlveda - Junio 26, 2018

Las elecciones demostraron que son como islas en un inmenso mar uribista

Compartir
Manifestación en Medellín a favor de los Acuerdos de Paz en 2016 después del triunfo del ‘No’ en el plebiscito. La consigna de la jornada fue: ‘Antioquia no es Uribe’.  | Foto: Twitter

No se puede negar que Antioquia es un fortín uribista. Este departamento no solo es la cuna del expresidente y exgobernador Álvaro Uribe, quien nació en Medellín, sino que ha sido un sustento para su ideología y su política: basta con ver los registros de votos en las que han participado él y sus ungidos políticos. Como asegura Max Yuri Gil, sociólogo y profesor de Ciencia Política de la Universidad de Antioquia, este departamento es ‘el bastión de las propuestas de derecha’ en Colombia.

El departamento antioqueño fue clave para las últimas elecciones presidenciales. Tiene un potencial electoral de 4′ 727.000, con lo que es después de Bogotá la región con más cantidad de votantes habilitados en el país. Casi un millón de personas votaron en Antioquia en la consulta de derecha que encontró a Iván Duque como el candidato del uribismo. En la primera vuelta presidencial, 1’367.000 personas escogieron a Iván Duque, y en segunda, su votación fue de un 1’844.000 sufragios, frente a 558.000 de Gustavo Petro. Al final del conteo de votos nacional, la diferencia entre el candidato del Centro Democrático y el de la Colombia Humana fue de 2’339.000 votos y solo en Medellín estuvo casi el 20 % de esa diferencia.

No obstante, en estas elecciones no en toda Antioquia ganó Duque. Aunque en algunos municipios la votación a su favor fue superior al 90 %, en otros, como en Carepa, la elección estuvo pareja y la diferencia fue de un punto porcentual. También hubo cinco municipios en los que el ganador fue Gustavo Petro –cinco entre un total de 125 municipios–, casos aislados que representan una excepción dentro del sentir político del departamento. Sin embargo, ¿qué razones podríamos encontrar detrás de esto? Veamos municipio por municipio:

Vigía del Fuerte

Vigía del Fuerte queda en el occidente antioqueño y la mayoría de su población es afro. También tiene cinco resguardos indígenas en su territorio: el de El Salado, el de Guaguandó, el de Jengado Apartadó, Murri – Pantanos y el de Río Jarapeto. Entre 1990 y 2013 sufrió 16 acciones de conflicto armado, incluyendo una gran incursión paramilitar y un ataque de las Farc en el 2000 que dejó a 20 personas muertas entre civiles y policías. En la actualidad hay un Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR), resultado del Acuerdo de Paz con las Farc.

Aquí Petro obtuvo el 62 % de la votación, mientras que Duque llegó al 34 %. En la primera vuelta había ganado Sergio Fajardo. Hace cuatro años, en este pueblo, Juan Manuel Santos le ganó también a quien era el candidato de Uribe y el Centro Democrático: Óscar Iván Zuluaga.

Segovia

Este municipio minero ha producido históricamente grandes rentas por la extracción de oro, y por esto ha sido atractivo para la presencia de grupos armados como los guerrilleros y los paramilitares. En noviembre de 1988 ocurrió una de las peores masacres del conflicto colombiano, cuando grupos de las autodefensas, bajo órdenes de Fidel Castaño y con complicidad de la Fuerza Pública, mataron a 46 personas y dejaron heridas a 43. En esa época, la Unión Patriótica había ganado las elecciones municipales y el ataque de los paramilitares tuvo como motivación la eliminación de militantes y personas afines a este grupo político.

El pasado 17 de junio, Petro obtuvo el 54 % de los votos, y Duque el 36 %. En primera vuelta, el ganador había sido Sergio Fajardo, y en 2014, Juan Manuel Santos.

Chigorodó

El Urabá antioqueño ha sido, y es todavía, una zona que se carateriza por sus rutas de tráfico de drogas ilícitas y de armas. Esto ha hecho que en la zona hagan presencia grupos al margen de la ley, y que sea la población civil la que sienta el rigor de la violencia. Chigorodó tiene registros de reclutamiento de menores de edad por parte de las AUC, además de masacres realizadas por paramilitares en 1992, 1995, 1996 y 1999, que acabaron con la vida de 35 personas con complicidad de autoridades civiles y militares. También, en 2002, un cilindro-bomba de las Farc mató a ocho civiles.

En este municipio, en la primera vuelta, el ganador fue Duque, pero en segunda Petro lo superó por un punto porcentual con 48 % de las votaciones. En las presidenciales de 2014, aquí también Santos derrotó a Zuluaga.

 Murindó

Este municipio queda en el occidente de Antioquia, y es contíguo a Vigía del Fuerte. En este momento tiene presencia del Clan del Golfo y del ELN, además de 500 hectáreas sembradas de coca, según la Defensoría del Pueblo. En los años 90, los enfrentamientos entre el Bloque Élmer Cárdenas de las autodefensas y las Farc generaron desplazamientos masivos. Este mismo grupo paramilitar torturó y asesinó a cinco campesinos Murindó en diciembre de 1997.

Como en la primera vuelta, el ganador fue Petro, quien con el 87 por ciento de la votación –frente al 11 por ciento por Duque– fue el municipio antioqueño en donde hubo más diferencia a favor del candidato de izquierda. Santos, en 2014, también derrotó a Zuluaga.

Apartadó

En este municipio sucedió un episodio que junto a otras graves masacres ha manchado de sangre la historia del departamento: en febrero de 2005, fueron asesinadas y descuartizadas ocho personas, y sus restos fueron abandonados a la orilla de un río. Esta acción fue cometida, al parecer, por grupos de autodefensa con ayuda de miembros del Ejército, aunque todavía no se ha esclarecido toda la verdad. La vereda San José de Apartadó, en la zona rural del municipio, se declaró en 1997 ‘comunidad en paz y neutral’, y desde entonces hasta 2017, sufrió más de 300 asesinatos.

En Apartadó Petro tuvo el 49 por ciento de los votos y Duque , el 45 por ciento. Sí, adivinen… aquí también Óscar Iván Zuluaga fue derrotado por Santos hace cuatro años.