“Si sumercé habla de amor y sexo le va mejor”: Andrea Echeverri, del ‘Bolero falaz’ a cantar sobre las grietas de Colombia | ¡PACIFISTA!
“Si sumercé habla de amor y sexo le va mejor”: Andrea Echeverri, del ‘Bolero falaz’ a cantar sobre  las grietas de Colombia Ilustración: AN para Pacifista!
Leer

“Si sumercé habla de amor y sexo le va mejor”: Andrea Echeverri, del ‘Bolero falaz’ a cantar sobre las grietas de Colombia

Laura Alejandra Moreno - Diciembre 13, 2020

La cantante bogotana interpretó las canciones que hablan de la mujer colombiana, del conflicto armado y de la violencia que ha sufrido el país.

Compartir

“La Comisión de la Verdad me inspira una cantidad de temas espinosos y difíciles que están en mis canciones”. En una mezcla entre conversatorio y concierto, Andrea Echeverri, vocalista de  Aterciopelados, participó en el espacio de la Comisión de la Verdad ‘La música cuenta la verdad’. La artista habló con Tania Rodríguez, directora de territorios en la Comisión, sobre sus canciones y las distintas realidades del país que se reflejan en ellas.

Echeverri estuvo acompañada de las Áñez, el dueto de gemelas que la acompañó en su álbum ‘Reluciente, Rechinante y Aterciopelado’. Juntas interpretaron ‘El fusil y la corbata’, una introducción para hablar de la violencia sexual dentro y fuera del conflicto armado.

Para Andrea, la sexualización de las mujeres en los medios desencadena una serie de comportamientos machistas que resultan en violencia. “¿Qué vemos alrededor? Sexualidad y violencia que perpetúan conductas y estereotipos, y generan violencia hacia la mujer, no estamos a la venta”, reclamó. Y como lo dice ‘El fusil y la corbata’: “sexualidad desbordada, violencia descontrolada”, en los territorios con presencia de los actores armados del conflicto, la mujer sexualizada es vista por ellos como un botín de guerra.

Las artistas también interpretaron ‘Nada que ver’ y ‘Florence’, que con sus letras motivan la independencia de la mujer, la colectividad, la sororidad y el rechazo a la dominación patriarcal. ‘Florence’ la compuso  en medio de la lectura del libro ‘Conversaciones con Violeta: historia de una revolución inacabada’ de la activista por los derechos de la mujer y feminista Florence Thomas.

Andrea contó que está canción la escribió en medio de una tusa, un tiempo en el que aprendió a valorar su independencia. Y muy cerca de eso, para Tatiana, están las mujeres que a través del dolor han resurgido y encontrado su valor, las madres de los desaparecidos, las madres cabezas de hogar, las mujeres que han perdido a sus seres queridos a manos del conflicto… “Es que, mujeres verracas, las colombianas”, señaló Andrea con fuerza. 

Y para seguir hablando de la resistencia de las mujeres interpretó también ‘Mamitas’, una canción que rinde un homenaje a la lucha de las madres de las víctimas de los falsos positivos y hace una mención especial a los catorce jóvenes de Soacha que desaparecieron de sus hogares en 2008 y que fueron asesinados por el Ejército como N.N. “Todas somos mamitas y no queremos parir para en esta guerra nuestros hijos ver morir”, dice su canción.

 

Andrea reconoce que  compone desde el privilegio, pero sus letras hablan del dolor y los problemas que, por años, muchos años, han desangrado al país. Con la canción ‘Untados’ reclama la corrupción y ambición de todos, de los políticos y de los de cuello blanco, sobre todo.

 

De los desaparecidos, del desplazamiento forzado, de las personas que tuvieron que salir de sus territorios, que fueron obligados a dejar sus muertos, habla en su canción ‘Errante diamante’: “yo me fui porque me tocó, pero allí dejé mi corazón”, dice el coro. “Hay gente que prefiere estar al margen, que escoge algo más exitoso, si sumercé habla de amor y sexo le va mejor, pero es inevitable no escribir esto, no sentirlo”, respondió Andrea cuando le preguntaron sus razones para escribir estas canciones.

 

 

“Es más fácil que ‘Bolero falaz’ sea un éxito en la radio, pero sobre esto también hay que escribir”, explicó Andrea antes de cantar ‘Errante diamante’. Como estas son muchas sus canciones de protesta y resistencia que cuentan la verdad de Colombia a través de la música.