El mensaje de “Karina” y “Samir” a las víctimas de La Chinita | ¡PACIFISTA!
El mensaje de “Karina” y “Samir” a las víctimas de La Chinita
Leer

El mensaje de “Karina” y “Samir” a las víctimas de La Chinita

Juan David Ortíz Franco - Enero 22, 2016

Dos de los guerrilleros más emblemáticos de Urabá, hoy desmovilizados, enviaron un mensaje a los familiares de 35 personas asesinadas por las Farc en 1994.

Compartir
“Samir” y “Karina” están recluidos en la Brigada XVII de Carepa. Ambos se desmovilizaron en 2008 y fueron declarados “gestores de paz”. Integraron el V frente de las Farc, responsable de la muerte de 35 personas en Apartadó el 23 de enero de 1994.

 

Una mujer del barrio Obrero, en Apartadó, dice que fue una guerrillera fuerte y con voz de mando quien comandó la masacre. Ese día, el 23 de enero de 1994, una cuadrilla del V frente de las Farc disparó contra un grupo de personas que participaba en una fiesta popular en ese sector; una invasión conocida como La Chinita donde vivían cientos de trabajadores bananeros y varios desmovilizados del EPL. Murieron 35 personas. Se dijo entonces que las Farc pretendían cobrarles a los antiguos guerrilleros su traición a la lucha revolucionaria.

Esa habitante del barrio, como muchos otros sobrevivientes, asegura que esa mujer, la persona que comandó la matanza, fue Elda Neyis Mosquera, alias “Karina”, la jefe guerrillera que se desmovilizó en 2008 para convertirse en “gestora de paz”, como la llamó el expresidente Álvaro Uribe.

Hoy permanece recluida en la brigada XVII de Carepa, muy cerca de Apartadó. Paga una sentencia de ocho años —a la que fue condenada en el marco de Justicia y Paz— en un apartamento de esa unidad militar y sigue negando su participación en la masacre.

Junto a Danis Daniel Sierra Martínez, alias “Samir”, otro de los desertores de las Farc declarado “gestor de paz” por el gobierno Uribe, también recluido en ese lugar, ofreció su versión y envió un mensaje a los sobrevivientes que, el próximo sábado, conmemorarán los 22 años de la muerte de sus amigos y familiares.

“Karina” y “Samir” comparten un galpón de pollos que hoy está vacío y un corredor que sirve como sala de recibo de sus casas. Coinciden en muchas de sus posturas sobre el proceso de paz, la situación actual de las Farc y en que ninguno de los dos tuvo que ver con la masacre.

Sin embargo, los dos exguerrilleros, que aseguran ser considerados traidores por las Farc, respondieron a la carta que hace dos semanas enviaron las víctimas a los negociadores de esa guerrilla pidiendo que aceptaran su responsabilidad en los hechos y pidieran perdón.

“Una masacre absurda”

“Karina” y “Samir” coinciden en que la masacre fue una acción inconsulta de “Mario Vélez”, un mando medio del V frente. Según esa versión, el guerrillero decidió, por su cuenta, tomar venganza contra los desmovilizados del EPL por la muerte de su hermano en uno de los tantos combates de las Farc contra esa agrupación por el control de Urabá.

“Eran dos hermanos, ‘Mario’ y ‘Carlos’. Estaban juntos y en un combate que hubo con el EPL dieron de baja a ‘Carlos’. Desde ese momento ‘Mario’ guardó su venganza contra todo lo que olía a EPL. El día de esa masacre le dijo a ‘Nicolás Gómez’ el jefe de milicias en Urabá, que iba a cumplir una orden a La Chinita. ‘Nicolás’ le creyó, le entregó un personal, recogieron a estas personas y las masacraron”, dice “Samir”.

Esa versión la han entregado ambos en las audiencias que se les adelantan en el marco del proceso de Justicia y Paz. También se lo han dicho directamente a las víctimas que, sin embargo, no olvidan a la mujer que comandó la masacre, tampoco olvidan que casi un mes antes, muy cerca de la Navidad de 1993, circuló en el barrio un panfleto en el que se decía que no alcanzarían los ataúdes para enterrar a los muertos.

Vea también: La Chinita y el amargo recuerdo de una amenaza en Navidad

Hoy, más allá de las versiones encontradas y de una verdad que para las víctimas aún está pendiente, los exguerrilleros quisieron responder al llamado que les hizo la comunidad para la conmemoración.

“Yo aporto mi parte porque eso fue lo que conocí teniendo en cuenta que en esa época estaba en el frente 58, pero fue un tema supremamente reconocido por todos los combatientes. ‘Mario’ fue castigado, pero se salvó de que lo fusilaran porque su familia era muy querida en las Farc, aunque mucha gente no estaba de acuerdo. Me llena mucho de tristeza porque se está conmemorando a las víctimas de una masacre absurda. A esas familias, especialmente, una voz de condolencia y les recordamos que estamos dispuestos las veces que quieran a interactuar con ellos para ayudar a construir esa verdad”, dice Samir.

‘Iván Márquez’ nos mostró la portada de la revista Semana en que salió el entierro de todas esas personas, nos dijo que era doloroso.

“Karina”, por su parte, asegura que para la época de la masacre estaba con la unidad que comandaba cerca del municipio de Mutatá, también en Urabá. Dice que se enteró por la radio y que, después, en una conferencia citada por “Iván Márquez” con la presencia de varios comandantes del Bloque José María Córdova, del que hacía parte el V frente, conoció los detalles sobre lo que sucedió en Apartadó.

“Fue en una conferencia en la vereda Porroso. Estaba el bloque reunido, había gente del 5 del 34 y del 57. ‘Iván Márquez’ nos mostró la portada de la revista Semana en que salió el entierro de todas esas personas, nos dijo que era doloroso y nos narró quién había cometido eso y por qué lo había hecho. Nos dijo que en esa zona sí había algunas personas que eran objetivo militar de las Farc, pero que esos ajusticiamientos debían hacerse selectivamente y no colectivamente”, afirma la exguerrillera.

Vea también: La carta de las víctimas de La Chinita a las Farc

En su mensaje a las víctimas, Karina pide perdón. Dice que si bien no asume la responsabilidad directa, sí lo hace por haber integrado la guerrilla y el frente que cometió la masacre. “Este sábado se celebra otro aniversario más de ese doloroso acontecimiento, de algo que no debió haber pasado. Lamentablemente, en un país en conflicto se dan estos hechos dolorosos y absurdos. Quiero mandarles un mensaje a las víctimas con todo mi corazón: los invito para que juntos tomemos el camino de la reconciliación y emprendamos el camino de la construcción de un futuro mejor para nuestros hijos y nuestros nietos”, dice “Karina”.

___________

Espere en una próxima entrega la historia de “Karina”, su visión sobre el proceso de negociación, su papel como “gestora de paz” y su reclusión en la brigada de los hombres a los que combatió cuando estuvo en la guerra.