¿Dónde están Iván Márquez, el Paisa y Romaña? Esto es lo que sabemos
Leer

¿Dónde están Iván Márquez, el Paisa y Romaña? Esto es lo que sabemos

Staff ¡Pacifista! - Agosto 31, 2018

Los tres exjefes de las Farc han manifestado en diferentes ocasiones que no hay garantías para la reincorporación de la antigua guerrilla.

Compartir

En las últimas horas se conoció que Henry Castellanos, más conocido como ‘Romaña’, se encontraba en Arauca “monitoreando un proyecto productivo”. El jueves pasado le solicitó a su esquema de protección que se dividiera y luego se trasladó a la vereda El Diamante con otros excombatientes. Luego, según nos contaron fuentes del gobierno, le mandó un mensaje a los directivos del partido político de la Farc y abandonó la zona con su esposa, pidiéndole a sus escoltas que regresaran a Bogotá.

El gobierno no tiene certezas sobre su paradero, tampoco sobre Iván Márquez y alias ‘El Paisa’, quienes permanecen en el anonimato desde el pasado 9 de agosto, cuando abandonaron la zona de reincorporación de las Farc en Caquetá. Una de las hipótesis de la autoridades, que incluso conoce Iván Duque, es que Márquez, ‘El Paisa’ y Romaña podrían estar en la disidencia de ‘Iván Mordisco’, pero hasta el momento no hay hechos que la sustenten. Tanto Márquez como ‘Romaña’ estaban citados a una reunión de la dirección colegiada del partido de la Farc en Bogotá, pero hasta el cierre de esta edición no se presentaron en la reunión.

Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, explicó que el órgano competente para determinar la ubicación de ‘Romaña’, Márquez y ‘El Paisa’ es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), y que si este organismo los llama tienen la obligación de presentarse. Si no se presentan a la JEP, pasarían a la justicia ordinaria y, desde este campo, se podrían dictar nuevas órdenes de captura. También, si uno de ellos quisiera abandonar el país, tendría que pedir un permiso especial a la JEP, y hasta el momento ninguno de los abogados de estas tres personas lo ha hecho. Si abandonaran el país sin este permiso, perderían el régimen de condicionalidad que les otorga la JEP, y se quedarían sin sus beneficios judiciales.

¿Cuáles pueden ser las razones por las que estos tres excombatientes abandonaron sus esquemas de seguridad y se “desaparecieron”? Esto es lo que sabemos hasta ahora.

‘Romaña’

Alias Romaña. Foto: Youtube

Henry Castellanos, alias ‘Edison Romaña’, es uno de los hombres más conocidos en la antigua guerrilla de las Farc. Mediáticamente se le conoce por inventar, como comandante del Bloque Oriental de la guerrilla, las famosas “pescas milagrosas”. También es uno de los excombatientes con más trayectoria, pues ingresó en la década de los ochenta. Después de la firma del Acuerdo de Paz, su rol en el posconflicto ha generado varias dudas. En octubre de 2017, en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tumaco, donde Romaña se encontraba, el Ejército capturó a Aldemar Ruano, alias ‘Don Ti’, acusado por narcotráfico. Romaña era el comandante a cargo del ETCR y, después del operativo, 150 hombres salieron de la zona, rechazando el operativo de la Fuerza Pública.

La voz de Romaña ha sido una de las más críticas frente a la implementación del Acuerdo de Paz. El excomandante de las Farc señaló varias veces que el gobierno incumplió con los proyectos productivos para los excombatientes y cuestionó al Ejército por realizar operaciones en la zona donde se llevaba a cabo la reincorporación. Ya en febrero de 2018, Romaña estuvo en el ojo del huracán por el escándalo de la cadena de tiendas Supercundi. Según la Fiscalía, los socios de esa cadena (Norberto, Uriel y Edna Mora) fueron testaferros de las Farc y lavaron el dinero de alias ‘Romaña’, quien rechazó esta denuncia y negó tener conocimiento sobre los socios de Supercundi.

Después de este escándalo, Romaña desapareció unos meses de la ETCR de Tumaco y se trasladó a Meta donde, según dijo, trabajó como agricultor. En ese entonces, Romaña explicó que tomó la decisión de abandonar Tumaco con cerca de 60 excombatientes porque los proyectos productivos estaban estancados y los alimentos que cultivaron, como la piña, el plátano y el maíz, no pudieron ser comercializarlos. En junio, la Fiscalía volvió a revelar información sobre el proceso de la cadena de supermercados Supercundi, y señaló que existen evidencias de que los dueños de esa empresa aumentaron irregularmente su patrimonio y, una vez más, los señalaron por ser presuntamente testaferros del frente 53 de las Farc.

Romaña prefirió guardar silencio por unas semanas, y un mes más tarde, en julio de este año, se conoció que la Unidad de Restitución de Tierras estaba revisando una denuncia interpuesta por un grupo de 50 campesinos de la vereda Ativa, Meta, donde, según ellos, Romaña los desplazó y se apropió de sus terrenos. Según Diomedes Machuca, uno de los campesinos afectados, en mayo de este año, en su casa unos hombres dejaron un panfleto en el que les solicitaron abandonar los terrenos, pues los había comprado Romaña, quien por esa época estuvo cultivando maíz.

Antes de abandonar el ETCR del Meta, Romaña había sido llamado, junto con otros 31 exjefes de las Farc, a la Salsa de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad en la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), para responder por los secuestros cometidos durante el conflicto armado. Sin embargo, solo cuatro exocomandantes estuvieron presentes en la audiencia de la JEP: Rodrigo Londoño (Timochenko), Carlos Antonio Lozada, Pablo Catatumbo y Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, quien asistió vía conferencia desde la cárcel. Para esa audiencia, Romaña le dio el poder a un abogado y no asistió.

Iván Márquez

Luciano Marín, más conocido como Iván Márquez, ha sido uno de los personajes más importantes de las Farc (ahora la Farc) y su cara más visible en los últimos años. Fue comandante del Bloque Caribe, miembro del secretariado y jefe negociador de esta guerrilla en los Diálogos de Paz con el gobierno en La Habana. Para varios excombatientes, incluso, Márquez es el número dos de las Farc, después de Rodrigo Londoño (Timochenko).

El Acuerdo de Paz que resultó de las negociaciones le dio a las Farc un espacio en la política y la posibilidad de fundar un partido y participar en elecciones. Con Timochenko como candidato presidencial, Márquez encabezaba la lista para el Senado por la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, y tenía una silla asegurada por las 10 curules en el Congreso que le otorgó el Acuerdo de Paz a este movimiento.

Márquez de todas formas hizo campaña en varias ciudades por el “Partido de la Rosa”, y recibió insultos y amenazas pero su camino hacia el Senado parecía despejado. Todo se empezó a torcer el 19 de abril, cuando anunció que se retiraría de manera temporal al ETCR de Miravalle, Caquetá, y alegó no tener garantías por parte del gobierno pero aseguró que de todas formas seguiría en el proceso de reincorporación. Esto coincidió con las capturas, el 9 de abril de alias Jesús Santrich y Marlon Marín (sobrino de Márquez), ambas por cargos de narcotráfico y con posibilidad de extradición a Estados Unidos. Marín accedió a dar información a la justicia estadounidense y, según una investigación de Noticias Caracol, podría estar delatando a su tío.

Ya desde Miravalle, Márquez se quejó de la captura y posible extradición de Santrich, del no cumplimiento del gobierno para arrancar con los proyectos combativos de los excombatienes y anunció que no se posesionaría como congresista: “Cómo hago yo —dijo— para ir el 20 de julio a ejercer como Senador y que me vayan a decir que soy un narcotraficante. Yo no estoy para esas cosas, prefiero dejar esa joda allá. Yo me voy a quedar aquí el tiempo que sea necesario hasta cuando vea que hay garantías, que esto va en serio(…) Es muy duro lo que estoy diciendo, porque esto equivale a decir que fracasó el Proceso de Paz en Colombia”.

El excomandante permaneció varios meses en Miravalle, hasta el 9 de julio, cuando le mandó una carta al al jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, denunciando unos supuestos operativos militares en la zona. Desde ese día se desconoce el paradero de Márquez y de alias ‘El Paisa’, que habría abandonado Miravalle con él después de que ambos renunciaran a sus esquemas de seguridad.

Estas son las últimas fotos que se conocen de Iván Márquez, ambas en el ETCR de Miravalle. En la de la izquierda lo acompañan ‘El Paisa’ y Pablo Catatumbo, y en la derecha Peter Tibber, embajador británico en Colombia.

 

Lo cierto es que Márquez tiene libertad de movimiento dentro de Colombia, y hasta ahora no se sabe que haya cometido ningún delito. No obstante, el comandante del Ejército Ricardo Gómez Nieto dijo que están tras la pista de Márquez y ‘El Paisa’, y que lo último que saben es que estaban en un área del sur de Putumayo o Caquetá. Por su parte, desde la Farc, Rodrigo Londoño, dijo que están en Caquetá, y que cualquier otra versión es una especulación.

‘El Paisa’

Iván Márquez (Izquierda) y el Paisa. Foto: Twitter

Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias “El paisa”, es uno de los hombres más visibles de la antigua guerrilla de las Farc, donde comandó la columna móvil Teófilo Forero, una de las más conflictivas – esta columna coordinó, por ejemplo, el secuestro y asesinato de 11 diputados del Valle del Cauca en 2002– . Después de la firma del Acuerdo de Paz, alias ‘El Paisa’ pasó a coordinar el ETCR de Miravalle, Caquetá, donde también fue crítico por la lentitud de la implementación del Acuerdo de Paz desde el gobierno nacional.

En octubre de 2017, Velásquez fue noticia en todos los medios de comunicación cuando se conoció que había abandonado el Espacio Territorial de Farc. La alerta pasó cuando Iván Márquez y Jesús Santrich hablaron con él y publicaron una foto en la que aparecen todos abrazados. Aunque al día de hoy no está claro por qué salió del ETCR, lo cierto es que regresó a Miravalle. Antes de que ocurriera este episodio, ‘El Paisa’ criticó la dirección que estaba tomando el naciente partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) y cuestionó las garantías que les brindaba el Acuerdo de Paz.

A pesar de las dificultades en la implementación de los Acuerdos, el compromiso de paz de la dirección de FARC en Miravalle es total pic.twitter.com/nH60ROCIlo

— Iván Márquez (@IvanMarquezFARC) 29 de octubre de 2017

Más tarde, en febrero de 2018, la Fiscalía anunció un proceso de extinción de dominio contra bienes que serían propiedad de Edison Romaña y ‘El Paisa’. En abril, el excomanante de la Columna móvil Teófilo Forero volvió a ser noticia por abandonar la zona de reincorporación en Miravalle. Según la información que en ese entonces habría otorgado Velásquez, solo aceptaría regresar al proceso si Jesús Santrich, procesado por narcotráfico, era liberado. Justo por esa época también se conoció públicamente que el sobrino de Iván Márquez, Marlon Marín, declararía ante la justicia norteamericana sobre los negocios ilícitos de las Farc.

En mayo, ‘El Paisa’ volvió a aparecer, esta vez desde Miraflores, en Guaviare, donde le envió un mensaje de solidaridad a Jesús Santrich, quien se había declarado en huelga de hambre. “Hermano no sabes cómo te extrañamos, particularmente Paquita y yo. Estamos contigo…Cuenta conmigo; voy hasta el final. Te pido tengas en cuenta la solicitud del expresidente Mujica y de personalidades como Álvaro Leyva e Iván Cepeda”, señaló Velásquez en su mensaje.

En julio, ‘El Paisa’ regresó a Caquetá con Iván Márquez, donde mantuvieron un periodo largo de silencio. Aparecieron una vez, alertando a la ONU sobre algunos sobrevuelos por parte de la Fuerza Pública en Caquetá. Según ellos, este tipo de operaciones estaban poniendo en riesgo la implementación de Acuerdo de Paz. “Esta novedad que revive ambientes de guerra que considerábamos superados”, señalaron en ese entonces.

Después de que Iván Márquez anunciara que no se posesionaría como senador de las Farc, ‘El Paisa’ no volvió a salir a la luz pública. El pasado 16 de agosto, el Consejo Político Nacional del partido Farc señalaron que tanto él como Iván Márquez se encontraban en la región de El Pato, Caquetá, totalmente incomunicados.