Venezuela Aid Live y Hands off Venezuela: la política vuelve a la música Collage: Juan Ruiz- ¡Pacifista!
Leer

Venezuela Aid Live y Hands off Venezuela: la política vuelve a la música

Staff ¡Pacifista! - Febrero 22, 2019

El concierto que pretende la entrada de ayuda humanitaria ha levantado polémicas y la pregunta por el lugar de lo político en la música.

Compartir

El Aid Live se recuerda como el concierto memorable de 1985 en el estadio Wembley en Londres. Con Queen y más de 15 horas de música en vivo se declaró el Día Mundial del Rock y se recaudaron más de 100 millones de dólares destinados a ayudas humanitarias para África.

Este evento revive este viernes en Cúcuta, a escasos pasos de la frontera con Venezuela. Ahora los ojos -y los oídos- del mundo estarán en este país. También porque a 300 metros, en territorio venezolano, hay otro concierto, y en simultáneo: se llama Hands off Venezuela (algo así como “quiten sus manos de Venezuela”). Este evento lo organizó Nicolás Maduro, y con el pretende hacer una ‘defensa de su territorio’ y también recaudar fondos, de acuerdo con el funcionario chavista Darío Vivas. Vivas también dijo que “lo que hagan al otro lado de la frontera es problema de ellos”.

La ‘competencia’ empieza este viernes en cada una de las fronteras. El Venezuela Aid Live busca recaudar 100 millones de dólares en 60 días para asistencia humanitaria. Contará con más de 30 artistas, entre quienes se destacan los colombianos Maluma, Reynaldo Armas y Carlos Vives. También habrán otros artistas internacionales como Miguel Bosé, Ricardo Montaner, Alejandro Sanz, Paulina Rubio, Maná y Juan Luis Guerra, entre otros.

El alcalde de Cúcuta, César Rojas, declaró día cívico. Además se aplicó Ley seca este viernes hasta las 6 de la tarde y se anunció alerta amarilla. Para el concierto se dio ingreso desde las 4 de la mañana, y los artistas se presentarán desde las 11 de la mañana hasta las 4 de la tarde en el Puente Internacional Tienditas, cuyo nombre pasará a ser Puente de la Unidad.

No solo quienes están en el evento podrán presenciar el Venezuela Aid Live,  MTV Latinoamérica y la señal internacional del canal español Antena 3 transmitirán en vivo y en directo el concierto.

La organización de este concierto con fines humanitarios abre la duda del lugar que tiene la música en el ámbito político: ¿hasta qué punto los artistas que se presentan lo están haciendo desde la neutralidad política y solo con el pueblo venezolano en mente?

Chuky García dijo en su más reciente columna en El Tiempo que toda ayuda humanitaria siempre tendrá un lado de ‘show’. Esta posición se refleja al otro lado de la frontera, a 300 metros, en el concierto organizado por el régimen chavista liderado por Nicolás Maduro.

Fernando Ocampo, el organizador de Venezuela Aid Live, menciona cuatro importantes razones para seguir con el evento. La primera es que es un concierto para salvar vidas; la segunda es que es un concierto para decirle al mundo que Venezuela tiene un problema que necesita la ayuda humanitaria; tercera, es un concierto de vida para pasar la ayuda humanitaria; y cuarta, es un concierto con hermandad.

¿El panorama es alentador? Maduro se niega a recibir la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos a Cúcuta al haber sido gestionada por Juan Guaidó (autodeclarado Presidente Encargado de Venezuela). El puente de Tienditas, situado en la frontera con Colombia, desde hace dos semanas está bloqueado por militares con camiones, contenedores de carga y otros obstáculos que impiden el paso de la ayuda humanitaria y, en general, el paso de cualquier vehículo.

El concierto pretende llamar la atención mundial sobre lo que está sucediendo en Venezuela y que la caravana de Guaidó pueda entrar la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos. Así lo afirmó a El Tiempo una mujer venezolana: “llegamos esta mañana, salimos desde las 5 de la mañana desde San Cristobal caminando y pidiendo dedo, como dicen aquí. Nosotros venimos a apoyar para el ingreso de la ayuda humanitaria. Claro, para el concierto obviamente vamos a estar. Pero lo que más nos interesa es la entrada. La entrada de la ayuda humanitaria”.

La participación de los 32 artistas demuestra, una vez más, la manera como la música puede volverse un vehículo político. Como todas las muestras culturales, la música da cuenta de una realidad política y social que permite expresar distintas posiciones frente a lo que sucede en el mundo. En el caso de los dos conciertos por Venezuela, la división está muy clara: quiénes están con Maduro y quiénes en contra de él. Aun así, el panorama no es tan sencillo: los intereses de Estados Unidos suelen levantar sospechas por su historial de intervencionismo que pocas veces ha beneficiado a los países que ocupan.

(También te puede interesar: “María Juliana Ruiz: entre el grito de la moda y los gritos de la política”).

Julio Correal, creador del festival Rock Al Parque, productor y empresario, nos cuenta que lo bueno que tienen este tipo de actividades es que los artistas se pueden expresar “sin tener que ostentar una posición política, sino más bien una posición humanitaria”. Desde su posición como empresario y su experiencia en los escenarios musicales piensa que la música dice cosas, pero dentro del contexto del concierto esto podría ser diferente: “el contexto de fondo es Trump gritando, Maduro gritando, es lo que no veo de la libertad”.

Correal agrega que “hay que esperar que suceda, de repente el concierto sucede y suceden cosas bellisímas, no ha sucedido el concierto. Entonces hablar del concierto sin que suceda pues yo creo que la estamos embarrando”.

Por otro lado, Héctor Buitrago, de la banda Aterciopelados, nos dijo que la participación en este tipo de eventos “depende de cada concierto, en este específicamente, en la situación de Venezuela en este momento se mezclan muchas cosas y por eso es tan delicado y tan complejo. Hay posiciones políticas, intereses políticos, intereses geopolíticos, incluso una tensión en donde se habla de enfrentamiento militar y mezclar la música ahí, me parece muy complicado, muy difícil. Incluso nosotros estuvimos invitados, pero no aceptamos”.

Aquí, continúa Buitrago, se pierde la esencia de la ayuda humanitaria porque esta puede convertirse en un ‘florero de llorente’, “incluso porque un bando quiere ingresar ayuda humanitaria y el otro bando no la quiere aceptar y esto puede pasar a la fuerza, irse a algo que implique fuerza, que implique pasar por encima de la soberanía de una nación”.

Las polémicas del Venezuela Aid Live

La mente detrás del concierto Venezuela Aid Live es Richard Branson, el magnate británico dueño del grupo Virgin. En diálogo con La W, Branson afirmó que su motivación para hacer el concierto fueron sus amigos venezolanos y colombianos, quienes le contaron de primera mano la crisis que se está viviendo en el país y la necesidad de ayuda humanitaria que tienen.

Asimismo, Branson afirmó tener ya experiencia en este tipo de conciertos, pues en el pasado realizó uno en Sudáfrica, de la mano de Nelson Mandela. Con el que se realizará este 22 de febrero en Cúcuta, Branson pretende generar presión en contra de Nicolás Maduro, y hacer llegar ayuda humanitaria a los venezolanos.

Tras la aparición de la propuesta de Branson, el legendario músico británico Roger Waters, ex integrante de Pink Floyd, sacó un video denunciando que el concierto no tiene nada que ver con ayuda humanitaria, sino que, por el contrario, es una estrategia de Branson en alianza con el gobierno de Estados Unidos para que el gobierno de ese país intervenga en Venezuela.

Waters denunció que el concierto no tiene como prioridad a la gente de Venezuela, su ayuda o su libertad. Además, afirmó que la situación en el país vecino no es tan crítica como nos han hecho creer, y que en realidad no hay una dictadura, ni encarcelamiento de la oposición o censura de la prensa.

Branson, en entrevista con CNN, respondió que “él (Waters) no entiende qué sucede en Venezuela, es uno de los pocos músicos en el mundo que, honestamente, no sabe de lo que habla”. Del mismo modo, Fonseca, uno de los artistas que participará en el concierto, agregó que éste no debía tener un tinte político sino uno humanitario.

En entrevista también con CNN, el artista colombiano afirmó: “no es un secreto para nadie, no es que nosotros estemos saliendo a revelar un secreto que esté pasando en Venezuela, sino que hay millones de venezolanos que desde diferentes lugares se encargan de que el mundo sepa lo que está pasando”. Es así como el concierto se desarrollará en medio de tensiones remarcadas, además, por el segundo concierto impulsado por Maduro en contra del primero.

Conciertos por causas humanitarias

Esta no es la única ocasión en la que la música se ha unido por una causa humanitaria. Antes del cambio de milenio, cuando los ojos del mundo no estaban en Venezuela, dos grandes eventos reunieron a artistas de talla internacional para buscar elevar la voz de los pueblos en necesidad.

Foto: USA for Africa.1985 fue un año difícil para África. No por lo que sucediera solo en esos 12 meses, sino por lo que viene sucediendo en este continente hace cientos de años: guerras, genocidios, hambre, corrupción y naciones extranjeras más interesadas en lo recursos de estas tierras que en los niños que estaban naciendo.

Distintos artistas se reunieron en dos iniciativas: el primer Live Aid y We are The World (USA for Africa). Ambos esfuerzos lograron recolectar fondos para causas humanitarias en África, y lograron mantenerse para, según sus descripciones, “seguir causando impacto en la vida de las personas”.

Live Aid consistió en dos conciertos simultáneos en Londres y Philadelphia, e incluyó lo que algunos medios describen como “el mejor concierto en la historia”. USA for Africa, en su momento, lanzó este sencillo:

La organización USA for Africa, en sus 33 años de historia,  ha recaudado más de 100 millones de dólares para ayudas humanitarias en África y para poblaciones dentro de Estados Unidos. Live Aid Africa recaudó, en 1985, 127 millones de dolares que también se destinaron en este continente.