La web en la que el conflicto armado es narrado por exguerrilleros y exparamilitares | ¡PACIFISTA!
La web en la que el conflicto armado es narrado por exguerrilleros y exparamilitares Mesa de narrativas de excombatientes.
Leer

La web en la que el conflicto armado es narrado por exguerrilleros y exparamilitares

María Camila Paladines - abril 14, 2021

El pasado martes 13 de abril, se celebró el lanzamiento de la página web ‘Narrativas de excombatientes de organizaciones insurgentes y paramilitares’ de la Comisión de la Verdad, el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) y la asociación ABC Paz.

Compartir

Entre principios de 2019 y finales de 2020, por primera vez, 30 exmiembros de diferentes grupos armados enemigos durante la guerra de más de 40 años, se sentaron en la misma mesa a aportar su verdad.

La idea de conversar entre excombatientes fue del exmilitante del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Carlos Arturo Velandia, ahora investigador y consultor sobre paz y conflictos. La iniciativa fue acogida por la Comisión de la Verdad, el Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ) y la asociación ABC Paz. Las reflexiones resultantes sobre lo que fue la guerra en Colombia entre, aproximadamente, 1990 y 2010, fueron presentadas el martes 13 de abril y están ahora disponibles en la página web Narrativas de excombatientes de organizaciones insurgentes y paramilitares’.

Lucía González, comisionada de la Comisión de la Verdad, destacó el valor del proceso:  “enriquece mucho la mirada del conflicto armado, en la medida en que es narrada y analizada desde las propias voces (de quienes estuvieron en medio de la guerra)”. “Cuando llegamos por primera vez a la mesa de narrativas de excombatientes, primera vez, sentí que estábamos llamados a continuar trabajando por la paz y la reconciliación de Colombia, y por esa razón acudí a la mesa”, relató José Matías Ortiz, excombatiente del Partido Revolucionario de Trabajadores, grupo armado que dejó las armas en 1991.

En la mesa de narrativas de excombatientes participaron: Vera Grabe, Gloria Quiceno, Luz Amparo Jiménez, Fabio Mariño y Álvaro Jiménez, del Movimiento 19 de Abril (M-19); Gabriel Barrios y José Matías Ortiz, del Partido Revolucionario de Trabajadores (PRT); Rodrigo Londoño, María Buendía, Gabriel Ángel y Sandra Ramírez, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc-Ep); Álvaro Villarraga, Raquel Vergara Álvarez, Francisco Caraballo e Ildefonso Henao, del Ejército de Liberación Popular (EPL); Alonso Ojeda Awad, Carlos Arturo Velandia, Medardo Correa y Fernando Hernández, del Ejército de Liberación Nacional (ELN); Luis Eduardo Celis de la Corriente de Renovación Socialista (CRS); Iván Roberto Duque (excomandante paramilitar que murió en días posteriores al proceso), José Eleazar Moreno (quien murió por Covid), Fredy Rendón Herrera, Edwar Cobos, Rodrigo Pérez Alzate, Nodier Giraldo, Luis Árlex Arango, Manuel de Jesús Pirabán, Óscar Montealegre, Óscar José Ospino y Jorge Iván Laverde, de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Entre los temas que se encuentran en la página web están las ideologías de cada grupo armado, las relaciones que establecieron con algunas personalidades o movimientos políticos, la combinación de las formas de lucha, las dinámicas territoriales, las políticas financieras de cada grupo, los daños a la sociedad y las culturas, los impactos en el cuerpo y la vida de las mujeres, y todo lo que implicaron los procesos de paz entre cada movimiento armado con los gobiernos de turno.

Para María Camila Moreno, directora del ICTJ Colombia, este proceso de diálogo deja al país “una reflexión, (construida) entre todos, sobre los procesos de paz, sobre lo que le falta a los procesos de paz, y una reflexión también, que a veces es un poco dolorosa, de por qué esta sociedad persiste en resolver los conflictos de manera violenta, cuando tenemos ya una experiencia acumulada”.

Además, Moreno manifestó que hubo un reconocimiento genuino y profundo del dolor que le causaron a las víctimas, pedidos de perdón hacia ellas y, al final, una imagen del gran abrazo entre todos y todas, que considera trascendental en la historia reciente del país. Terminó su intervención con una reflexión: “Si actores de la guerra, que se enfrentaron duramente en el conflicto pudieron darse ese abrazo ese día, en un gesto de reconciliación sincero, en un gesto con la mirada puesta en el futuro ¿Por qué otros actores de la sociedad, incluso quienes jamás han empuñado las armas, no pueden tener también la generosidad y la empatía para abrazar al otro, reconocer al otro y pensar que al final lo que queremos todos es un futuro de bienestar sin exclusiones, en un país en el que quepamos todos?”.

Así como la directora del ICTJ, Carlos Arturo Velandia, también envió un mensaje al país: “me produce una gran preocupación el alto grado de polarización, y de odio, y de rabia que hay en la gente que no se mata, es decir, gente que no tiene armas y que no están dispuestos a ir a la guerra (…) Ese tipo de rabia y ese tipo de polarización, sí puede ayudar a incendiar nuevamente el país y eso hay que evitarlo”.

Según Francisco Caraballo, excomandante del EPL, es conveniente la reflexión de cada excombatiente, desde sus posturas ideológicas, políticas y culturas, para lograr reconocer “realmente, las causas profundas de las violencias en Colombia”. En esa misma línea, Gloria Quiceno, quien hizo parte de las filas del M-19, dijo: “de pronto todavía no es el momento de que todas las verdades salgan a flote, pero iniciamos el proceso y eso va a ser fundamental para entender nuestro futuro”.

Para Luis Celis, quien militó en la CRS, esta mesa fue una oportunidad para escuchar y aprender de los otros excombatientes sobre el trasegar del conflicto armado. Espera que continúen este ejercicio en las regiones y, además, aseguró que “podemos seguir hablando y podemos seguir pensando cómo trabajar por este país que requiere de mucha verdad, de muchos diálogos difíciles, y, sobre todo, de crear condiciones para que podamos vivir en paz“.

Óscar Ospino, excomandante de las AUC, rescató que entre lo más valioso del proceso fue “reconocer en los que fueron nuestros enemigos en la guerra, unos seres humanos llenos de paz, llenos de esperanza”.

Según Gabriel Ángel, excombatiente de las Farc, la experiencia fue aleccionadora y le sirvió para descubrir que todos los actores involucrados “eran y son seres humanos, es decir, personas que tienen unas ideas, unos sentimientos, unos afectos, y que, de alguna manera, su experiencia de vida los condujo a la guerra”. Para él, esta iniciativa debería ser un ejemplo para que los sectores que hoy siguen enfrentados entiendan que el diálogo y el intercambio respetuoso de ideas puede conducir a la reconfiguración de un mejor país.

Desde el 1 de enero de 1985 hasta el 28 de febrero de 2021, 9 millones 113.500 personas han sido reconocidas como víctimas del conflicto armado, según datos del Registro Único de Víctimas (RUV). Esta página web, que es el primer producto de esta mesa que reúne a los excombatientes, es una radiografía de las atrocidades del conflicto y se convierte en la esperanza de que la guerra finalice y no se repita.