¿Por qué son importantes las conferencias de las Farc? | ¡PACIFISTA!
¿Por qué son importantes las conferencias de las Farc?
Leer

¿Por qué son importantes las conferencias de las Farc?

Staff ¡Pacifista! - Febrero 3, 2016

Las últimas declaraciones de esa guerrilla apuntan a que su décima y última gran reunión está a la vuelta de la esquina.

Compartir
Desde 1965, las Farc han realizado nueve conferencias.

 

Hace casi una década que el grueso de los comandantes de las Farc no se reúne. Desde entonces, la presión del Ejército ha hecho imposible la realización de la décima conferencia, e incluso se dice que la novena tuvo que realizarse vía Internet por “razones de seguridad”.

Sin embargo, la inminente firma del acuerdo final en La Habana hace pensar que la guerrilla está ad portas de realizar su último gran encuentro como grupo armado, con el objetivo de definir los lineamientos del nuevo movimiento político que se creará como resultado de su tránsito a la legalidad.

Varias declaraciones así lo demuestran. En una entrevista concedida a la revista Semana, alias “Timochenko”, el máximo jefe de las Farc, dijo que “esperamos que el presidente Santos nos abra el espacio y no se nos vayan a generar obstáculos para poder realizar la décima conferencia, donde vamos a definir nuestra plataforma”.

Asimismo, en una carta fechada en septiembre de 2015, alias “Solís Almeida”, integrante del Estado Mayor Central, dijo que “la décima conferencia de las Farc será un evento de mucha trascendencia para el futuro de nuestro movimiento, porque (…) deberá ajustar el plan y pulir la táctica a seguir en la confrontación política”.

Desde su fundación, la guerrilla ha realizado nueve conferencias, en las que ha trazado sus lineamientos políticos y militares. Temas como la composición de los órganos de dirección, la creación de frentes y bloques, las fuentes de financiación, la disciplina y las relaciones con la población civil se han definido en esos encuentros, realizados en las zonas de presencia histórica de las Farc.

La trascendencia de esas reuniones indica que la décima conferencia será clave para entender la manera como las Farc le apostarán a la política sin armas.

Estas son las principales decisiones que la guerrilla ha tomado en los nueve encuentros que ha sostenido desde 1965:

Primera conferencia (1965)

Los destacamentos guerrilleros que operaban en el sur del país se reunieron en Tolima y decidieron que actuarían bajo la denominación de “Bloque Sur”. Además, unificaron criterios y establecieron lineamientos militares, políticos y propagandísticos.

Segunda conferencia (1966)

Tan sólo un año después de su creación, el Bloque Sur asumió el nombre de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc). La nueva guerrilla decidió continuar su expansión y estableció directrices en temas como “organización de masas”, educación, finanzas y régimen disciplinario.

Tercera conferencia (1968)

Las Farc crearon células de contrainteligencia y continuaron perfilando sus planes de organización política, educación y propaganda. Asimismo, elaboraron un plan militar que incluía el desarrollo de combate en nuevas áreas, manteniendo las tácticas de la guerra de guerrillas.

Con el fin de continuar expandiéndose, las Farc destinaron un nuevo frente al nororiente de Antioquia. Igualmente, planearon la estructuración de redes secretas para el abastecimiento de implementos, equipos y municiones. Según documentos de la Fiscalía, “estos son los antecedentes remotos de lo que en la actualidad se conoce como las redes de apoyo al terrorismo, (que incluyen al) Partido Comunista Clandestino Colombiano, una red secreta de formación ideológica y política, como también de aporte de recursos logísticos para los combatientes de las Farc”.

Para fortalecer la instrucción de sus combatientes, las Farc ordenaron crear la “escuela nacional de formación ideológica y para el estudio de la guerra preventiva y la guerra del pueblo”.

A la izquierda el desaparecido comandante y fundador de las Farc, Manuel Marulanda Vélez.

Cuarta conferencia (1971)

A partir de la cuarta conferencia la guerrilla creó dos frentes adicionales: el V, para Urabá, y el VI, para el Cauca. Además, realizó un reajuste del mando, promovió combatientes y planeó la redistribución de fuerzas.

En esa ocasión, las Farc decidieron incrementar las acciones militares contra las Fuerzas Armadas y el sabotaje contra el transporte, la infraestructura y las comunicaciones.

Quinta conferencia (1974)

Durante este encuentro se estableció que el Estado Mayor Central estaría compuesto por 13 comandantes y cinco suplentes.

Las Farc desarrollaron su primer plan financiero, organizaron nuevos comandos de inteligencia y de contrainteligencia, y reajustaron el plan militar para fundar columnas y compañías móviles.

Sexta conferencia (1978)

En 1978, la guerrilla creó dos nuevos frentes y la figura de “estado mayor de frente”. Además, fortaleció al Secretariado del Estado Mayor Central, que empezó a funcionar en 1973.

También aprobó la creación de una organización clandestina para impulsar la actividad política y modificó el régimen disciplinario.

Séptima conferencia (1982)

Las Farc tomaron la determinación de convertirse en un “movimiento guerrillero auténticamente ofensivo”, para lo cual acordaron robustecer su capacidad militar y doblar la cantidad de frentes. Además, añadieron a su nombre las palabras “Ejército del Pueblo”, pasando a denominarse Farc-Ep.

Asimismo, decidieron incrementar el recaudo de finanzas a través de “retenciones económicas” (secuestros) e “impuestos de guerra” (extorsiones), que incluyen cobros por el transporte y la compraventa de narcóticos.

Según la Fiscalía, la guerrilla también “estableció las condiciones para fundar una emisora clandestina”, que le permitiera difundir sus planteamientos entre los pobladores de sus zonas de influencia.

Octava conferencia (1993)

Con el fin de realizar acciones militares de mayor envergadura, las Farc establecieron una distribución regional por bloques y comandos conjuntos, aumentaron su número de frentes de 46 a 61, y decidieron fortalecer la estrategia de columnas y compañías móviles.

En el plano político, publicaron la “plataforma para un gobierno de reconciliación y reconstrucción nacional”, en la que propusieron reformar el tamaño y el presupuesto de las Fuerzas Armadas y la Policía, reducir el Congreso a una sola cámara, ‘democratizar’ la elección de los magistrados de las altas cortes, nacionalizar las empresas de los sectores energético y de comunicaciones, incentivar la producción nacional, invertir en la investigación científica y redistribuir la tierra.

Igualmente, reiteraron la necesidad de fortalecer las uniones solidarias y las milicias.

En 1984, las Farc y el gobierno de Belisario Betancur firmaron los Acuerdos de la Uribe.
En 1984, las Farc y el gobierno de Belisario Betancur firmaron los Acuerdos de la Uribe.

Novena conferencia

Según la Fiscalía, debido a la presión del Ejército, las Farc realizaron su última conferencia de manera virtual. Se cree que ocurrió entre 2006 y 2007, y que allí se definieron planes de contraofensiva militar y de ampliación de las fuentes de financiación. Los investigadores aseguran que, en esa ocasión, se decidió incursionar en la minería ilegal, la compra de ganado y la comercialización de oro.

Las Farc también crearon el “plan 20.10-20.14”, en el que se definieron las fases que los guerrilleros debían llevar a cabo para tomarse el poder.