Todo lo que falta por negociar en la mesa de La Habana | ¡PACIFISTA!
Todo lo que falta por negociar en la mesa de La Habana
Leer

Todo lo que falta por negociar en la mesa de La Habana

Staff ¡Pacifista! - Marzo 9, 2016

En tan sólo 15 días tendrían que resolverse asuntos determinantes para garantizar la estabilidad de los acuerdos de paz.

Compartir
El pasado 23 de septiembre, el presidente Juan Manuel Santos y el máximo comandante de las Farc, Timoleón Jiménez, firmaron el acuerdo sobre justicia. Foto: Archivo

 

“El 23 de marzo del 2016 se firmará la paz”. Ese fue el titular que se leyó en la mayoría de medios colombianos el pasado 23 de septiembre, cuando el presidente Juan Manuel Santos y el máximo comandante de las Farc, alias “Timochenko”, firmaron en La Habana el borrador sobre el acuerdo de justicia.

“A más tardar ese día estaremos dando un adiós definitivo a la última y más larga guerra de Colombia”, dijo el Presidente en esa ocasión. Sin embargo, todo indica que esa promesa no será fácil de cumplir.

El pasado 9 de marzo, Santos declaró que “no voy a firmar un mal acuerdo (…) Después de tanto esfuerzo, si no hemos llegado el 23 a un buen acuerdo, yo le digo a la contraparte: pongamos otra fecha”.

Dos días antes, la canciller y plenipotenciaria del Gobierno en la mesa de conversaciones, María Ángela Holguín, había dicho desde España que el 23 de marzo “habrá algo. Vamos a ver si es la firma total del acuerdo o si es la firma de alguna parte”, sugiriendo que, probablemente, la meta no se cumplirá.

Llegada la fecha, son muchos los temas que faltan por definir en la mesa. Y aunque los pronósticos apuntaban a que algunos de ellos serían evacuados rápidamente, por tratarse de asuntos técnicos, lo cierto es que la meta resultó más ambiciosa de lo esperado.

Mientras las partes tardaron tres años en llegar a acuerdos parciales sobre cuatro puntos (desarrollo rural, participación política, drogas y víctimas) el anuncio de septiembre sólo dejó un margen de seis meses para concretar los dos puntos restantes: Fin del conflicto e Implementación, verificación y refrendación.

Estos son los asuntos que faltan por definir en la mesa:

Fin del conflicto

Desde junio de 2014, el Gobierno y las Farc pusieron en marcha la Subcomisión Técnica del Fin del Conflicto, de la que hacen parte militares de alto rango, guerrilleros, plenipotenciarios de ambas delegaciones y representantes de los países garantes. La Subcomisión tuvo entre sus tareas tratar aspectos concernientes al cese al fuego bilateral y definitivo, y a la dejación de armas. Sólo hasta finales de enero pasado, por solicitud de las partes, la Subcomisión le entregó sus conclusiones a la Comisión Ejecutiva, que se creó ese mismo mes para acelerar la toma de decisiones en la mesa.

Aún falta por definir dónde, cómo y cuándo se concentrarán las tropas guerrilleras, cuál será el cronograma para la dejación de las armas, qué medidas tomará el Gobierno para combatir a las organizaciones criminales que pueden poner en riesgo la seguridad de los excombatientes y cómo se garantizará la vida de los futuros exguerrilleros.

 

Refrendación

Este ha sido uno de los puntos más discutidos entre las partes, al menos públicamente. Mientras el Gobierno está a la espera de que la Corte Constitucional apruebe el plebiscito como mecanismo para consultarles a los colombianos si están de acuerdo o no con lo pactado en Cuba, las Farc insisten en que esa no es la ruta apropiada y defienden la idea de convocar a una asamblea nacional constituyente.

 

Implementación

Por ahora, el Gobierno tramita ante el Congreso el Acto Legislativo para la Paz, con el fin de crear mecanismos expeditos para aprobar las leyes y reformas a la Constitución que sean necesarias para implementar los acuerdos de La Habana. Este mecanismo es unilateral y deberá pasar cuatro debates más en el Congreso. Sin embargo, según la agenda que pactaron el Gobierno y las Farc en 2012, el asunto deberá discutirse en la mesa, así como el cronograma y el presupuesto para implementar lo pactado.

El Congreso tiene pendiente la segunda vuelta del debate sobre el Acto Legislativo para la Paz. Foto: Senado

Verificación

A finales de enero y por solicitud de las partes, el Consejo de Seguridad de la ONU aceptó enviar una misión política a Colombia para realizar la verificación del cese bilateral al fuego y la dejación de armas. Aún queda por definir en la mesa quiénes integrarán las Comisiones de Seguimiento y Verificación, que, según la agenda, serán las encargadas de monitorear el cumplimiento de los acuerdos.

 

Enfoque de género

Desde 2014, el Gobierno y las Farc crearon la Subcomisión de Género, con el fin de incluir en los acuerdos un enfoque especial para las mujeres y la población LGBTI. Las partes aún están a la espera de que la Subcomisión termine de revisar los acuerdos sobre desarrollo rural, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas. La revisión incluye desde la incorporación de un lenguaje incluyente, hasta la adecuación de estrategias y programas para beneficiar a ambos grupos poblacionales.

 

Salvedades

Aunque el grueso de los temas ya está cerrado, las partes deben volver a los cuatro acuerdos parciales para decidir varios asuntos que quedaron pendientes, entre ellos temas técnicos y operativos, y adiciones propuestas por las Farc. Un ejemplo de ello es la discusión sobre la manera como serán elegidos los magistrados que integrarán el Tribunal Especial para la Paz.