Las “correcciones” del director de la Unidad de Restitución al presidente de Fedegán
Leer

Las “correcciones” del director de la Unidad de Restitución al presidente de Fedegán

Staff ¡Pacifista! - Abril 28, 2018

Ricardo Sabogal envió una carta a José Félix Lafaurie a propósito de la polémica por el proceso de la restitución de tierras.

Compartir
Foto Unidad de Restitución de Tierras.

 

Que, en lugar de quitarles las tierras a los que se las robaron, el Estado está despojando a quienes las adquirieron de buena fe; que es una concesión del Gobierno a las Farc, que favorece el control territorial de la guerrilla, que hay falsas víctimas, que varias ONG tienen intereses económicos en el proceso.

Esa podría ser una versión resumida de lo que expresó en las últimas semanas José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) –y el procurador Alejandro Ordóñez–sobre el proceso de restitución de tierras.

A principios de abril el asunto tomó más fuerza cuando el Gobierno, por intermedio del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, le pidió a Lafaurie que “no siga incendiando el país y revictimizando a las víctimas”.

Vea también: ¿El Procurador y los ganaderos están en contra de la restitución de tierras?

En su columna en el periódico El Tiempo, el presidente de Fedegán evitó que se enfriara el tema y aseguró que no es enemigo de la restitución ni de la paz y que afirmar ello busca descalificarlo. En un tono muy diferente al que utilizó hace algunas semanas, dijo que la restitución es “una política bien intencionada”, pero insistió en la mayoría de sus argumentos.

Lafaurie también ratificó su tesis de las falsas víctimas, dijo que conoce más de 200 casos y agregó que algunas ONG con “confeso sesgo ideológico” han recibido contratos multimillonarios y luego “se convierten en apoderados comisionistas de las víctimas”.

Como respuesta a esa columna, el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, publicó el miércoles una carta dirigida al presidente de Fedegán en la que afirma que, en cinco años, “la restitución de tierras ha hecho mucho más por las víctimas que lo que nunca se hizo en los últimos 60 años” y lo reta a un “diálogo constructivo de cara a una reconciliación sostenible”.

Vea también: Hablamos con los defensores del “No a la restitución de tierras” en la marcha del uribismo

A las cifras que ya se conocen sobre el avance de los procesos —de acuerdo con la URT se han restituido más de 200 mil hectáreas y los jueces han fallado el 95% de los casos a favor de las víctimas—, Sabogal sumó otros números en relación, concretamente, con la actividad ganadera.

Según su comunicación, la ganadería representa el 49% del total de actividades productivas de las víctimas restituidas y que su entidad ha implementado proyectos productivos en la línea de ganadería para 1.799 núcleos familiares.

Debo enfatizar en que la restitución no tiene sesgo. Es una política pública que está reparando a las comunidades afectadas por el conflicto, incluidos ganaderos emprendedores

“Debo enfatizar en que la restitución no tiene sesgo. Es una política pública que está reparando a las comunidades afectadas por el conflicto, incluidos ganaderos emprendedores que durante décadas han sido motor del desarrollo en el campo”, dijo el funcionario.

En cuanto a las falsas víctimas que denuncia el presidente de Fedegán, Sabogal reconoció que existen “inescrupulosos” que, a pesar de que conocen la ley, intentan defraudar el proceso. Para esas personas, según afirmó, se aplican sanciones rigurosas.

“La Unidad de Restitución de Tierras ha hecho el traslado de 170 casos a la Fiscalía General de la Nación y las autoridades judiciales han concretado 60 capturas por falsas reclamaciones”, dice la carta.

Vea también: Las tres trampas que le ha puesto el Gobierno a la restitución de tierras

Por otra parte, se refirió a los señalamientos contra las ONG que acompañan a las víctimas en sus reclamaciones. Sabogal dijo que “afirmar que trabajan por el restablecimiento de los derechos de las víctimas están permeadas por un ‘confeso sesgo ideológico’ es estigmatizar a organizaciones que llevan años trabajando en el estudio y la documentación de la historia política y social del país”.

Finalmente, el funcionario dijo que la política que lidera la unidad a su cargo recibe con frecuencia “desavenencias y críticas” de quienes no quedan satisfechos con las decisiones. Quienes expresan esas diferencias, dijo Sabogal, son “desde personas que indiscutiblemente actuaron como despojadoras, hasta aquellos que tienen diferencias conceptuales y de otro orden con la ONG y su implementación”.

Por ello insistió en que quienes no quedan conformes con los fallos pueden acudir a la Corte Suprema de Justicia para dirimir las diferencias que puedan generar las decisiones judiciales. De igual forma, el director de la URT aseguró que “ni los segundos ocupantes ni los terceros intervinientes de buena fe son enemigos” y que, por el contrario, el objetivo de la política es garantizar el debido proceso para todas las partes involucradas.