La sombra de paramilitarismo que rodea a Uribe | ¡PACIFISTA!
La sombra de paramilitarismo que rodea a Uribe Montaje: Mateo Rueda | ¡Pacifista!
Leer

La sombra de paramilitarismo que rodea a Uribe

Santiago Vega - Agosto 16, 2019

Dos testigos señalan a la hacienda Guacharacas, en su momento propiedad de los Uribe Vélez, como lugar donde se fundó el Bloque Metro.

Compartir

Después de un año y medio  de incertidumbre, la Corte Suprema de Justicia definió la fecha para la indagatoria contra Álvaro Uribe Vélez, quien es investigado por los delitos de fraude procesal y soborno. La diligencia será el 8 de octubre y allí Uribe deberá explicar su versión sobre las acusaciones en su contra que señalan, a grandes rasgos, que manipuló a testigos que han dicho que el expresidente sostuvo vínculos con paramilitares.

Este proceso ha tenido varios giros inesperados. En febrero de 2018 la Corte archivó una investigación contra el senador Iván Cepeda por una supuesta manipulación de testigos para inculpar a Uribe. En ese proceso, Cepeda denunció que Juan Guillermo Monsalve, testigo clave en el caso de los presuntos vínculos de Uribe con los paramilitares, estaba recibiendo mensajes y visitas en la cárcel La Picota para que cambiara su testimonio en favor de Uribe.

La Corte llamó a indagatoria a Uribe en febrero de 2018. Sin embargo, por diferentes recursos la diligencia judicial se ha ido aplazando. En este proceso también fue llamado a declarar el congresista Álvaro Prada, del Centro Democrático, pues él tendría relación con la manipulación de testigos. Después de varios giros en la Corte Suprema, el expediente quedó finalmente en manos del magistrado César Augusto Reyes, quien tiene a cargo, además, otro proceso contra Uribe por el asesinato de Jesús María Valle, así como las masacres de La Granja, San Roque y El Aro.

Según el expediente de la Corte, Álvaro Hernán Prada, a través del abogado Diego Cadena, le habría pedido a Monsalve que se retractara de su versión y a cambio le darían una remuneración económica. Este mismo abogado fue señalado de buscar a la exfiscal Hilda Niño en la cárcel El Buen Pastor para convencerla de declarar sobre un supuesto plan de persecución política en contra de los hermanos Álvaro y Santiago Uribe. En el expediente también aparece que el expresidente ha intentado contactarse con líderes paramilitares condenados en el exterior, como Juan Carlos Sierra, alias Tuso Sierra, para que declaren a su favor. Uribe ha negado todas estas acusaciones.

La investigación de Iván Cepeda

Durante las evidencias que recopiló el tribunal de Justicia y Paz, se ha establecido que en el año 1995, meses después de la quema de la hacienda Las Guacharacas, nacería el Bloque Metro: un grupo paramilitar perpetrador de decenas de masacres en Antioquia. Este grupo armado, nacería en el municipio de San Roque, muy cerca de la hacienda Las Guacharacas. La duda, sin embargo, recae sobre las personas que habrían conformado este grupo paramilitar. 

Iván Cepeda, junto con dos testigos que pertenecieron al Bloque Metro, Pablo Hernán Sierra García y Juan Monsalve Pineda, aseguran que tres parejas de hermanos fundaron, presuntamente, ese grupo armado: uno de lo más violentos en la historia del conflicto. 

Los hermanos son:Luis Alberto Villegas Uribe y Juan Guillermo Villegas Uribe; Pedro David Gallón Henao y Santiago Gallón Henao y los hermanos Álvaro Uribe Vélez y Santiago Uribe Vélez.

La historia de Las Guacharacas

Pero volvamos a la historia de la Hacienda Las Guacharacas. Estás 2000 hectáreas de tierra, atravesadas por el río Nus, entre los municipios de San Roque y Yolombó eran propiedad de los Uribe Vélez desde 1978 cuando fueron adquiridas bajo la figura de Inversiones Uribe Vélez Ltda. En la hacienda se tenía como principal actividad la cría, levante y venta de ganado. 

En el año 1983, Alberto Uribe Sierra fue asesinado por guerrilleros en Las Gucharacas. Su hijo Santiago Uribe Vélez, resultó herido en ese atentado, pero logró sobrevivir. Alberto Uribe Sierra era el padre de Álvaro Uribe Vélez. El senador Uribe, quien ya había sido alcalde de Medellín para ese momento, trato de ir en un helicóptero apenas se enteró del atentado, pero le fue imposible.

Tomado de: Congreso Visible

Sin embargo, otro acontecimiento violento en Las Guacharacas, cambiaría el rumbo de la historia en el oriente antioqueño. Según la investigación presentada por el senador Cepeda, el 2 de enero de 1995, cuando recién se posesionó Álvaro Uribe Vélez como Gobernador de Antioquia, guerrilleros del ELN llegaron fuertemente armados a Las Guacharacas. Sometieron a los trabajadores de la hacienda y le prendieron fuego a la casa principal. También, se robaron 600 reses, seis caballos y dieron un plazo de 24 horas a los jornaleros para que abandonaran el lugar.

Luego, por orden directa del gobernador Uribe, el ejército capturó al jefe guerrillero alias ‘Juan Pablo’, quien ordenó la operación en Las Guacharacas. Sin embargo, el soldado Ferney Alberto Cardona, denunció posteriormente que el operativo militar contra el jefe guerrillero nunca ocurrió, sino que fue alias “Lucas”, comandante paramilitar, quien lo capturó y entregó al ejército. En investigaciones posteriores la Fiscalía identificó a Jacinto Alberto Soto Toro, alias ‘Lucas’, como uno de los comandantes del Bloque Metro.

Las relaciones de los hermanos y el Bloque Metro

La relación entre los Uribe Vélez y los Villegas Uribe en un principio era comercial. En 1984, luego  del asesinato de Alberto Uribe Sierra, la empresa Inversiones Uribe Vélez Ltda, representada por el subgerente Álvaro Uribe Vélez, vendió a Luis Alberto Villegas Uribe la hacienda La Manada, ubicada a orillas del río Nus entre los municipios Maceo y Yolombó, muy cerca de Las Guacharacas. Luego, en 1990, Santiago Uribe Vélez le vende a Gloria Elena Cano López, esposa de Luis Alberto Villegas Uribe, la hacienda El Desquite ubicada en el municipio de Maceo.

En 1996 Álvaro Uribe Vélez, entonces gobernador de Antioquia, legaliza la creación de la Convivir El Cóndor, concediéndole la dirección a Luis Alberto Villegas Uribe. Durante ese año se presenta la desaparición de cuatro personas en San Roque, la masacre de seis personas en el corregimiento de Providencia, la masacre de 8 personas en Maceo, el asesinato de tres personas en San José del Nus y nuevamente la masacre de cinco personas en Providencia.

Tomado de: Corporación nuevo Arcoiris

En 1998 el CTI allanó el “Parqueadero Padilla”, oficina donde funcionaba el Bloque Metro. Capturaron a “Lucas”, aunque luego este se voló de la cárcel y se desmovilizó en 2003. También, encontraron documentos contables que dejaban en evidencia que los dineros de la convivir El Cóndor, se usaban para los pagos de miembros paramilitares. María Patricia Trujillo, mano derecha de Luis Alberto Villegas Uribe y tesorera de la Convivir El Cóndor recibió una condena de 8 años por estos hechos, pero en el 2005 admitió ser parte del Bloque Central y se acogió a Justicia y Paz. 

A Villegas Uribe lo conocían con el alias de “Tubo” porque robaba gasolina del poliducto Sebastopol-Medellín, que pasa por Guacharacas, Maceo y San Roque. Repartía las ganancias en 40% para él y 60% para el Bloque Metro. Incluso Villegas Uribe montó una estación de gasolina. Ahí mismo fue asesinado luego, por orden de Rodrigo Pérez, alias ‘Julián Bolívar’, comandante del Bloque Central Bolívar. El hecho fue confesado por el comandante paramilitar argumentando que Villegas Uribe no reportó la instalación de un laboratorio de coca, y además, seguía financiando al Bloque Metro que ya estaba disputando territorio con el Bloque Bolívar. 

Los otros hermanos, los Gallón Henao, empezaron su relación comercial con los Uribe Vélez en marzo de 1987. Pues, Inversiones Uribe Vélez Ltda vendió a Ganados del Norte -empresa de los hermanos Gallón Henao- gran parte de la hacienda Las Guacharacas. Exactamente las tierras pertenecientes al municipio de Yolombó. Los hermanos Pedro David y Santiago Gallón Henao se dieron a conocer en la esfera nacional por el crimen del jugador de la selección Colombia, Andrés Escobar.

En la región, varios pobladores sabían que Santiago Gallón Henao era ganadero y tenía vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico. No obstante, sus negocios tenían el aval del gobierno del momento. De hecho, la firma Clamasan S.A. dedicada a la cría, levante y ceba de animales, representada legalmente por Santiago Gallón, recibió un subsidio de Agro Ingreso Seguro por más de 140 millones de pesos.

El 10 de julio de 2009, Santiago Gallón Henao se entregó a la Fiscalía General de la Nación, aceptando que durante varios años financió grupos paramilitares en diversas regiones de Antioquia, entre ellos el Bloque Metro, el Bloque Cacique Nutibara, el Bloque Central Bolívar y el Bloque Héroes de Granada

Coincidencia con los testigos

Los testigos (y exparamilitares), Juan Monsalve y Pablo Hernán Sierra, alias ‘Alberto Guerrero’,  aseguran que el ex gobernador y ex presidente, Álvaro Uribe Vélez (hoy senador de la República), es uno de los fundadores del Bloque Metro. Coinciden, en declaraciones a la Fiscalía, en que el grupo paramilitar se habría fundado en 1995 luego de la quema de La Guacharaca. 

Juan Monsalve Pineda, declaró que fue trabajador de la hacienda mucho antes de la quema en 1995. Confesó haber ingresado a las filas del Bloque Metro y denunció que la base militar de dicho grupo era la hacienda Las Guacharacas. 

Dicen en la investigación del senador Cepeda, lo siguiente: “en la foto donde yo estoy con el camuflado y el fusil, eso fue en 1996 cuando estábamos cuidando y trabajando en la finca Las Guacharacas que llegaron las autodefensas que se formaron allá. En la foto en la parte de atrás se ve la autopista y se ve la casa de la profesora y el garaje de la finca Guacharacas y se ve la casa de unos molinos que hay al frente. Ya existía el grupo allí. Hacían parte Arboleda, Luis Alberto Villegas Uribe y Rober Cano”.

Pablo Hernán Sierra, alias ‘Alberto Guerrero’, igualmente declaró a la Fiscalía, en octubre de 201,  que era miembro del Bloque Metro y que su líderes eran alias ´Jota’ y Carlos García alias ‘Doble Cero’. Además, aseguró haber ayudado a financiar la campaña de Álvaro Uribe Vélez en el año 2002, promoviendo una subasta ganadera en la Bocana. También, prestando seguridad en el mismo evento con sus hombres del Bloque Cacique Pipintá.

Hoy en la parte baja de Las Guacharacas existen tres barrios; El Despertar, La Esperanza y el barrio Alberto Uribe Sierra. Mientras que la parte alta sigue siendo propiedad de los Gallón Henao.