Hice el ciclopaseo que construye memoria en Bogotá | ¡PACIFISTA!
Hice el ciclopaseo que construye memoria en Bogotá
Leer

Hice el ciclopaseo que construye memoria en Bogotá

Colaborador ¡Pacifista! - Abril 10, 2017

En el Día de las Víctimas, la caravana pasó por lugares emblemáticos de la violencia en la capital del país.

Compartir

La caravana toma la carrera séptima rumbo al Club El Nogal. Foto: Mateo Rueda | ¡Pacifista!

Texto y fotos: Mateo Rueda 

El pasado domingo 9 de abril tuvo lugar la cuarta etapa de ‘La vuelta a la memoria’, un ciclopaseo que busca hacer visibles los lugares de Bogotá que, de una u otra manera, están relacionados con el conflicto y la paz. El evento se llevó a cabo a propósito del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.

Distintas entidades del Distrito y colectivos de ciclistas dirigieron la caravana, que partió de la Universidad de la Salle, pasó por el Club El Nogal, hizo una breve parada en la Universidad Nacional, rodeó el Monumento a los Caídos, fue hasta el aeropuerto y culminó en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

Antes de la salida, los participantes pintaron la flor nomeolvides: esta se ha convertido en un símbolo de este día y quedó plasmada en la carrera 5, entre calles 61 y 60A.

Hablé con algunos asistentes al paseo para saber qué los motivo a participar y cuáles son sus opiniones sobre la memoria.

Arturo, coordinador de pedagogía del Centro Memoria Paz y Reconciliación

¿De dónde sale la iniciativa?

La idea de este ciclopaseo sale de la necesidad de conectarnos con nuevas audiencias. Buscamos promover este mensaje: ‘La memoria está viva, está en las calles, no es solo el horror’. Además, es importante recordar que la memoria es algo vivo, que está en movimiento. Lo que tenemos que buscar son nuevas maneras de contar las historias. Y como recordar es un verbo que implica movimiento, es ahí donde entra en juego la bicicleta.

¿De qué manera lo ha tocado el conflicto armado?

Soy de Cúcuta. Allá, a finales de los noventa, hubo una penetración muy fuerte del paramilitarismo. Tuve varios amigos que desaparecieron. Por eso, para mí este trabajo no es solo una apuesta profesional, sino una apuesta ética ante la vida.

Rosario, pensionada del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep)

¿Por qué es importante recordar lo que ha pasado en el país?

La memoria es indispensable para que no vuelvan a ocurrir estas cosas. Recuerdo las muertes de Mario (Calderón) y Elsa (Alvarado), que fueron asesinados justo aquí al frente de la Universidad de las Salle. Ellos eran mis amigos y compañeros de trabajo en el Cinep. Yo vivía muy cerca de acá ese 19 de mayo de 1997, cuando fueron ultimados (por sicarios). Vine muy rápido… Justo me venía acordando de ese episodio.

¿Cuál es el papel de estos ciclopaseos en el ejercicio de recordar?

La bicicleta es algo fundamental, porque, además de que está en armonía con el medio ambiente, hace que la gente pueda recorrer más pausadamente los lugares de memoria.

Natalia, integrante del colectivo Súbase a la Bici

¿Cuál es la relación entre la bicicleta y la memoria?

La bicicleta es un medio incluyente y llamativo. Todo tipo de gente la utiliza. No podemos olvidar que nuestro país ha vivido en guerra por mucho tiempo. Hemos derramado muchísima sangre y tenemos que ser conscientes de ello. Ese es el mensaje que queremos dar a conocer en estos ciclopaseos. Además, con Súbase a la Bici tenemos un grupo llamado Paradas en Pedales, compuesto por mujeres, que busca promover el mensaje de la igualdad, la tolerancia y la pacificación de las vías. En suma, trabajamos por la paz a través de la bicicleta.

Andrés, integrante del colectivo Concienbiciate

¿Cuál es el papel de estos ciclopaseos en el ejercicio de recordar?

Es un evento pionero, a través del cual pretendemos reivindicar y conmemorar. El papel de estos ciclopaseoses clave, porque nos acercan de una manera sencilla y colectiva a los espacios de memoria. Es importante recordar hechos como el bombazo de El Nogal y las masacres paramilitares, que no han sido contados del todo.

Ángela, alta consejera para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación

¿Por qué promover la memoria a través de ciclopaseos?

El conflicto ha afectado a Bogotá.  Muchas veces no somos conscientes de esto. La idea es pasar por varios lugares de la ciudad donde encontramos ciertos tipos de victimizaciones. Lo interesante de hacer estos recorridos en bicicleta es que vinculan públicos que normalmente no están en este tipo de actividades. Muchas veces se relacionan estos ejercicios con segmentos de la sociedad o con marchas, y no es así siempre. Queremos vincular otras movidas.

¿Cree que la bicicleta es un instrumento de paz?

La bicicleta no solo es pura movilidad sostenible: también es un instrumento para empoderar a las mujeres. Nos da la oportunidad de decidir a dónde vamos, con quién vamos. Trabajamos en conjunto con los colectivos de la ciudad para promover estos eventos y la armonía en la ciudad. Sí, en definitiva es un instrumento de paz.