CoronaBlog | Día treinta y nueve: año de la peste | ¡PACIFISTA!
CoronaBlog | Día treinta y nueve: año de la peste Ilustración: Juan Ruiz
Leer

CoronaBlog | Día treinta y nueve: año de la peste

Lucas Ospina - Abril 24, 2020

Ese es el diario de un artista sobre la cuarentena. Una bitácora de dibujos de la pandemia.

Compartir

Este texto hace parte del CoronaBlog, una serie escrita por periodistas, escritor@s, artistas y bloguer@s que intentará registrar el día a día de la pandemia, de la cuarentena y de las noticias alrededor desde una mirada muy original en primera persona. Para leer otras entregas de esta bitácora, haga clic acá.

 

Lucas Ospina a veces dibuja y a veces escribe. Esta vez hizo ambas cosas para armar un diario de la pandemia, una especie de bitácora de dibujos sobre la cuarentena. Recoge noticias, frases de libros, diálogos de películas y letras de canciones.

******

Día 1 - Lucas Ospina

DÍA 1

“Sólo puedo decir que entonces comencé a flaquear en mis resoluciones, mi valor me abandonó y me arrepentí amargamente de mi temeridad. Cuando hube estado en la calle y visto cosas tan terribles como las que he indicado, me arrepentí de mi temeridad al haberme arriesgado a permanecer en la ciudad. A menudo hubiera deseado no haber decidido quedarme, sino haber partido junto con mi hermano y su familia. Aterrorizado por tan atroces visiones, a veces me encerraba en mi casa y decidía no volver a salir; y quizá mantenía mi resolución durante tres o cuatro días, tiempo que dedicaba a agradecer sinceramente haber sido preservado, al igual que los míos, y a confesar todos mis pecados encomendándome a Dios todos los días y consagrándome a Él con ayuno, humildad y meditaciones. En los intervalos, me ocupaba en leer libros y en escribir mis impresiones sobre lo que me sucedía a diario; escritos de los que luego extraje la mayor parte de este trabajo, que se refiere a las observaciones que realicé fuera de mi casa. Lo que he escrito acerca de mis meditaciones privadas lo guardo para mí, y no deseo que se haga público bajo ningún pretexto. También escribí otras meditaciones sobre temas divinos, que me venían a la mente en ese entonces y que eran útiles para mí, pero para nadie más, por lo que no volveré a hablar de ellas”.

Diario del año de la peste, Daniel Defoe

 

Día 2 - Lucas Ospina

DÍA 2

Danza Covid.

 

Lucas Día 3

DÍA 3

De fiesta.

 

Lucas 4

DÍA 4

“Cualquiera puede ver el futuro, es como un huevo de serpiente. A través de la fina membrana se puede distinguir un reptil ya formado”.

—El científico Hans Vergérus en la película El huevo de la serpiente de Ingmar Bergman.

 

Lucas 7

DÍA 5

“Para decirlo de alguna manera, el aburrimiento es nuestra ventana sobre el tiempo, sobre esas propiedades suyas que uno tiende a ignorar con peligro probable del propio equilibrio mental. En suma, es nuestra ventana sobre la infinitud del tiempo, es decir, sobre nuestra insignificancia en él. Esto es lo que cuenta, tal vez, en nuestro horror por los atardeceres solitarios y torpes, en la fascinación con la que a veces miramos una mota de polvo florar en un rayo de sol, cuando en alguna parte repica un reloj, hace calor y nuestra fuerza de voluntad es nula. Una vez abierta esa ventana, no intenten cerrarla; déjenla, por el contrario, de par en par. Porque el aburrimiento habla el lenguaje del tiempo y va a enseñarles la lección más valiosa de la vida —la que no obtuvieron aquí, en estos verdes prados—: la lección de su completa insignificancia. Será valiosa para ustedes, así como para aquellos con quienes se codeen. “Eres finito”, les dirá el tiempo con voz de aburrimiento, “y hagas lo que hagas, desde mi punto de vista es fútil”. Por supuesto que esto no será música para sus oídos; pero el sentido de futilidad, de significación limitada incluso para las mejores acciones, para las más ardientes, es mejor que la ilusión de sus consecuencias y el consiguiente autobombo. Pues el aburrimiento es una invasión del tiempo en nuestro repertorio de valores. Pone nuestra existencia en perspectiva, con un resultado neto que siempre implica precisión y humildad. La primera, debe notarse, engendra la segunda. Mientras aprendemos sobre nuestro propio tamaño, más humildes y más compasivos nos volvemos con nuestros semejantes, con ese polvo flotante en un rayo de luz o ya inmóvil sobre la mesa. ¡Ah, cuánta vida hubo en esas motas! No desde nuestro punto de vista sino desde el de ellas. Nosotros somos para ellas lo que el tiempo es para nosotros; por eso es que parecen tan pequeñas. ¿Y saben lo que dice el polvo cuando lo limpian de la mesa? “Recuérdame”, susurra el polvo”.

En alabanza del aburrimiento, Joseph Brodsky

 

Lucas 7

DÍA 7

“Los ayudas de cámara encargados de sostener la cola bajaron las manos al suelo como para levantarla, y avanzaron con ademán de sostener algo en el aire; por nada del mundo hubieran confesado que no veían nada. Y de este modo echó a andar el Emperador bajo el magnífico palio, mientras el gentío, desde la calle y las ventanas, decía: —“¡Qué preciosos son los vestidos nuevos del Emperador! ¡Qué magnífica cola! ¡Qué hermoso es todo!” Nadie permitía que los demás se diesen cuenta de que nada veía, para no ser tenido por incapaz en su cargo o por estúpido. Ningún traje del Monarca había tenido tanto éxito como aquél. —“¡Pero si no lleva nada!” exclamó de pronto un niño. —“¡Dios bendito, escuchen la voz de la inocencia!” dijo su padre; y todo el mundo se fue repitiendo al oído lo que acababa de decir el pequeño. —“¡No lleva nada; es un chiquillo el que dice que no lleva nada!”. —“¡Pero si no lleva nada!” gritó, al fin, el pueblo entero. Aquello inquietó al Emperador, pues barruntaba que el pueblo tenía razón; mas pensó: “Hay que aguantar hasta el fin”. Y siguió más altivo que antes; y los ayudas de cámara continuaron sosteniendo la inexistente cola.

El nuevo traje del emperador, Hans Christian Andersen

“Algunos millonarios compran los medios de comunicación para controlar los contenidos. Otros lo hacen por vanidad. Y para los segundos, entre los que está Gabriel Gilinski, la vanidad tiene mucho que ver con el juego. La banca, en cualquier caso, no es un oficio divertido. Las esponjillas bombril tampoco. La apuesta de querer convertir la marca Semana en el Fox News colombiano, en cambio, sí puede serlo. Y por supuesto, un proyecto cultural como Arcadia no puede encajar de ninguna manera con semejante apuesta. No importa si el proyecto no pierde dinero, como tampoco importa si gana un poco, como sucede con Arcadia en la realidad. Lo que importa es que nunca va a ganar más. Y eso aburre a un jugador porque amenaza su vanidad. El que Arcadia cumpla una función fundamental para la circulación de tantos bienes y procesos y productos culturales en Colombia lo hace bostezar. El que Arcadia tenga por misión abrir espacios para la construcción del pensamiento a través de la escritura le parece algo arcaico e irrelevante. Obsoleto en este tiempo audiovisual. Si Arcadia se acabara por motivos económicos, se puede entender. Pero se acaba porque no aporta lo suficiente a una vanidad. O más precisamente, a un ego que quiere demostrar que es capaz de hacer del periodismo una máquina de hacer dinero, aunque en el camino acabe con él. ¿Y a quién se lo quiere demostrar? A su papá”.

―Marianne Ponsford

 

Lucas 8

DÍA 8

“Es la historia de un hombre que cae de un edificio de cincuenta pisos. Para tranquilizarse mientras cae al vacío, no para de decirse: hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien… hasta ahora todo va bien. Pero lo importante no es la caída, es el aterrizaje”.

El odio (Le haine), Mathieu Kassovitz

 

Lucas 10

DÍA 10

Coronakinky

 

Lucas 11

DÍA 11

“Usted es su pareja sexual más segura y es una forma de obtener placer sexual que no implica contacto directo con otras personas. Si utiliza juguetes sexuales, asegúrese de lavarlos con agua y jabón”.

—Ministerio de Salud de Colombia

 

Lucas 13

DÍA 13

“La palabra cuarentena proviene de Quaranta giorni en italiano, que a su vez proviene de la palabra quadraginta en latín y que traduce como cuatro veces diez, con origen religioso y que se empezó a usar con el sentido médico del término con el aislamiento de 40 días que se le hacía a las personas y bienes sospechosos de portar la peste bubónica durante la pandemia de peste negra en Venecia en el siglo XIV”.

Wikipedia

 

Lucas 17

DÍA 17

Oh the sisters of mercy, they are not departed or gone.

They were waiting for me when I thought that I just can’t go on.

And they brought me their comfort and later they brought me this song.

Oh I hope you run into them, you who’ve been travelling so long.

 

Yes you who must leave everything that you cannot control.

It begins with your family, but soon it comes around to your soul.

Well I’ve been where you’re hanging, I think I can see how you’re pinned:

When you’re not feeling holy, your loneliness says that you’ve sinned.

 

Well they lay down beside me, I made my confession to them.

They touched both my eyes and I touched the dew on their hem.

If your life is a leaf that the seasons tear off and condemn

they will bind you with love that is graceful and green as a stem.

 

When I left they were sleeping, I hope you run into them soon.

Don’t turn on the lights, you can read their address by the moon.

And you won’t make me jealous if I hear that they sweetened your night:

We weren’t lovers like that and besides it would still be all right,

We weren’t lovers like that and besides it would still be all right.

 

Sisters of Mercy, Leonard Cohen

 

Hermanas de la Misericordia

Oh, las hermanas de la misericordia, no han partido ni se han ido.

Ellas me estaban esperando cuando pensé que ya no podía continuar.

Y me trajeron su consuelo y luego me dieron esta canción.

Oh, yo espero que te encuentres con ellas, tú que has estado viajando tanto tiempo.

 

Sí, tú que debes dejar todo lo que no puedes controlar.

Todo comienza con tu familia, pero pronto llegará a tu alma el turno.

Bueno, he estado donde estás colgado, y creo que puedo ver cómo estás atrapado:

Cuando no te sientes sagrado, tu soledad dice que has pecado.

 

Bueno, ellas se acostaron a mi lado y yo les hice mi confesión.

Tocaron mis dos ojos y yo toqué el rocío de su dobladillo.

Si tu vida es una hoja que las estaciones arrancan y condenan

Ellas te atarán con un amor elegante y verde como un tallo.

 

Cuando me fui estaban durmiendo, espero que te encuentres pronto con ellas.

No enciendas las luces, por la luna puedes leer su dirección.

Y no me pondrás celoso si oigo que endulzaron tu noche:

No éramos amantes así y, además, todo estaría bien,

No éramos amantes así y, además, todo estaría bien.

 

Lucas 18

DÍA 18

En la prensa se menciona la crisis carcelaria, y la atención desatendida del cosmético Gobierno Duque, pero poco o nada se dice de la matanza del pasado 21 de marzo: de los 23 muertos en el reporte oficial, o de los muchos más que murieron asesinados y fueron heridos.

 

Lucas 19

DÍA 19

“Les doné el 0.22% de mi patrimonio y si vieras cómo esos pobres me lo agradecieron…”

 

Lucas 20

DÍA 20

Pandemia

 

Lucas 21

DÍA 22

“Los coronavirus, y esto es muy importante aclararlo, son especiales porque la enzima que copia ese genoma del virus sí tiene capacidad correctora. No es tan eficiente como el de una célula humana, pero sí tiene capacidad de corregir”.

Un virólogo explica por qué no debería inquietar la mutación del coronavirus, El Espectador

“Un virus como lo es el COVID 19 es la forma de vida más simple, mucho más pequeño que una célula bacteriana, es un minúsculo trozo de material genético (ARN, Acido ribonucleico) rodeado de algunas proteínas que para algunos ni siquiera clasifica como un organismo vivo. No obstante, su aparente sencillez es hoy la causa de una pandemia que tiene paralizado el planeta entero. Por su culpa, las más robustas economías del mundo se comienzan a derrumbar, y la poderosa medicina del siglo XXI se muestra impotente. Nadie parece tener la verdad al respecto (mucho menos un historiador que pasa más tiempo tratando de entender el siglo XVI que el siglo XXI) y si hay claridad en algo es que no sabemos con exactitud lo que puede pasar.”

Mauricio Nieto: La COVID 19 y los nuevos desafíos para la ciencia moderna, El Espectador

 

Lucas 24

DÍA 22

“El virus no cambia, no necesita hacerlo. Está teniendo tanto éxito—yendo de un humano a otro, en todos los países del planeta— que, desde el punto de vista de la evolución, no está sometido a ninguna presión para cambiar: ya le va bien siendo como es”.

David Quammen: “Somos más abundantes que cualquier otro gran animal. En algún momento habrá una corrección”,

 

Lucas 25

DÍA 25

Necropolítica: “Y cuando nos fijamos en los números, cuando nos fijamos en el posible número de muertes de 2,2 millones de personas, y podría haber sido muy bien eso. Podría haber sido más. Francamente, he estado mirando los números donde podría han sido más altos que eso. 2.2 millones de personas muriendo. Si cree que perdimos 500,000, quizás 600,000 en la Guerra Civil, 2.2 millones de personas, como mínimo, si no hubiéramos hecho nada hubiera sido 1.6. Si lo reduce a la mitad, estás hablando de 800,000, 900,000, un millón de personas muriendo, pero hicimos mucho trabajo, y la gente de este país fue increíble, debo decir. Y creo que nos dirigimos a la otra categoría. Y eso sería si trabajáramos, y si tuviera éxito, tendrían entre 100,000 y 220,000, a 240,000 al alza. Y creo que estaremos sustancialmente por debajo del número cien. Y creo que ahora estamos encabezando probablemente alrededor de 60, quizás 65,000. Y uno es demasiado. Siempre lo digo, uno es demasiado. Esto es algo horrible que le pasó a nuestro país “.  —Donald Trump

 

Lucas 28

DÍA 28

“Estamos desesperadas”, dice una prostituta alicantina. “Nadie ha pensado en nosotras, nunca hemos sido tan invisibles como ahora”. Algunas de sus compañeras de trabajo están pasando la cuarentena con un cliente por un precio reducido. —Pedro Almodovar explora el sexo y la masturbación en la cuarentena, Indiewire

 

Lucas 30

DÍA 30

En 1920 ganó el virus, en la olvidada pandemia que tuvo lugar entre 1918 y 1920, luego de 17, 30, 50 o 100 millones de muertos, la pandemia cesó, no había a quien más infectar.

Nota: estos dibujos están para la venta. El precio es lo que usted quiera pagar en un rango entre 250.000 y 500.000 pesos. La consignación se hace directamente a las cuentas de la Fundación Nugesi para el proyecto Donde come uno comen todos que lleva mercados al barrio Bella Flor en Ciudad Bolívar (Bogotá). Mayores informes: luospina@uniandes.edu.co

 

A Lucas lo pueden seguir acá.