#ChaoLeyTIC: todavía podemos salvarnos de la censura | ¡PACIFISTA!
#ChaoLeyTIC: todavía podemos salvarnos de la censura Protesta en Bogotá contra la Ley Tic. Foto: Twitter.
Leer

#ChaoLeyTIC: todavía podemos salvarnos de la censura

Colaborador ¡Pacifista! - Diciembre 21, 2018

A pesar de los intentos del gobierno de aprobarla a las patadas, la #LeyTic fue aplazada para marzo. ¿Por qué se empecina el gobierno en aprobar un proyecto con tantos riesgos de censura?

Compartir

Por: Emmanuel Vargas Penagos*

En septiembre de este año, el gobierno presentó un proyecto de ley que, supuestamente, sirve para modernizar el sector de las tecnologías de información y las comunicaciones (#LeyTic). La verdad es que este proyecto moderniza muy poco y puede llevar a que nuestra televisión se parezca cada vez más a los medios de comunicación de la Unión Soviética.

La presión contra la #LeyTic fue tan fuerte que el gobierno prefirió aplazarla hasta marzo. Mientras tanto, el desgaste del último mes dejó en evidencia que los medios públicos, al día de hoy, no son independientes y son muy fácil de censurar. Y la propuesta del gobierno puede empeorar las cosas.

El golpe más duro que recibió la #LeyTic fue el escándalo de Santiago Rivas, uno de los críticos más visibles en contra de ella. Justo cuando él publicó un video sobre el tema con ‘La Pulla’, retiraron su programa de Señal Colombia. Juan Pablo Bieri, Gerente de RTVC, fue acusado de castigar las críticas de Rivas. Días después, unos periodistas de RTVC denunciaron que les prohibieron hacerle una entrevista al presidente Duque y que, en su lugar, debían estar unos analistas contratados para ese cubrimiento.

El principal lastre contra Bieri es que su jefe directo es el presidente. En Colombia, los medios públicos son un brazo del gobierno y es casi imposible que su línea editorial no sea influenciadapor este. Bieri es un empleado de libre nombramiento y remoción por parte del presidente. Esto significa que Duque puede echar a este funcionario en cualquier momento. La #LeyTic no arregla este problema.

Una ley que de verdad modernizara el sector de las Tics tendría este problema en cuenta. Lamentablemente, seguimos teniendo un modelo que, con algunos matices, parece traído de la Unión Soviética, donde el gobierno tenía control absoluto sobre los medios de comunicación. Después de la caída del muro, varios países ex soviéticos hicieron esfuerzos y promesas para cambiar esto.  Uno de los principales enfoques era el de darle independencia a los medios públicos. Este tipo de medios no deben ser un brazo del gobierno, si no un balance en el mercado de información frente a los medios comerciales, que suelen contar con más ventajas económicas.

Recientemente, algunos países ex soviéticos han dado la vuelta hacia un sistema parecido al colombiano. En 2010, Hungría pasó leyes que cambiaron el sistema de medios públicos para que tuviera más control el gobierno. Hoy en día, esa es una de las principales críticas en contra del presidente de ultra derecha, Viktor Orbán. En Polonia, en 2016, hubo reformas legales que llevaron a que los medios públicos estén controlados por el gobierno de corte conservador, todo con el fin de acallar críticas.

La Ley de Polonia también llevó a que se creara un consejo de televisión en el que el gobierno tiene varios asientos. Esto hace que sea muy fácil castigar a los medios de comunicación que no están alineados con los gobernantes. Un ejemplo claro es el de Venezuela en 2007, donde Hugo Chávez se aprovechó del poder que tenía para no renovar la licencia de Radio Caracas Televisión bajo el argumento de que se trataba de un medio golpista.

Como lo denunció la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) en un video, la actual versión de la #LeyTic le permite al presidente nombrar, directa o indirectamente, a cuatro personas que se van a encargar de regular la radio, la  televisión y el  Internet.  Si bien estas personas no pueden ser echadas por el presidente de la misma forma que Bieri de RTVC, su independencia es cuestionable.

Sería muy raro que un gobernante no aproveche esta oportunidad para nombrar o influir en el nombramiento de gente que le agrade. Y también sería raro que esta gente no sea agradecida con la persona que lo nombró.

Estas personas tendrían la posibilidad de sancionar a medios de comunicación por cosas como “atentar contra el pluralismo”. Esto se puede leer como una ley que busca que los medios de comunicación garanticen la presencia de todos los puntos de vista. Pero tal vez sería bueno mirar el caso de Ecuador, donde Rafael Correa promovió una ley que ha sido usada para imponer castigos a los medios por no publicar “información de interés público” favorable al gobierno.

Un regulador lleno de uribistas la tendría muy fácil para castigar a Noticias Uno bajo la excusa de que no garantiza el pluralismo. Después de todo, el uribismo siempre ha sido muy crítico de ese noticiero. Un regulador lleno de Petristas la tendría muy fácil para castigar a RCN televisión, que siempre ha sido criticado por Petro.

Y como si fuera poco, tal y como lo denunció Pedro Vaca en una columna en Semana.com, la #LeyTic le da un poder muy grande al Ministerio de Tics para sancionar a operadores de televisión. Con ese tipo de poder, un gobierno con poca gobernabilidad, falto de experiencia y lleno de críticas, le sería muy difícil no aprovechar este papayazo.

Ojalá los congresistas a cargo de esta iniciativa y el propio gobierno caigan en la cuenta de los errores que están cometiendo con este proyecto de ley. Todavía podemos salvarnos de la censura.

*Puede seguir a Emmanuel en Twitter acá

**Emmanuel trabaja como asesor de la FLIP, pero este texto refleja únicamente su opinión personal.