Bienvenidos al posconflicto: así empapelan las bacrim 4 departamentos del país | ¡PACIFISTA!
Bienvenidos al posconflicto: así empapelan las bacrim 4 departamentos del país
Leer

Bienvenidos al posconflicto: así empapelan las bacrim 4 departamentos del país

Mario Zamudio Palma - Abril 25, 2017

Imponen un toque de queda a partir de las 9:00 pm bajo la amenaza de limpieza social.

Compartir

El pasado fin de semana, en ¡Pacifista! hicimos un recorrido por varios municipios de Putumayo, en el sur del país. Varios pobladores nos mostraron el panfleto que está inundando las calles de la región, en el que la banda criminal autodenominada Autodefensas Gaitanistas de Colombia (ACG) impone un toque de queda después de las 9 de la noche y amenaza de muerte a quienes estén en la calle luego de esa hora. Hoy, publicamos en exclusiva este panfleto.

La comunicación también llegó la semana pasada a Nariño, al kilómetro 92 de la vía que de Llorente conduce a Tumaco. Además, apareció en algunos barrios de Pitalito, Huila, y en varias casas de Florencia, Caquetá. Firmado siempre por las AGC, denominadas por la policía como Clan del Golfo, el panfleto llegó a unos pueblos en color y en otros en blanco y negro. El mensaje es el mismo: toque de queda o muerte.

“En vista de que la población no quiere captar al llamado nos vemos en la obligación de actuar por la fuerza y alas malas (sic)”, dice el primer párrafo de la amenaza. La banda criminal dice que no quiere ver “gato ni perro después de las 9pm, no queremos ver a nadie en las calles, en las canchas, en los colegios, universidades”.

“No nos importa nada mataremos a todo aquel hijueputa que esté jodiendo en las calles, la comunidad no quiso por las buenas tocara por las malas (sic)”, sentencian los Gaitanistas al final del panfleto.

Este panfleto llegó a los habitantes de Tumaco, en Nariño.

 

La gente siente temor. Según un líder social de Nariño, que pidió reserva de su identidad, las AGC han cumplido su amenaza: desde que salió el panfleto habrían matado a nueve personas en dos corregimientos de Tumaco: La Guayacana y Llorente. “Son asesinatos de los que nadie habla”, dice. Y concluye que los crímenes “hacen recordar los horrores que cometieron los paramilitares contra la población”.

En Putumayo, el papel ya llegó a los mototaxistas. Los conductores de taxis y buses de transporte público también “están avisados”. “Si nos toca guardar el carro, pues lo guardamos”, dijo un taxista que prefirió no dar su nombre. En Huila y Caquetá el panfleto ha llegado a comerciantes y familias. Además, la amenaza también circula en redes sociales y en cadenas de Whatsapp.

Por redes sociales también ha llegado la amenaza.

Según el líder social consultado por ¡Pacifista! en Nariño, una de las causas de este toque de queda tiene que ver con que “el territorio está en disputa no solo por las rutas del narcotráfico sino por todo el tema de recursos minerales, como el oro que hay en el Pacífico”. Según él, con la salida de las Farc de la zona se incrementó la presencia de bandas criminales.

Para Martín Corena, comandante del Bloque Sur de las Farc y encargado de la zona veredal de Puerto Asís, en Putumayo, las amenazas “son muy graves” e incrementan el temor y la desconfianza de la guerrilla frente a la dejación de armas. “El Estado debe acabar con el paramilitarismo”, señala Corena.

 

La violencia contra la población de estos departamentos continúa. En estos cuatro lugares del país han matado dos líderes sociales desde el inicio de la implementación de los acuerdos. Las autoridades, según la población, dicen que “es delicado y que están investigando”.

“Tumaco es una bomba de tiempo”, sentencia el líder.