¿Avivará la protesta social el hecho de que le quitaran la curul a Ángela Robledo? | ¡PACIFISTA!
¿Avivará la protesta social el hecho de que le quitaran la curul a Ángela Robledo? En la movilización, indígenas y estudiantes fueron fundamentales. Foto: ONIC
Leer

¿Avivará la protesta social el hecho de que le quitaran la curul a Ángela Robledo?

Staff ¡Pacifista! - Abril 25, 2019

Aunque el paro nacional no arrancó con la fuerza que se esperaba, una decisión del Consejo de Estado reavivó la indignación.

Compartir

El paro nacional de este 25  de abril fue protagonizado por estudiantes, trabajadores y profesores. Aunque se sumaron las principales centrales sindicales, sería apresurado decir que el paro tuvo la misma fuerza que el de 2013. En Medellín, Bogotá, Cali, Bucaramanga se sintieron las voces de estudiantes y profesores que reclaman cambios profundos en la educación. Mientras tanto, en Quindío, Norte de Santander y Caquetá se sintieron con más fuerza las voces de los campesinos que piden garantías y ayudas económicas, así como la continuidad de estrategias como el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito (PNIS).

En las marchas hubo un punto de quiebre al mediodía, cuando se conoció la noticia de que la congresista Ángela María Robledo perdió su curul en la Cámara de Representantes por una decisión del Consejo de Estado. La congresista reaccionó a través de una alocución pública en la Plaza de Bolívar, donde recibió aplausos de cientos de seguidores. En el transcurso del día la indignación fue creciendo y se presentaron disturbios en la Plaza de Bolívar, así como en la Universidad Nacional. En la tarde, además, se registraron enfrentamientos con el Esmad en otras instituciones públicas, como la Universidad de Antioquia en Medellín.

Movilización en Medellín. Foto: Juan Pablo Sepúlveda

 

El factor Ángela María Robledo no es menor, pues esta sería la segunda curul de la oposición que tumba el Consejo de Estado (la primera fue la de Antanas Mockus el pasado 11 de abril). Tan pronto se conoció la noticia, otros partidos que no se habían pronunciado a fondo con el paro, como el Verde, se mostraron indignados por la decisión contra Robledo y le dieron más fuerzas a la manifestación. Esto sumado a los últimos desaciertos del Centro Democrático y de su jefe, Álvaro Uribe, en el Congreso. Hace unos días, el expresidente llamó a Gustavo Petro “sicario” y ha justificado su afirmación en las redes sociales.

La indignación crece con las nuevas listas de motivos. Ahora no solo se protesta contra el Plan Nacional de Desarrollo (PND) de Iván Duque –que no garantiza recursos suficientes para la implementación del Acuerdo de Paz ni para el sector de la agricultura–  o contra la falta de voluntad para implementar puntos del Acuerdo de Paz, como la sustitución de cultivos o la reforma rural. Ahora existen otras molestias por la falta de reconocimiento de dos congresistas que representan, en votos, a más de 8 millones de colombianos. Con los acuerdos que se lograron con la minga indígena o con los estudiantes pareciera que se calmarían un poco los ánimos, pero lo de Robledo podría generar el efecto contrario.

¿Cómo se movió el paro?

El Paro Nacional de este 25 de abril se tomó las diferentes ciudades de Colombia con manifestantes que marcharon por tres asuntos puntuales, principalmente. El primero de ellos es el rechazo al Plan Nacional de Desarrollo de Iván Duque, en el que se dejaron de lado varios de los compromisos pactados en el Acuerdo de Paz.

El segundo asunto es el rechazo al asesinato sistemático de líderes y lideresas sociales desde que se firmó el Acuerdo de Paz. De acuerdo con el registro de  ¡Pacifista!, han sido asesinados 179. Por último, los manifestantes marcharon a favor de la JEP y en rechazo de las objeciones presentadas por el presidente a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción. 

Foto: ONIC

 

En Bogotá, la marcha partió de diferentes puntos y se congregó en la Plaza de Bolívar. Allí se presentaron incidentes entre el Esmad y algunos manifestantes, que fueron blanco de gases lacrimógenos. Del mismo modo, hubo actos de vandalismo en la plaza y contra la fachada de la Catedral.

Uno de los grupos de manifestantes citados en la Plaza de Bolívar partió desde Tunja. Grupos de educadores pensionados, profesores y estudiantes de la capital boyacense marcharon para unirse a los manifestantes de la capital del país.

En Medellín la marcha partió desde el Parque de los Deseos, aproximadamente a las 10 de la mañana. En el recorrido hasta el Parque de los Pies Descalzos se congregaron estudiantes, profesores, agricultores, grupos indígenas y personas del común para manifestarse por los tres puntos mencionados. Del mismo modo, en el oriente antioqueño manifestantes se reunieron en Rionegro para impulsar una movilización ciudadana en defensa del río Samaná.

En Cali la marcha partió de en el sector de Sameco, en el límite entre Cali y Yumbo, y terminó en la Plazoleta de San Francisco, sede de la Gobernación del Valle. La manifestación se desarrolló de manera pacífica en la capital del Valle del Cauca.

En La Florida, Nariño, manifestantes marcharon junto con la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE).

Movilización en Pitalito, Huila. Foto: Asociación Campesina del Huila

 

En Vaupés, grupos de estudiantes, profesores y miembros de la comunidad se reunieron para marchar en Mitú.

En Barranquilla la marcha que recorrió la calle 30, la carrera 8 y la Avenida Murillo transcurrió en completa tranquilidad, según la Policía. Asimismo, hubo manifestaciones pacíficas en otras ciudades de la costa caribe como Cartagena y Santa Marta.

Los docentes de Santander se congregaron en el Parque San Pío de Bucaramanga, tras movilizarse por la carrera 33 y calle 36 hasta el centro.

En el departamento de Risaralda, comunidades indígenas, campesinos, campesinas y afros de Tadó, se movilizaron desde temprano en la mañana a lo largo de la vía Pereira- Quibdó.

Además del Paro en las diferentes ciudades del país, colombianos en el extranjero se unieron a la manifestación en otras ciudades del mundo, como Bruselas.

 

¿Vendrá una movilización con más fuerza?

Aunque no hay cifras oficiales sobre el número de personas que salieron a las calles, se calcula que fueron más de 900.000 personas en todo el país. Este dato nos lo dieron los sindicatos, pues la Central Unitaria de Trabajadores, la principal unión que citó al paro, tiene, con Fecode, cerca de 500.000 integrantes. Por otro lado está la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) que cuenta con 200.000 miembros. A los trabajadores se suman los indígenas –representados principalmente por la ONIC, que cuenta con 1.500 delegados en todo el país –, la población afro, las asociaciones campesinas y los cientos de estudiantes que salieron a las calles, muchos de ellos integrantes de la  Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (Uness).

Estaba previsto que el  paro, como lo contamos en una nota anterior, no tuviera la fuerza que las organizaciones esperaban; no solo por los acuerdos a los que llegó el gobierno con la minga, sino por la agenda nacional que tiene el foco puesto, principalmente, sobre la JEP. Sin embargo, la salida de Ángela María Robledo del Congreso podría reavivar una protesta que no se veía tan contundente. Al perder su curul, los sectores que la apoyan (campesinos, indígenas, mujeres, población afro) saldrán a marchar seguramente con más fuerza. Y se habla de otro efecto imprevisto: la posible candidatura de Robledo a la alcaldía de Bogotá.

La movilización, con la decisión del Consejo de Estado, puede que apenas comience.