"Si las Farc están dispuestas a aceptar la Constitución..." | ¡PACIFISTA!
“Si las Farc están dispuestas a aceptar la Constitución…”
Leer

“Si las Farc están dispuestas a aceptar la Constitución…”

Colaborador ¡Pacifista! - Mayo 17, 2016

OPINIÓN La discordia es básicamente por un articulito, que busca que la Constitución incluya el texto del Acuerdo final.

Compartir

Columnista: Rodrigo Sandoval

He dejado de sorprenderme. Cuando uno menos piensa, la mesa de conversaciones de La Habana anuncia algo absolutamente innovador: el blindaje jurídico para un Acuerdo final de paz. Es una de las virtudes de este proceso, en lugar de concentrarse en los problemas, parece estar enfocada en las soluciones. Tampoco me pareció descabellada la respuesta que le dieron al acuerdo los posibles candidatos presidenciales y la oposición de derecha, para ellos y ellas el asunto no es la paz, lo único en juego son los resultados electorales.

La discordia es básicamente por un articulito, que busca que la Constitución incluya el texto del Acuerdo luego de que sea refrendado por los colombianos y aprobado (integralmente) por el Congreso. ¡Qué maravilla! Redistribución de la tierra, ampliación de la democracia, dejación definitiva de las armas, legitimidad del uso exclusivo de la fuerza para el Estado, participación comunitaria; todo eso en el texto fundamental del ordenamiento jurídico. Tienen que estar bromeando los que creen que no es un paso adelante desde la Constitución del 91. Casi el único hacia adelante en la cantidad de reformas que le ha hecho el Congreso en estos 25 años.

A unos les parece que sería un monstruo poner en la Constitución algo que el Congreso no discutió ¿Cómo así? ¿Tenemos que reabrir la discusión del acuerdo a lo que se les ocurra a los senadores y representantes? Se les olvida que el mismo Congreso le dio autorización al Gobierno para discutir la paz con las Farc y que los acuerdos que llegan al Capitolio solo se aprueban o imprueban, nada más. Las negociaciones del acuerdo no se han hecho a gritos por los pasillos ni a escondidas en el sótano del Palacio, son como son para evitar que se mine la decisión más importante del país en los próximos años.

Otros dicen, con un cinismo que raya en la estupidez, que no se puede modificar la Constitución para favorecer los intereses de las Farc. Es un argumento con una falacia enorme, el acuerdo no es para beneficiar a la guerrilla, es para el futuro del país. También, vale la pena recordarles que ellos mismos propusieron un cambio en la Constitución (la reelección), que en lugar de remover las estructuras de poder, las enquistó en la Presidencia. Imagínense la ridiculez: podemos cambiar la Constitución para mantenernos en el poder pero no para redistribuirlo.

El articulito no es para evitar que los congresistas toquen el acuerdo pues, en cualquier caso, eso debe ser lo primero que debemos impedir. Lo segundo es que la Constitución no puede ser una piedra inamovible.  Es más, nuestra historia constitucional no se ha caracterizado por la estabilidad. Finalmente, si las Farc están dispuestas a aceptar la actual Carta, tenemos que hacer lo que sea para defender esa voluntad.