Los Urabeños estarían ofreciendo un millón de pesos por policía muerto, al estilo de Pablo Escobar
Leer

Los Urabeños estarían ofreciendo un millón de pesos por policía muerto, al estilo de Pablo Escobar

Juan David Ortíz Franco - Marzo 28, 2016

Todo apunta a que la amenaza es una reacción de esa banda criminal a la muerte de alias “Guagua”.

Compartir
Según la Policía, entre el 2 de febrero de 2015 y el 27 de marzo de 2016 se han “neutralizado” 813 integrantes del Clan Úsuga en Urabá. Foto: Juan David Ortiz Franco

 

Fue un ataque de sicarios, con escape en moto y tiros de gracia para rematar a los heridos. Ocurrió el Sábado Santo. Dos hombres rodearon a un grupo de policías en una calle de Cartagena y asesinaron a tres de ellos. El General Jorge Nieto, director de la Policía, no tardó mucho para asegurar que el atentado fue ordenado por el Clan Úsuga, también conocido como Los Urabeños o Autodefensas Gaitanistas.

Esa idea tiene sustento, según dijo el propio Nieto, en información de inteligencia según la cual ese grupo habría ordenado un “plan pistola” contra la Policía en varias regiones del país. Se trataría de una retaliación por la muerte, el pasado 23 de marzo, de Jairo de Jesús Durango Restrepo, alias “Guagua”, integrante del Estado Mayor de Los Urabeños y uno de los principales objetivos de la Operación Agamenón, que persigue a la cúpula de esa estructura en el Urabá.

A eso se suma un rumor que ya había circulado en varios municipios de la región en otras ocasiones, cuando se ha intensificado la ofensiva contra los integrantes de esa banda criminal. Según las versiones, que ya investiga la Policía de Urabá, la banda habría hecho una oferta de un millón de pesos por cada agente asesinado.

Lo ocurrido el sábado en Cartagena sería la primera acción concreta de esa amenaza. Así lo demostraría un audio que circula entre integrantes de la Policía en esa ciudad. En la grabación, enviada vía Whatsapp, un hombre alerta a quienes serían sus compañeros para que tomen precauciones:

“Me dirijo a ustedes por este medio para informales que la situación está bien crítica con nosotros los policías. Ya el capturado ese que hay aquí en la Mecar (Policía Metropolitana de Cartagena)… ya el hombre ‘cantó’. Esta información se está dando porque ya el hombre capturado ‘cantó’ y fue quien manifestó que pertenece al Clan Úsuga y que están pagando a millón de pesos por policía”.

El audio hace referencia a una de las personas que participó en el ataque del sábado, capturada luego de una persecución en la que murió otro de los atacantes, quien escapaba en una moto. Y aunque hasta el momento las versiones sobre el ofrecimiento de dinero no han sido confirmadas oficialmente por las autoridades, las alertas están encendidas y el propio presidente Juan Manuel Santos se refirió al tema.

 

El clan Úsuga será doblegado, avanzamos en lucha contra crimen organizado con golpes certeros y efectivos. pic.twitter.com/QalgRUemox

— Juan Manuel Santos (@JuanManSantos) 28 de marzo de 2016

En su cuenta de Twitter, Santos dijo haberle ordenado al Director General de la Policía capturar rápidamente a los responsables del triple homicidio en Cartagena y continuar la ofensiva contra Los Urabeños. En un segundo mensaje aseguró que ese grupo “será doblegado” y publicó una imagen que resume algunos de los resultados de la Operación Agamenón. Según la Policía, entre el 2 de febrero de 2015 y el 27 de marzo de 2016, esa ofensiva ha “neutralizado” a 813 integrantes de esa agrupación.

Pero de esos resultados, la muerte de Durango Restrepo, calificado por las autoridades como el mayor narcotraficante de Los Urabeños, sería la más significativa para esa estructura y la más dolorosa para Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, el principal jefe de la organización.

Y es que según habitantes de la región, desde el pasado jueves, cuando cientos de personas despidieron a Durango con un desfile multitudinario en San Pedro de Urabá (Antioquia), ya se decía que “Otoniel” había dado la orden de tomar venganza por la muerte de “Guagua”. De ahí que lo sucedido en los últimos días reedite la figura del capo que, al estilo del extinto narcotraficante Pablo Escobar, reacciona a la persecución de las autoridades poniéndole precio a la vida de los policías.