Las víctimas en el Paro le responden al Twitter de Darío Acevedo, el director del CNMH que censura todos los sesgos menos el suyo | ¡PACIFISTA!
Las víctimas en el Paro le responden al Twitter de Darío Acevedo, el director del CNMH que censura todos los sesgos menos el suyo Ilustración: Juan Ruíz
Leer

Las víctimas en el Paro le responden al Twitter de Darío Acevedo, el director del CNMH que censura todos los sesgos menos el suyo

María Camila Paladines - mayo 25, 2021

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) y el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP) le respondieron a Darío Acevedo, actual director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y él ni siquiera intentó explicar sus posturas.

Compartir

Aunque ya lo ha hecho desde que se posesionó, y antes, Darío Acevedo, actual director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) –organismo estatal que se encarga de preservar la memoria del conflicto armado en Colombia–, ha venido usando su cuenta de Twitter para opinar con marcado sesgo sobre los hechos y actores que rodean el Paro Nacional.

El pasado 19 de mayo, una fuente anónima, colaboradora del CNMH, filtró a la prensa los fragmentos de un correo electrónico enviado por Acevedo a funcionarios y contratistas en pleno auge del Paro Nacional. Decía así:

“En este momento coyuntural que atraviesa el país, quiero recordarles a todos nuestros servidores, funcionarios y contratistas que somos una entidad que cumple una labor misional de gran importancia para la sociedad colombiana: la recuperación de la memoria de las víctimas, su visibilización, su protección. La sociedad colombiana espera de nosotros que hagamos esa labor de una manera transparente, sin sesgos, que podamos ofrecer la información sobre el conflicto armado a toda la ciudadanía; esa es la función que cumplimos (…) Les pido, por favor, que comprendan que como institución no podemos fijar un punto de vista sobre cada uno de los problemas que están en juego por estos días”.

La llamativa instrucción, al parecer, va para todos menos para él. 

Ya es conocido por las víctimas el talante revisionista de Acevedo. Hace poco más de un año, PACIFISTA! hizo un reportaje de varias entregas –que, casualmente, solo decidió responder en su Twitter, para luego bloquearnos– donde encontramos cómo las víctimas sentía que el director les dio la espalda. En su momento, revelamos que ha editado, borrado y reescrito la narrativa de varias piezas del CNMH. Sin contar que ha controvertido la existencia del conflicto armado, todo ha alejado a las víctimas del proceso de construcción de memoria.

En las últimas semanas, Acevedo ha vuelto a estar muy activo en su Twitter, para señalar y opinar como no quisiera que lo hicieran sus subalternos y contratistas

La lectura de las víctimas 
Dario_Acevedo_3
Extraído de: https://twitter.com/darioacevedoc/status/1390864936818155526

Para Daniela Stefania Rodríguez, abogada del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP) y vocera del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), lo que se lee en los tweets de Acevedo es un claro desconocimiento sobre una movilización social que no tiene precedentes en el país, y que ya lleva más de 20 días. Para ella, es “una persona que ha pretendido ocultar la realidad del conflicto armado y la violencia política, que ha generado daños importantes a la memoria, a pesar de tener a su cargo una institución constituida para salvaguardarla”.

Además, dijo la abogada, esas afirmaciones se suman a la estigmatización por parte del Gobierno, y de sus sectores afines, a los manifestantes, estudiantes, maestros, sindicalistas, organizaciones sociales y de derechos humanos, que se han volcado a las calles a exigir un cambio ante las “múltiples contradicciones y necesidades agudizadas en este Gobierno, que no ha tenido la capacidad para atender, no solo la pandemia, sino la desigualdad social que tanto mal ha hecho a la sociedad colombiana”.

Luz Marina Hache, vocera nacional de MOVICE y víctima de desaparición forzada, no se extrañó al leer los tuits, al contrario, enfatizó que Darío Acevedo es “uno de los máximos exponentes del negacionismo histórico que se quiere implementar en nuestro país”, y que sus comentarios salieron a menospreciar la fuerza que tiene el paro.

Sobre la supuesta ofensa internacional, Rodríguez reclamó que lo grave es que fuera del país se reconozca la gravedad de las violaciones a los derechos humanos, pero que al interior se haga oídos sordos o se pretenda enviar el mensaje de que solo se trata de estructuras armadas organizadas que atacan a la Policía, al Gobierno y en general a la institucionalidad.

También aseguró que la información sobre la situación en Colombia no se trata de versiones “que se estén ofreciendo al mundo”, sino que se está abriendo la puerta para que los organismos internacionales verifiquen la situación.

“¿Dónde quedamos las víctimas dentro de su democracia?”, le pregunta Hache a Acevedo en una clara demostración de desconfianza y que no es nueva. 

Dario_Acevedo_2
Extraído de: https://twitter.com/darioacevedoc/status/1390822975885152259

Sobre otros tuits como este, la vocera nacional de MOVICE aprovechó para cuestionar la vista gorda del director, quien, según ella, desconoce abiertamente las motivaciones de la movilización. “Señor Acevedo, respete usted a la población que está mostrando su indignación frente a lo que viene sucediendo en Colombia”, pidió.

Dario_Acevedo_1
Extraído de: https://twitter.com/darioacevedoc/status/1390515414078214147

La reducción de la protesta a vandalismo, complot político o estrategia de armados ilegales, ha sido controvertida por los hechos. La misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió visitar el país debido a la cantidad de alertas que le han llegado sobre las violaciones de derechos humanos que han cometido miembros de los organismos estatales (el 24 de mayo la petición fue negada por la nueva canciller y vicepresidenta Marta Lucía Ramírez). Esa tónica de negación que aplica el Gobierno la hace aún más explícita Acevedo, que le escribió este tuit al director regional de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco.

Dario_Acevedo_5
Extraído de: https://twitter.com/darioacevedoc/status/1391965712676175876

Eso sí, Daniela Rodríguez está de acuerdo con Acevedo en que no se trata de hacer algoritmos cuando se habla de la magnitud y la sistematicidad de las agresiones en el marco del paro, “porque no se trata de números y recursos matemáticos. Se trata de personas que han perdido su vida o han visto menoscabada su salud e integridad física y emocional en un ejercicio legítimo de su derecho a la protesta” alentada por un Gobierno que “en vez de dialogar y escuchar necesidades, insiste en la militarización de las ciudades y en darle a la protesta el trámite de un conflicto interno”.

PACIFISTA! nuevamente contactó a Acevedo para saber su postura frente al paro, frente al movimiento social en las calles y para saber qué había detrás de sus afirmaciones, pero aseguró que no tenía nada nuevo que decir, que eran opiniones personales –contradiciendo lo que pidió a sus colaboradores por correo electrónico– y que espera que no se malinterprete lo que él dijo.

Las exigencias del MOVICE y CSPP a Acevedo

En el CSPP rechazaron la estigmatización en contra de los miles de manifestantes y la negativa de Acevedo de reconocer que se trata de una movilización legítima. Le exigieron a él y a todo el Gobierno Nacional que pare la criminalización de la protesta social, que se brinden garantías para ella y se le dé el lugar que merece, y que cesen los señalamientos públicos sobre la supuesta infiltración y articulación de las marchas por parte de grupos armados, disidencias, narcos, milicias urbanas, pues además de disuadir a otras personas de participar, “infunden terror entre quienes se movilizan y aumenta su riesgo”, aseveró Rodríguez.

Por el MOVICE, Hache le preguntó al director que si no le basta la sangre que el pueblo colombiano ha derramado junto con toda la guerra sucia que durante muchos años se va vivido en Colombia. Además, le aconsejó: “Señor Dario Acevedo, si tiene dignidad, debe renunciar a su cargo, no siga haciéndole apología al negacionismo que no se va a imponer en Colombia, porque la memoria resiste y la memoria sigue diciendo la verdad de la que hemos sido víctimas”.

El saldo de violencia para las organizaciones sociales en el Paro

Ambas organizaciones, más el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), la Colombian Corporation of Criminal Investigation and Human Rigths (CORPOCICHR), la Cumbre Popular Urbana, Entre Redes, el Instituto Latinoamericano para una Sociedad y un Derecho Alternativo (ILSA), el Movimiento por la Defensa de los Derechos del Pueblo (MODEP) y la Red Popular de Derechos Humanos (REDHUS), que hacen parte de la Campaña Defender la Libertad, presentaron en el Boletín No. 14, un registro propio de posibles violaciones a derechos humanos entre el 28 de abril hasta el 20 de mayo. Su seguimiento da cuenta de:

– 715 personas heridas por el accionar desproporcionado de la Policía Nacional y en particular por el ESMAD.

– Por lo menos 95 personas defensoras de derechos humanos agredidas con amenazas, golpes, detenciones y señalamientos.

– Por lo menos 87 personas víctimas de violencias basadas en género.

Rodríguez agregó que estos datos evidencian que no es una realidad parcializada que quieren mostrar al mundo las organizaciones defensoras de derechos humanos, y que desde que empezó el Paro Nacional, diferentes organizaciones, entre ellas el MOVICE, han alertado sobre el uso indiscriminado y arbitrario del armamento y de las herramientas para el control de multitudes por parte de la Policía Nacional, sobre todo del ESMAD, en contra de los manifestantes.

Sobre las armas y herramientas, recordó la abogada, han sido fuertemente criticadas, incluso por organismos como la CIDH y HRW, porque “no es sencillo tener control absoluto sobre su dirección e impacto, y ello puede generar afectaciones serias sobre la vida e integridad de quienes se encuentran ejerciendo sus derechos, como ha sucedido, por ejemplo, con los más de 30 jóvenes que han sufrido lesiones oculares”.

 

Sigan leyendo:

ESPECIAL | Memoria amenazada