"Hacemos música porque de ahí pueden venir cambios": una charla sobre la verdad con Herencia de Timbiquí | ¡PACIFISTA!
“Hacemos música porque de ahí pueden venir cambios”: una charla sobre la verdad con Herencia de Timbiquí Imagen: Cristian Arias
Leer

“Hacemos música porque de ahí pueden venir cambios”: una charla sobre la verdad con Herencia de Timbiquí

Staff ¡Pacifista! - Octubre 30, 2020

Este grupo participó en 'La música cuenta la verdad', un espacio de la Comisión de la Verdad para charlar sobre cómo el conflicto armado ha incidido en la música que se hace en Colombia.

Compartir

Timbiquí es uno de los tres municipios costeros del Cauca. Llegar hasta allí solo se puede a través de lancha o avioneta. De ese rincón del Pacífico caucano han surgido importantes líderes y músicos afro, que saben lo que es resistir a la violencia y luchar por sus derechos. Entre esos músicos están Bégner Vásquez, William Angulo y Etiel Alegría, del grupo Herencia de Timbiquí. 

El pasado martes fueron los invitados a ‘La música cuenta la verdad’, un espacio de la Comisión de la Verdad para charlar sobre cómo el conflicto armado ha incidido en la música que se hace en Colombia. En el caso de estos tres timbiquireños, que llevan un buen tiempo exportando los sonidos del Pacífico a distintas partes del mundo, la conversación estuvo dirigida hacia cómo la violencia contra el pueblo afro influyó en lo que hoy es Herencia de Timbiquí. 

Angulo habló sobre el origen del grupo, que es el resultado de una “herencia familiar”. Al principio se llamaba Herencia y luego se agregó el Timbiquí. También contó que cuando empezó a juntarse con Vásquez y Alegría para hacer música, por allá en el 2000, los paramilitares comenzaron a llegar al pueblo. Y con ellos aparecieron los cultivos de hoja de coca, la minería ilegal y el reclutamiento forzado.

Una canción que refleja esos acontecimientos es ‘Coca por coco’. En ella se habla de la deforestación que dio paso a los cultivos de hoja de coca y de la violencia contra la población en general.

 

 

En la charla, los integrantes de Herencia de Timbiquí señalaron que con la llegada del Estado a los territorios el conflicto se agravó. Angulo aseguró que el Gobierno fue “más por los recursos de los pueblos que por la gente que hay allá. Y al final el que termina sufriendo es el territorio. El único que pone los muertos”. Agregó que los funcionarios que van a las regiones se perciben a sí mismo como “diosecitos” y se muestran de tal manera que las comunidades sienten que está en deuda con ellos, cuando es al contrario.

Para el grupo, sus letras son una forma de reivindicación de las comunidades afro del Pacífico colombiano. Vásquez ve en canciones suyas como ‘Negrito’ un mensaje de aliento para quienes se sienten discriminados. “Esto es tan generalizado que la gente cree que no se merece vivir bien”, agregó Vásquez, quien resaltó que por eso es urgente que se garantice el acceso a la educación y que se respeten todos los derechos que tiene el pueblo afro.

 

 

Herencia de Timbiquí también habló de las peleas políticas que vive el país y de cómo estas afectan a los artista. Ellos celebran que la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz existan, pero les molesta que haya una juzgamiento radical contra quienes apoyan la construcción de paz. “Muchos nos quieren poner de un lado o del otro. Nosotros estamos precisamente para ser la cara sensible”, comentó Angulo.

El encuentro terminó con ‘Sabrás’, una canción de amor. Y Vásquez cerró la charla diciendo: “Nosotros estamos a favor de la comunidad, no somos enemigos de nadie. Simplemente manifestamos cosas, hacemos música porque creemos que a partir de ahí pueden venir los cambios”.

 

Les dejamos la charla completa por acá: