El grupo de universitarios que combate el ‘importaculismo’ juvenil por la paz | ¡PACIFISTA!
El grupo de universitarios que combate el ‘importaculismo’ juvenil por la paz
Leer

El grupo de universitarios que combate el ‘importaculismo’ juvenil por la paz

Andrés Felipe de Pablos - Septiembre 13, 2016

Javerianos por la PAZ busca promover en los muchachos un interés activo por los acuerdos con las Farc.

Compartir
Foto tomada del Facebook de Javerianos por la PAZ.

El Acuerdo para la Terminación del Conflicto, logrado por el Gobierno y las Farc, ha convocado a muchos jóvenes colombianos conscientes de que ellos serán los que construyan y vivan los resultados de lo pactado en La Habana. Los centros universitarios han sido el escenario perfecto para la reunión de nuevas generaciones comprometidas con la reconciliación nacional.

En Bogotá, en el campus de la Pontificia Universidad Javeriana, 15 estudiantes, entre los 18 y 25 años y de carreras diversas como Ingeniería, Economía, Ciencia política, Relaciones internacionales, Psicología y Enfermería, se organizaron después del 24 de agosto, cuando se dio por terminada la negociación, para trabajar por la paz. El grupo adoptó el nombre de Javerianos por la PAZ.

Cuentan que crearon el colectivo para no ser ajenos al momento histórico que vive Colombia. Ellos, aseguran, no podían ser espectadores de los sucesos de paz y decidieron ser actores protagónicos. “Comenzamos con la idea de unir a toda la universidad y de adherir personas externas a la institución. Nuestro objetivo es generar una apropiación de la paz y un vínculo fuerte con los acuerdos”, sostiene Nicolás Cadena, miembro del grupo.

Una de las principales motivaciones de estos muchachos para trabajar por la paz fue el ‘importaculismo’, como ellos dicen, que inundaba los pasillos de su universidad.

“Antes de iniciar hicimos un balance en el que nos dimos cuenta de que en la universidad a la gente poco, o nada, le importaba la coyuntura de paz del país. Por eso, decidimos actuar. Aspiramos a activar el interés de los muchachos para que no les dé pereza discutir por Colombia y por nuestro futuro”, revela Jaime Bravo, integrante de la iniciativa.

Mario Carvajal, también parte del colectivo, declara que “las generaciones que hicieron el Acuerdo de paz con las Farc, en unos años, no van a estar. Entonces, ¿quiénes son los que decidirán cómo mantener la paz? Seremos los jóvenes. Por eso trabajar por la paz nos motiva”.

El 2 de septiembre, Javerianos por la PAZ actuó por primera vez en público, llamando a una movilización en apoyo al Sí en el plebiscito. Lograron reunir a cerca de 70 personas que marcharon, con camisetas y banderas blancas, desde la sede de la Universidad Javeriana hasta el parque de los Periodistas Gabriel García Márquez en el centro de Bogotá.

Movilización por la paz convocada por Javerianos por la PAZ el pasado 9 de septiembre. Foto tomada del Facebook de Javerianos por la PAZ.

“Queremos que los jóvenes entiendan que los Acuerdos de paz con las Farc son de todos. Son de las víctimas, de los niños, de las personas mayores. Esto no es de Uribe o de Santos. La paz la necesitamos todos”, asegura Nicolás.

La universidad no tiene nada que ver con el grupo. A pesar de su nombre, Javerianos por la PAZ es un equipo que se autogestiona. Los recursos con los que trabajan los han conseguido ellos mismos. Además, en el colectivo no hay dependencias de partidos políticos. “Aquí cada quien es libre de participar en el grupo independientemente de que sea del Polo, del Partido Verde, liberal o conservador. Lo importante es generar una unión en torno a la paz”, aclara Nicolás.

También han tenido que lidiar con la apatía. “Hay que ser franco, es muy difícil manejar jóvenes. Los pelados participan una vez en las actividades por la paz que fomentamos, se emocionan, pero después no vuelven porque les da pereza o porque tienen que hacer trabajos. Pero, aún así, seguimos en la causa atrayendo a más jóvenes”, admite Jaime.

Hoy están aplicando la práctica de los “multiplicadores”. Cada persona de la base del grupo aspira a conseguir cinco amigos, explicarles la iniciativa, y luego adherirlos al proyecto. Esos cinco amigos, después, repetirán el proceso. Así, planean multiplicarse y difundir su labor. Hoy, para organizar a las personas que se han pegado a la iniciativa, el grupo maneja un chat de Whatsapp de 150 personas.

‘Café de Paz con Cristo’, actividad organizada por Javerianos por la PAZ el pasado 6 de septiembre. Foto: Santiago Mesa.

Para aumentar el accionar del colectivo, Javerianos por la PAZ ha buscado relaciones con agrupaciones por la paz de otras universidades como el Externado, los Andes, el Rosario, la Uniminuto y la Católica. Aspiran a convertir su proyecto en un gran movimiento estudiantil. “¿Quién quita que dentro de unos años saquemos de Javerianos por la PAZ un líder político que nos represente?”, imagina Jaime.