‘El gobierno nos quiere ignorantes, endeudados y controlados, y le funciona’: Los Petit Fellas Nicolai Fella Foto: Andrés Lamus
Leer

‘El gobierno nos quiere ignorantes, endeudados y controlados, y le funciona’: Los Petit Fellas

Colaborador ¡Pacifista! - Abril 4, 2019

¿Se puede construir paz desde la música? ¿Podemos sensibilizar a la población sobre los asesinatos a los líderes sociales? Esto es lo que piensa uno de los músicos más contestatarios del momento.

Compartir

Por: Katherinne Castañeda

Colombia está viviendo el conflicto en carne viva. La violencia en el Cauca, los asesinatos de líderes sociales —en el transcurso de 2019 van 21 líderes, según nuestro contador—, el crecimiento de las disidencias de las Farc y las disputas de las Bacrim nos han llevado a un escenario poco esperanzador. 

Cada día, pareciera, se nos hace más esquivo el concepto de la paz. He encontrado, sin embargo, otros espacios en los que la palabra guerra no es latente. Espacios en su mayoría artísticos y culturales. Hace unas semanas, por ejemplo, hablé con la agrupación Los Petit Fellas y me dí cuenta de que en su manera contestataria de exponer lo que sucede en Colombia y en el mundo existe un sentido de esperanza. 

Los Petit Fellas son una agrupación de músicos de jazz con un comunicador social que rapea y hace crónicas sobre lo que ve a diario.Esta banda, que nació en 2012 en Bogotá, tiene varias letras que tocan el tema de la paz. 

“Bajezas por barriles, altezas en los dos miles

Fusiles para frágiles y viles, suficientemente hostiles

Volverán a quemar libros para que no los vigiles

¡Pero, por mi suerte que deben tener talón de Aquiles!

Equivocados de enemigos y amantes, pura… Ausencia de piedad si acá el vecino es quien usura”

¿Qué hablamos en esa conversación? Aquí algunos apartados:

¿Cuál es el rol de la música en la construcción de paz?

Nicolai Fella:

“No sé si debemos ponerle obligaciones al arte. No es como decir: ‘el arte es tal cosa’. El arte es libre y puede hacer lo que se le da la gana, nosotros tenemos que ajustarnos a lo que mande, porque uno por medio del arte siente y expresa. No existe una obligación directa en el arte en relación con la paz. La responsabilidad es nuestra como seres humanos.

A mí me parece valioso retratar  lo que pasa, me parece que un primer camino es el de hacer memoria y en ese ejercicio de hacer memoria somos cronistas de ciertas épocas. Uno toma ciertos lugares políticos, que no tienen que ver con posturas impuestas. Empezamos a hablar de lo que pasa en un país violento, un país en guerra y empezamos a plantear otras ideas de convivencia. Hay quienes se sienten identificados con esas ideas.

¿Qué pasa si le dices a la gente que no sea una cabrona con su vecino? Desde esos lugares puedes empezar a aportar. Además deberíamos dejar de pensar que la paz es algo que sucede en el monte y que  nosotros en la ciudad no vivimos esa película, algo como que no tiene que ver con nosotros. Se trata de replantearse eso, porque la ciudad también está en guerra, los barrios y las cuadras están en guerra. Desde ahí relatas, cuentas que sucede y propones algo, por mínimo que sea. Tal vez eso pueda generar pequeños cambios”.

¿Consideras que hoy Colombia goza de una prensa libre?

Nicolai Fella:

“Mi papá me dice que no me ponga a decir cosas, porque la gente le da la espalda uno. Yo le dije: no vamos a ser de los que dan la espalda. A nosotros nos duele el mundo.  Nosotros grabamos el homenaje a Garzón con Telebit porque por esos días estábamos con lo de los líderes, las elecciones, la carga política densa. Es como una lectura del mundo. Ya habíamos publicado polyrics, que es una canción anti todo, anti medios anti gente, anti ideas impuestas, como diciendo esto es una mierda y lo digo con amor”.

“A ciegos corazones suelen gobernar los tuertos

Sin alma, y sin respeto por sus muertos”

A ciegos corazones suelen gobernar los tuertos

Sin alma, y sin respeto por sus muertos

El miedo es un local siempre abierto

Bozales en rebaja y con facilidad de pago o a cubierto

Chamacos flacos con la boca hecha un desierto

Ares experto en azarar no es quien dispara

La política es para amigos del electo

Igual, todo está bien si acá la guerra no entre en Sahara

Hipócrates ampara sólo a sus clientes

La parca no convive con quien piensa diferente

La modita y hasta la prensa siente

El pobre se desvive defendiendo al que le miente

Nos falta humanidad, sobra desesperanza

Desde acá luce descompuesta la balanza

Despierta hermano que la maldad no descansa

Y la guerra va a seguir cobrando con vidas su fianza

Letra de Ciegos Corazones. Sigamos con la entrevista. 

“Hay mucha gente que no le duele la humanidad del otro. El miedo es lo que nos gobierna. Hablamos sobre lo facho, el tipo de gobierno que tenemos, los gobernantes, los hospitales, la guerra. Pienso que no hay que metérsele a la gente por los laditos, tal vez toque sacudir y decirle a la gente, mira lo que está pasando ¿no vas a hacer nada? El arte no tiene que ser de una forma, pero si los medios no van a decir ciertas cosas, tendremos nosotros que decirlas”.

J Balvin debería tener un perro criollo. Tiene el poder de hacer que la gente piense, pero no lo hace.

Háblame del miedo… 

Nicolai Fella: “Es que nos metieron miedo. Yo tengo un tío que me dice: es que tú no viviste la época de Pablo Escobar. Yo le decía, ¿y usted quiere que la vuelva a vivir?, el man me decía, por eso es que voto por Uribe, él fue el que acabó con la guerrilla, ¿pero y los paracos?

Él respondía, a mí me pidieron vacuna durante 15 años, por eso voto No por el proceso de paz. Yo no quiero acordar con la guerrilla nada, quiero que los maten. Los paracos son un mal necesario.

Y así, nos llenaron de miedo. Por eso, nosotros le decimos a la gente cambie desde su lugar, no sea cabrón, no trate mal a su vecino, no robe al niño de la panadería que le da las vueltas mal, no acose a las nenas en transmilenio. Es un poco la revolución de las cosas pequeñas, como dice Pirry”.

¿Qué piensas de la Ley de Convergencia, crees que puede afectar la música? 

Sebastián Panesso: 

“Desde que haya censura desde cualquier medio eso está mal, no hay que trasladarlo hasta la música para sentir que es algo negativo para la libertad de expresión de la gente. Eso puede atacar la música, no hay que desconocer que es un control”.

Nicolai Fella: 

“Están pensando el país de una forma diferente, están algunos obsesionados con controlar el país, hay quienes se están enriqueciendo con el país y quieren seguir perpetuándose en el poder. Van a empezar a atacar cosas que les hacen contrapeso. Empezamos con los medios, sobre todo con los que tienen control estatal, como se vio con Los Puros Criollos. Se ponen fascistas con lo.que está haciendo pensar más a la gente. Vivimos en un país que le permite a la extrema derecha que se imponga sobre el otro. La resistencia tiene que mantenerse como sea, habrá que hacerlo por la calle, por las redes. Hay quienes se molestan con los grafitis pero hay que mantener huellas de las preocupaciones y hay que decirlo”.

¿La música es una forma de resistencia?

Nicolai Fella:

“La música posiblemente sea el arte capaz de tocar más la fibra de la gente. La gente no ve una escultura y dice entiendo, esto me representa. El cine tal vez, pero no todo el mundo va al cine. En cambio, la música está en todos lados, en la esquina, la calle, el trabajo, todo el mundo está escuchando música, la música que sea. Creo que la música tiene esa capacidad de poder hacer que la gente se emocione un poco más con la vida, tiene más poderes particulares, la música es masiva y la música se queda para siempre. Uno puede andar discutiendo con la gente, poniendo en el diario vivir diálogos de paz, de respeto, sobre tolerancia”.

Pienso que no hay que metérsele a la gente por los laditos, tal vez toque sacudir y decirle a la gente, mira lo que está pasando ¿no vas a hacer nada? 

¿Cuál consideras que es la mejor vía para la educación en Colombia?

Nicolai Fella:

“Es una discusión compleja. Hay problemas con el dinero. A Duque se le pararon duro porque es un gil, pero en realidad es un problema que viene desde los noventa.

Los presupuestos para las universidades públicas no son suficientes, las que se están enriqueciendo son las privadas. Eso da rabia porque pagamos mucha plata en impuestos; pagas y no tienes ningún derecho, ni siquiera a la libre expresión.

La corrupción interna ha podrido todas las escalas del gobierno. Al fiscal anticorrupción lo condenan por corrupción. Y ahí se queda el futuro de mucha gente embolatado, no solo la educación, el transporte, hasta la posibilidad de cambiar el norte de las familias.

Yo siento que nos quieren ignorantes, endeudados y controlados. Lo están haciendo bastante bien.

No los educamos, lo reprimimos, no dejamos que se informen, les ponemos fútbol, y así nadie se da cuenta que la gente muere. Más fácil si no te cuestionas nada. Y siguen los mismos gobernando”.

¿Que necesita el hip hop en Colombia?

Sebastián Panesso:

A la música en general le falta unidad. Nos han enseñado que siempre es mejor lo de afuera.Pienso que la gente no ha salido de los entornos, las pluralidades no nos han pegado. Cuando uno viaja fuera, se da cuenta que está mal botar una bolsa a la calle. Quizá los prejuicios vienen de la visión que nos han creado.

Nicolai Fella:

Los vallenateros o los reggetoneros no están saliendo a decir lo que les preocupa. J Balvin debería tener un perro criollo. Tiene el poder de hacer que la gente piense, pero no lo hacen.

Sebastián Panesso: Me gustaría que la gente escuchara un poco más de rap. Ninguna letra es tan explícita y tiene tanto poder para contar cosas como lo hace el rap. La cantidad de posibilidades literarias dentro del rap son inmensas. Y la gente no ha pillado eso.

¿A dónde quieres llegar con tus letras?

Nicolai Fella:

Yo escribo para salvarme, si la gente afuera coge eso y se salva, está precioso. Yo estoy intentando sacarme lo que pasa, contamos lo que vivimos, lo que pensamos. La música nos ha permitido conectarnos con la gente.