La condena por el asesinato de Temístocles Machado aún no representa justicia | ¡PACIFISTA!
La condena por el asesinato de Temístocles Machado aún no representa justicia Don Temístocles, en Isla de la Paz. Foto: Elizabeth Otálvaro -¡Pacifista!
Leer

La condena por el asesinato de Temístocles Machado aún no representa justicia

Santiago Valenzuela A - Abril 3, 2019

Un juez de Buga condenó al sujeto que asesinó a Temístocles Machado a 17 años de prisión. Hablamos con el hijo del líder social sobre el proceso.

Compartir

Un año y dos meses después de que dos hombres armados asesinaran a Temístocles Machado en Buenaventura, la justicia profirió la primera sentencia contra uno de los asesinos: Jorge Jaramillo Valencia, de 43 años de edad. Un juez de Buga – Valle del Cauca–  lo condenó  a 17 años y ocho meses de prisión por el crimen contra Machado, uno de los líderes sociales más importantes del puerto;  considerado un faro, incluso, para los habitantes de la Comuna 6 de Buenaventura, donde se planean actividades de expansión portuaria.

Jaramillo estará la mitad de años de los que, en teoría, debería permanecer en prisión por los delitos de homicidio agravado y concierto para delinquir. Por aceptar los cargos, recibió una rebaja de pena. El beneficio habría podido ser mayor si el condenado aceptaba revelar información para que la Fiscalía diera con los actores intelectuales, pero se negó hacerlo. Se sabe, por ahora, que fue él quien apretó el gatillo el 27 de enero de 2018, día en que ‘Don Temis’ fue asesinado en un parqueadero que administraba.

La Fiscalía capturó a otras cuatro personas que habrían participado en el asesinato de Machado y que, como Jaramillo, pertenecían al grupo armado ilegal ‘La Local’, que opera en el Pacífico. Hasta el momento los cuatro capturados no han aceptado cargos. Sin embargo, con la condena de Jaramillo se comienza a aclarar el panorama y queda demostrado que el secretario de Gobierno de Buenaventura, Luis Fernando Ramos, no estaba en lo cierto cuando dijo que el homicidio de  Temístocles “no tenía nada que ver” con su liderazgo social. El sicario, además de reconocer que de ‘don Temis’ era un líder social, admitió que fue contratado por una organización criminal que tenía intereses en silenciarlo.

Esta condena, como nos dijo uno de los mejores amigos de Don Temis, no tendrá mayor trascendencia si no se ubica a los autores intelectuales. “La responsabilidad del hecho es de un conjunto de personas que planearon esta acción violenta. Eso está claro para la Fiscalía y lo que se necesita es corroborar quiénes son los que ordenaron el asesinato. Y nosotros lo hemos dicho: los que han ordenado los asesinatos son los mismos que quieren apropiarse del territorio de las comunidades ancestrales”.

La lucha de Don Temis está en peligro

Desde comienzos del año 2000, cuando se construía la vía Altera Interna en Buenaventura, Temístocles Machado denunció amenazas en su contra por oponerse al proyecto, el cual fracturaba al barrio Isla de la Paz en dos. Las comunidades locales lo han dicho hasta el cansancio: con esa vía se valorizaron los predios y comenzaron a aparecer foráneos a reclamar los terrenos, falsificando documentos o despojando violentamente a los habitantes. La ausencia de titulación de tierras y la indiferencia del Instituto Nacional de Vías (Invías) precipitaron un escenario desolador para los pobladores que, por lo menos desde 1940, habitaban la comuna 6.

Con la vía Alterna-Interna llegaron particulares como Jairo Arturo Salamando Ochoa, quien aseguró – y lo hace todavía – ser propietario de por lo menos 45 hectáreas. Por sus reclamos fue que justamente se suspendió la titulación de varios predios y lo que vino después fueron una serie de rumores que llevaron a la Comuna 6 a un ambiente de zozobra, en el que las familias, para sobrevivir, preferían vender sus terrenos por poco dinero. Existieron, y así lo denunció Machado, amenazas de grupos armados e intimidaciones sobre desalojos por parte de la alcaldía.

Uno de sus hijos –no revelamos el nombre por seguridad–  nos dijo que la condena deja “un sinsabor, pues la persona, solo por aceptar cargos, recibe el 50% en la rebaja de la pena y no está obligado a contar nada más. Lo que nos han dicho los abogados es que no va a colaborar con el tema de esclarecer quiénes son los autores intelectuales”. Mientras no se sepa quiénes ordenaron asesinar a don Temis, nos dice su hijo, “se seguirá viviendo en esta tensa calma que sentimos en Isla de la Paz porque sabemos que estas personas intentarán tomarse el territorio. Ya se sabe que la muerte de mi papá tiene que ver con la defensa del territorio y son muchos los empresarios que quieren adueñarse de las tierras que mi papá defendía”.

Lo que se viene ahora es saber hasta qué punto la Fiscalía trabajará por atar los cabos que hacen falta. Y puede hacerlo. Justamente este miércoles 3 de abril fue capturado Yonny Caicedo Ordóñez, presunto jefe de la banda ‘La Local’ en Buenaventura. Según la Policía, esta agrupación criminal es una de las más temidas en el puerto y le ganó el pulso a la bacrim ‘La Empresa’ por el control de plazas de economías ilegales. Esta banda controla, según información de la misma Policía, el 30% de los centros de acopio de cocaína y tienen por lo menos 80 integrantes que se dedican exclusivamente al microtráfico. El Clan del Golfo, incluso, ha sostenido alianzas con ‘La Local’.

Desde diciembre de 2017, la Defensoría del Pueblo advirtió que ‘La Local’ estaba extendiéndose por el puerto y que incluso había ampliado su control en comunas como la 3, 4, 10 y 12. ‘La Local’, dice la misma fuente, estuvo detrás de varias “casas de desaparición”. El modus operandi de la que parece ser la banda criminal más fuerte en el puerto en este momento es la misma que usó el Bloque Pacífico de las Autodefensas a comienzos de la década, desplazando a familias justo cuando se consolidaba el narcotráfico y la expansión del puerto.

Y en el tema de la expansión comercial hay varios puntos que, si la Fiscalía es juiciosa, debería tocar. La comuna 6 es estratégica para la ampliación del puerto de Buenaventura. Y ahora lo es mucho más, como nos dijo un amigo de Don Temis, “porque se está ejecutando el proyecto CAEB” (Complejo de Actividades Económicas de Buenaventura) donde las comunidades locales, dice, quedan relegadas. “Espere y verá, con ese proyecto van a mostrar a los pobladores ancestrales como invasores. Nosotros tenemos que estar muy atentos porque es mucha plata y siempre con las empresas nos ha ido mal. Nos han despojado”.

En efecto, el CAEB es un proyecto del Departamento Nacional de Planeación (DNP) en el que se invertirán por lo menos 750 mil millones de pesos entre el sector público y privado. El objetivo: impulsar la industria y la logística en el puerto.  El proyecto  contempla, por ejemplo, una plataforma logística superior a 100 hectáreas. Para que este proyecto vea la luz se deben incorporar 16.269 hectáreas en la zona de expansión del Puerto, algo que se hará a través de la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

¿Está la Comuna 6 y el barrio Isla de la Paz en estas hectáreas de ampliación?  Todavía no está claro en el papel, pero los pobladores sospechan que sí. Cuando le preguntamos al hijo de Temístocles sobre este proyecto, nos respondió contundentemente: “Si vienen y nos quieren desalojar, acá vamos a seguir, resistiendo, como mi padre”.