Por primera vez, se registra el asesinato de un excomandante de Farc Wilson Saveedra. Foto: Archivo particular
Leer

Por primera vez, se registra el asesinato de un excomandante de Farc

Staff ¡Pacifista! - Mayo 14, 2019

Wilson Saavedra fue comandante del frente 21 de la guerrilla y antiguo miembro del Estado Mayor del Bloque Alfonso Cano.

Compartir

El Acuerdo de Paz firmado entre el Estado y la guerrilla de las Farc acaba de sufrir una nueva herida: en las últimas horas fue asesinado Jorge Enrique Corredor, también conocido como Wilson Saavedra, excomandante del frente 21 de la guerrilla y antiguo miembro del Estado Mayor del Bloque Alfonso Cano de las Farc. Desde diciembre de 2016, cuando entró en vigencia el Acuerdo de Paz, Saveedra trabajó como líder del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Marquetalia, Tolima, donde estuvo a cargo de por lo menos 100 excombatientes.

Según información preliminar, el crimen ocurrió en Tuluá, Valle del Cauca, cuando Saveedra se encontraba en una diligencia personal. Dos sicarios que se movilizaban en moto lo asesinaron. Esta muerte se suma a las de 99 excombatientes más que, de acuerdo con Naciones Unidas, han sido asesinados desde 2016. No obstante, el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), señala que son más de 130 los exguerrilleros asesinados.

Este asesinato toca fibras profundas en el partido Farc; pues es el primer excomandante, líder de procesos de reincorporación, que es silenciado. Después de revisar los 48 casos de excombatientes asesinados, la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía encontró que las disidencias son responsables en 22 casos, el Clan del Golfo en 9, el ELN en 7 y el EPL en 5. Los asesinatos tienen diferentes motivaciones, pero una de las hipótesis más frecuentes es que los grupos armados buscan callar la verdad que los antiguos integrantes de la guerrilla pueden contarle a las instituciones, aportando información sobre rutas de narcotráfico, por ejemplo. También pueden estar detrás estructuras paramilitares que buscan minar la participación política de exmiembros de las Farc.

Hasta el  pasado 15 de marzo, la Unidad Nacional de Protección había aprobado 198 esquemas para excombatientes. En total, la Subdirección ha contratado a 1.124 escoltas, incluidos 696 excombatientes de las FARC-EP y 134 mujeres. Hace unas semanas, la ONU informó que hacían falta 14 esquemas de protección individual, así como medidas de protección para 2 sedes del partido político Farc. Con el asesinato de Saveedra, la incertidumbre para los excombatientes de las Farc crecerá, pues él era uno de los líderes que, pese al cambio de gobierno, impulsó a la base guerrillera a seguir en el camino de la paz y no unirse, por ejemplo, a las disidencias. De hecho, Saveedra dijo en varias ocasiones que creía en la “voluntad del pueblo por la paz”, por encima de unos “pocos enemigos de la guerra”.

 

Los reflectores ahora apuntan al presidente Iván Duque, quien mientras por un lado asegura que protegerá a los líderes sociales y garantizará las condiciones de seguridad para una reincorporación efectiva, por otro busca modificar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y deja en vilo la implementación de puntos claves del Acuerdo, como la Reforma Rural Integral o la sustitución de cultivos de uso ilícito. Las voces de indignación ya se están haciendo escuchar: