Vuelven los dinosaurios
Leer

Vuelven los dinosaurios

Staff ¡Pacifista! - Diciembre 21, 2016

OPINIÓN Charly García, con todo y la “demencia psicoactiva” que algunos le endilgan, nos demostró que está aún en capacidad de defender la libertad.

Compartir

Columnista: Silvie Ojeda

Mientras que en Colombia llueve en Argentina no escampa, como diría el dicho popular. Y sí, resulta que el país austral también tiene su procuradorcito: Carlos Manfroni, recién nombrado por el gobierno Macri como subsecretario de Asuntos Legislativos del Ministerio de Seguridad. Durante la dictadura de Videla, Carlos Manfroni fue columnista del mensuario “Cabildo”, donde en artículos titulados como “La Injusticia del Igualitarismo”, “El progresismo es judaico” o “El Anticristianismo y el Rock” expresaban opiniones reaccionarias que parecen sacadas de crónicas de la inquisición.

Mientras recordaba a Alejandro Ordoñez quemando libros de Marx, Proust y Nietzsche en su juventud, me sorprendió la siguiente frase de Manfroni: “La democracia y la libertad son productos de la hedionda Revolución Francesa, que para peor también fabricó el amor a la Humanidad, puro onanismo intelectual”.

En medio de la dictadura, mientras se gestaba a manos de grandes músicos el rock en español que ha puesto a vibrar a Latinoamérica durante más de 30 años, Manfroni se desataba contra esta corriente artística, con nombres propios: “La filosofía del rock conduce al deseo desesperado de la muerte e induce al suicidio, como lo demuestran las letras de las canciones de Charly García, (Luis Alberto) Spinetta y (Mauricio) “Moris” (Birabent). Ofrece la posibilidad de convertirse en un animal o un marica.” Y remata: “El rock es anticristiano y transmite mensajes satánicos, que pueden escucharse cuando se pasan al revés ciertas canciones, como ‘Congratulations’ de Pink Floyd”.

Aun cuando han pasado más de 20 años desde la publicación de estos artículos, el nombramiento de Manfroni no pasó desapercibido para Charly García, una institución de nuestra cultura, quien en una carta abierta publicada en Facebook, le reclamó a Hernán Lombardi (Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos), el nombramiento del escritor. Entre otros pensamientos, el reconocido músico argentino le reprochó: “Yo compuse Los Dinosaurios, y luché contra la dictadura y UN PELOTUDO está en contra de la Revolucion Francesa???? De John Lennon???, Del amor?? No cuenten conmigo, ignorantes. Siento que la lucha fue en vano, pero aun así , estaremos presentes en nuestras letras… todos nosotros… como en aquellas épocas negras.”(SIC)

La carta de Charly también levantó críticas, pero sobre todo llevó a Manfroni a no aceptar el cargo, pidió disculpas a García y en varias declaraciones sentenció que le resultaba injusto ser juzgado por artículos que escribió hace tantos años pues “ya no piensa así”, sin embargo, a través de sus libros y cátedras, Manfroni deja ver que su cambio no ha sido de fondo sino más bien de forma.

El escritor es reconocido por sus constantes ataques y cuestionamientos a las Madres de Plaza de Mayo y por su tendenciosa visión de la historia de los años setenta a través de conferencias y libros como Montoneros Soldados de Massera, en el cual da por sentada la relación del director del ESMA (uno de los mayores centros clandestinos de detención, tortura y exterminio de la dictadura de Videla en Argentina) y la guerrilla argentina, como colaboracionista, sin tener en cuenta decenas de investigaciones y libros que dan cuenta de lo contrario.

Manfroni, además, en su cátedra universitaria auspiciada por la embajada de los Estados Unidos, cuestiona el criterio de la Corte Suprema sobre los crímenes de lesa humanidad, pide poner en igualdad el terrorismo de Estado y los actos de las organizaciones populares armadas y cuestiona la relación entre perpetrador y víctima en los casos de detención arbitraria y tortura durante la dictadura, denotando así su interés de defender la dictadura como un “mal necesario”.

Afortunadamente, después de la misiva pública del rey del rock en español, el dinosaurio macrista no estará al frente de un cargo público ni será premiado por sus actitudes retrógradas y anquilosadas. Charly, con todo y la “demencia psicoactiva” que algunos le endilgan, nos demostró que está aún en capacidad de defender la libertad en medio de el despliegue de catolicismo exacerbado de Manfroni, quien, sin advertirlo, atina un par de verdades al afirmar que el rock es “es el movimiento ‘artístico’ más subversivo, anticristiano, antimetafísico y contracultural de todos los tiempos”. Por eso mismo, señor dinosaurio, larga vida al rock!!