Tres puntos para entender la crisis de seguridad que vive Suárez, Cauca | ¡PACIFISTA!
Tres puntos para entender la crisis de seguridad que vive Suárez, Cauca Foto: Defensoría del Pueblo

Tres puntos para entender la crisis de seguridad que vive Suárez, Cauca

Staff ¡Pacifista! - Agosto 20, 2019

Según información del Ejército, los carteles mexicanos estarían financiando a las disidencias de las Farc en este departamento.

Compartir

Suárez, un municipio ubicado al norte del Cauca y codiciado por su riqueza minera y su tierra apta para los cultivos de uso ilícito, va a cumplir dos años de inestabilidad. Estas últimas semanas ha sido noticia en los medios nacionales por el confinamiento de por lo menos 500 personas  —según cifras de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha) —, causado por la guerra entre las disidencias de las Farc, el Ejército y grupos dedicados al narcotráfico. 

Desde el pasado 13 de agosto se han intensificado los combates entre el Ejército y las disidencias de las Farc, afectando a las familias de las veredas Los Mangos, Naranjal y La Esmeralda. Los habitantes de estas comunidades tuvieron que desplazarse y alojarse en una caseta comunal en la vereda Bellavista. Si no lo hacían corrían el riesgo de sufrir la violencia de los combates en carne propia. A continuación les mostramos tres puntos para entender lo que está sucediendo en este municipio y algunas raíces del conflicto en ese territorio.

1.Las afectaciones

El informe de Ocha señala que en estos momentos 500 personas están confinadas, no pueden acceder a servicios básicos y tampoco a derechos fundamentales como la educación y la salud. En cuanto a la protección, Ocha señala que se encuentra en riesgo “la integridad física” de los habitantes de las comunidades por los constantes enfrentamientos armados. También, agregan, “es necesario garantizar el acceso a sus unidades productivas, ya que la economía básica de las familias está siendo afectada”.

En cuanto a la salud, tanto la Junta de Acción Comunal (JAC) como los profesores han solicitado atención psicosocial para la población por el impacto que ha tenido el desplazamiento para las familias. De hecho, dice la fuente, 222 estudiantes tuvieron que dejar de ir al colegio desde el pasado 13 de agosto debido a los combates y a la instalación de minas antipersonal. Y por último, y no es un problema menor, es que el alojamiento, la caseta comunal, es pequeña para el número de personas que se encuentran allí, lo que puede generar enfermedades producto del hacinamiento.

Hasta el momento, las 200 familias afectadas han recibido 160 kits de ayuda humanitaria. Por otro lado, dice Ocha que un Comité Territorial de Justicia Transicional está evaluando las respuestas para atender las necesidades de las familias confinadas.

El pasado 14 de agosto murió en combate el sargento segundo Álvaro Alexander Hernández Parra. Según información del Ejército, el enfrentamiento ocurrió en la vereda Bellavista, donde justamente están confinadas las familias.

2.¿Quiénes están detrás? 

La información oficial del Ejército señala que los combates han sido con la disidencia de las Farc que se hace llamar ‘Jaime Martínez’, la cual cuenta con por lo menos 400 hombres que se han concentrado en el norte del Cauca, llegando al Naya, donde buscan hacerse con el control de los cultivos de coca. La información que ha entregado el Ejército es que los carteles mexicanos estarían financiando las operaciones de esta disidencia. Justamente el grupo ‘Jaime Martínez’ está en guerra con otros actores armados como el ELN y el Frente Oliver Sinisterra (FOS), al que pertenecía alias ‘Guacho’. 

Actualmente hay recompensas hasta de 170 millones de pesos para dar con la captura de varios líderes de las disidencias. Entre ellos están alias Mayinbú (Leyder Johany Noscué Bototo), quien estaría al frente del grupo ‘Jaime Martínez’. También ofrecen recompensas por información que ayude a dar con el paradero de Israel Méndez Quitumbo, líder del grupo ‘Dagoberto Ramos’, también de las disidencias. Méndez es acusado de amenazar a las comunidades indígenas directamente para que abandonen el territorio. De acuerdo con la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin), las disidencias han llegado con un discurso “revolucionario y socialista” para que la población permita los cultivos de uso ilícito en sus territorios. 

En diciembre de 2017, como lo contamos en este portal, Suárez tuvo que sufrir combates protagonizados por os resquicios del Ejército Popular de Liberación (EPL) y las disidencias de las Farc. En ese entonces la disputa fue por el control de un corredor de narcotráfico. En ese entonces, más de 900 personas resultaron afectadas y tuvieron que refugiarse en las veredas Los Robles, La Cabaña, Olivares y Agua Bonita.  

3.¿Qué buscan? 

En el norte del Cauca hay por lo menos 17.000 hectáreas de cultivos de uso ilícito, según la información de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).  Por otro lado está la minería ilegal, principalmente de oro, en municipios del norte de Cauca, como Santander de Quilichao. Recordemos que la lucha de la líder social amenazada, Francia Márquez, justamente se ha dado en el norte del Cauca, donde nació y donde arriesgó su vida para proteger el río Ovejas. De hecho, Márquez denunció amenazas de muerte contra el líder Luis Armando Vargas, del Consejo Comunitario La Toma, quien es reconocido como líder ambiental en el territorio.