La Memoria del conflicto para los arquitectos Ganadores del tercer puesto, David Delgado Arquitectos. Foto Santiago Mesa.
Leer

La Memoria del conflicto para los arquitectos

Staff ¡Pacifista! - Agosto 14, 2015

En el concurso para diseño arquitectónico del Museo Nacional de la Memoria, arquitectos y artistas pensaron la guerra, la paz y la reconciliación.

Compartir

El diseño ganador del concurso arquitectónico para la construcción del Museo Nacional de la Memoria ya se conoce. El proyecto presentado por MGP Arquitectura y urbanismo, firma nacional, y Estudio.Entresitio, plataforma de arquitectura española, ocupó el primer puesto por ser “un edificio que conmemora respetuosamente el dolor por nuestro pasado y, al mismo tiempo, celebra la esperanza del próximo futuro”, según resume el informe final del jurado.

Como un mandato de la Ley de Víctimas (Ley 1448 de 2011) nace el proyecto de la construcción del museo, en aras de reconstruir los impactos de la guerra y proclamar la necesidad de acabar con ella. La convocatoria para el diseño del museo fue abierta el pasado mayo y más de 72 propuestas nacionales e internacionales fueron presentadas. El diseño arquitectónico ganador recibió 670 millones de pesos y un contrato para la construcción del complejo, que reúne algo más de tres mil millones de pesos en honorarios.

Fachada del diseño ganador del Museo Nacional de la Memoria. Foto tomada del Informe inicial del jurado.

La construcción del complejo cultural del proyecto ganador comenzará en 2016 y estará listo en 2018. El trabajo arquitectónico estará ubicado en la calle 26, se conectará con la avenida 30 y la calle 34 que desemboca en Las Américas. Se encontrará detrás del Concejo Distrital y la Plaza de Democracia, en un terreno de 20 mil metros cuadrados que entregó la administración distrital a finales de 2014.

José Fernando Viviescas Monsalve, arquitecto urbanista y asesor de la dirección del Museo Nacional de la Memoria, sostuvo en una entrevista del Centro Nacional de Memoria Histórica que la construcción es la materialización estética de la memoria colombiana. “El proyecto prefigura un hito del espacio público que convoca a criticar el pasado y asegura un futuro que no repita los hechos que estamos deplorando”.

Planos del diseño ganador del Museo Nacional de la Memoria. Foto tomada del Informe inicial del jurado.

Los cinco jurados del concurso sostienen que el diseño se trata de “una sencillísima combinación de cuadrados alternados que crea un riquísima y compleja relación de espacios de variadas escalas y condiciones lumínicas”. El museo lucirá como una ciudadela plomiza, que combinará la bandera tricolor en su cubierta llena de escaleras, rodeado por zonas verdes.

Los planos que se compartieron en el informe del jurado, dejan ver que el interior del museo consta de espacios amplios y transparentes que juegan con formas oblicuas y verticales. Su diseño se asemeja a un microcosmos montañoso, que permite que los visitantes experimenten la solemnidad de las salas y la energía de la ciudad, como se señala en el informe.

Felipe González-Pacheco, director de MGP, explicó la propuesta del diseño arquitectónico ganador. “Hay dos condiciones. La primera, a gran escala del edificio, es que se propone que haya un gran suelo público y democrático, de todos los colombianos. La segunda es que en el camino, entre el suelo y el cielo, se recorren seis salas. Cada sala representa una condición de las víctimas del conflicto. En medio de las diferencias, todos somos lo mismo, por lo tanto habrán conexiones entre las salas”.

Planos del diseño ganador del Museo Nacional de la Memoria. Foto tomada del Informe inicial del jurado.

Martha Bello, directora del Museo Nacional de la Memoria, señaló a varios medios que el complejo cultural se construirá con base en cinco temáticas. Primero se hablará del horror, luego se indagarán las causas y el porqué de los sucesos violentos; el tercer tema será el de los impactos de la guerra, el cuarto se enfocará en las iniciativas de paz y el quinto hablará de la “memoria en tiempo presente”.

Más que un museo este espacio será un centro cultural. González-Pachecho junto a María Hurtado de Mendoza, arquitecta directora de Estudio.entresitio, trabajarán en un edificio que tendrá como pilar la proporción del espacio, reflejará la individualidad de cada colombiano fundida en una totalidad incesante.

Las otras visiones del Museo Nacional de Memoria colombiana

IMG_5480
Ganadores del segundo puesto del concurso, Taller Síntesis Arquitectura S.A.S de Medellín. Foto Santiago Mesa.

En la tercera etapa del concurso, los jurados seleccionaron seis propuestas arquitectónicas para la construcción del museo. Tres proyectos recibieron mención de honor, el segundo puesto se lo llevó Taller Síntesis Arquitectura S.A.S de Medellín, y el tercero fue para David Delgado Arquitectos S.A.S. de Bogotá.

Planos del segundo puesto. Foto tomada del Informe inicial del jurado.

La propuesta de Taller Síntesis Arquitectura S.A.S se componía de varios edificios conectados y suspendidos en el suelo. Los muros del complejo, ciclópeos y empedrados, reconstruían un discurso de memoria laberíntica y de subsuelo. “Este es un diseño que parte de la persona, de la escala humana. A raíz de esto articulamos todo, inspirándonos en el problema de la tierra, el arraigo y la ausencia del territorio”, explicó Lucas Serna, director del diseño.

Planos del tercer puesto. Foto tomada del Informe inicial del jurado.

La firma David Delgado Arquitectos S.A.S se imaginó un Museo de la Memoria rodeado de naturaleza. El complejo nacería en medio de la luz y los jardines, asemejándose al campo colombiano. “El tema fue la vida. Abrimos un gran vacío que se llenaría con el público y la naturaleza. Las víctimas cosecharían con sus plantas un jardín en los corredores del museo. La arquitectura no sería el espectáculo, sino la vida, el silencio y la serenidad”, explicó David Delgado, director de la firma.

Ganadores del tercer puesto, David Delgado Arquitectos. Foto Santiago Mesa.

Las propuestas arquitectónicas que se llevaron una mención de honor por la calidad de sus planteamientos fueron la de García Estefan S.A.S y Monoblock, firma de arquitectos argentina; el diseño de Fernando y Ricardo Rincón Arquitectos y, por último, el proyecto del grupo Altiplano S.A.S.

Propuestas con mención de honor: Fernando y Ricardo Rincón Arquitectos, ALTIPLANO S.A.S y García Estefan S.A.S. Foto Santiago Mesa.

La alianza colombo argentina de García Estefan S.A.S y Monoblock planteó un museo que se construiría a partir de un triángulo y un cuadrado. “Nosotros hablamos mucho del tema de las víctimas; inclusive, en un principio, quisimos enfocar el diseño en los hechos victimizantes de la Ley de Víctimas. Al final, hicimos salas neutrales coronadas por un lugar de duelo, desde donde se podría mirar la ciudad”, cuenta Juan Pablo García Estefan, uno de los directores de la propuesta.

Diseño de García Estefan S.A.S y MONOBLOCK. Foto del Informa inicial del jurado.

“Fernando y Ricardo Rincón Arquitectos propuso un bosque, buscando recrear una aldea con un uso intenso de la luz. Quisimos crear un punto dramático y ceremonial”, cuenta Juan Ricardo Rincón. Este diseño fue premiado por caracterizar un espacio de introspección, “entre la luz y el silencio”, como señaló Martha Bello, directora del Museo Nacional de la Memoria.

Diseño de Fernando y Ricardo Rincón Arquitectos. Foto del Informe inicial del jurado.

Por su parte, Altiplano S.A.S propuso un plano inspirado en “la memoria como un rito, la técnica como la madera y el espacio público como la paz”, indicó Felipe Guerra, arquitecto de la firma. El jurado reconoció este diseño por ser una de las visiones más destacadas de la reflexión que emprendieron los jóvenes arquitectos sobre la construcción creativa de un escenario de reparación y reconciliación para Colombia.

Diseño de ALTIPLANO S.A.S. Foto del Informe inicial del jurado.