"Tengo un hermano muerto y no quiero enterrar a otro": entrevista con el primer alcalde por el partido Farc | ¡PACIFISTA!
“Tengo un hermano muerto y no quiero enterrar a otro”: entrevista con el primer alcalde por el partido Farc Todas las fotos por Juan Esteban Quintero.

“Tengo un hermano muerto y no quiero enterrar a otro”: entrevista con el primer alcalde por el partido Farc

Santiago A. de Narváez - Diciembre 12, 2019

El municipio de Guapi, en el Cauca, tendrá, a partir de enero, el primer alcalde elegido con el aval del partido Farc. Su nombre: Plutarco Marino Grueso Obregón.

Compartir

Plutarco Marino Grueso Obregón. Así se presenta el alcalde electo de Guapi, Cauca. El único alcalde elegido en las pasadas elecciones regionales con el aval del partido Farc. (Recordemos que Guillermo Torres, más conocido como Julián Conrado, más conocido como ‘El cantante de las Farc’, ganó la alcaldía de Turbaco con el aval de la Colombia Humana. Grueso Obregón también tuvo el aval de Colombia Humana-UP y MAIS, pero además, en el tarjetón, iba el logo del partido Farc).

Marino había competido por la alcaldía de Guapi en las elecciones de 2015 pero, faltando dos meses para que se celebraran, la policía lo capturó en Popayán por presuntos vínculos con la guerrilla de las Farc. “Le montaron un falso positivo judicial”, decía uno de sus asesores horas antes de la entrevista, mientras comíamos pescado en la Galería de Guapi. A Marino lo liberaron a los seis meses. Quedó de segundo en esas elecciones.

Este año ganó con 4.409 votos.

*

Hoy, Guapi está viviendo una reconfiguración territorial por parte de actores armados que se están disputando las rutas de la salida de la coca hacia el Pacífico. Un enfrentamiento que tiene a las disidencias del frente 30 de las Farc enfrentadas con el ELN y que incluye también a los carteles mexicanos.

Nomás llegar al municipio nos recomiendan en el hotel no salir solos y ojalá no después de las seis de la tarde: hay toque de queda ilegal impuesto por el ELN.

En el pueblo hay ejército patrullando las calles.

*

Al hermano de Marino lo asesinó el ELN. Las Farc le pusieron una bomba a la casa de su abuela. Y a él, al que será a partir del próximo año el primer alcalde con aval del partido Farc en Colombia, los paramilitares lo intentaron asesinar y le pegaron cinco tiros.

Lo recibimos en nuestro hotel en la tarde del viernes seis de diciembre. Acaba de firmar en la notaría el acta de posesión como alcalde de Guapi que entrará en vigencia a partir de las 12 de la noche del 1 de enero.de 2020.

La entrevista la hacemos en el balcón del hotel. Al fondo, el río Guapi.

Acaba de firmar en la notaria para posesionarse. Usted llegó a la Alcaldía con el respaldo de Colombia Humana-UP y de la Farc: es el único que ganó una alcaldía con el aval de Farc. ¿Qué implicaciones tiene llegar a la alcaldía con ese respaldo y para el municipio de Guapi?

Para el municipio de Guapi implica que Guapi es uno de los municipios que vivió la guerra. Que sufrió la guerra y la sigue sufriendo. Porque la guerra continúa. Y eso quiere decir que Guapi no quiere más saber de los que viven de la guerra. Hoy eligieron a una víctima que se llamo Plutarco Marino Grueso. Y quieren que la guerra se acabe. Quieren que no se siga disparando. No quieren más fusiles. ¡Eso implica!

Nosotros fuimos de los que respaldamos el Proceso de paz. Y yo no he sido guerrillero ni nunca he tenido un arma en la mano. Pero soy de los que le dije a las Farc dejen las armas. Entonces por eso llevamos el logo de la Farc en nuestra coalición porque queríamos que se acabara el tema de la guerra. Y si queríamos que se acabara la guerra teníamos que respaldar a quienes dejaron las armas.

Usted nos habla como alcalde, pero también lo hace como víctima, lo acaba de decir. Y ha sufrido ataques a usted y su familia de parte de todos los grupos –ELN, paramilitares, las Farc. ¿Cuál es la situación de Guapi hoy en relación al conflicto?

La situación de Guapi está bastante delicada. Hoy hay disidencias de Farc y ELN disputándose el territorio. No soy ni de las disidencias de Farc ni ELN, pero sí pienso a sentarme a hablar con ellos a que eso no nos conviene a ninguno. Ni al ELN, ni a disidencias ni a nosotros. Yo he sido víctima, como usted dijo. Esto es bala (dice Plutarco y se levanta la camisa y muestra varias cicatrices en su torso) aquí están las huellas del conflicto. Tengo cinco tiros encima, paramilitares. Pero no quiero que vengan ni que caigan sobre mí ni sobre nadie. Que vengan de paramilitares, guerrilla, de ELN, de donde vengan las balas matan. Y nosotros no podemos seguirnos matando.

Yo tengo un hermano enterrado. Y me lo mataron. Y no quiero enterrar otro. Ni  tampoco que mi papá, mi mamá, mi familia me entierre. Si me entierran que me entierren por una enfermedad, que me entierren de viejo, pero no que me entierren porque viene un alegre a dispararme.

Mapa del Departamento del Cauca. Ilustración por Juan Ruiz.

¿Por qué no me explica qué está pasando en cuanto a la disputa del control territorial luego de los Acuerdos de paz, cuando la gente esperaba que el Estad copara los territorios ocupados por las Farc? ¿Qué es lo que está pasando?

Los negocios que el gobierno dice que son ilegales pero que no controla y la desestabilización estatal. No vienen. Ni se van a meter (el Estado). Cuando en Guapi antes habí a28 plicias ahora hay 14.

¿Por qué razón?

En vez de meter más pie de fuerza para presencia estatal, sacaron fuerza.

Pero ¿por qué razón sacaron?

Hay que preguntarles a ellos porque yo no tengo la respuesta.

¿En este momento Guapi está militarizada?

¿Dónde? ¡No! Usted ha estado aquí, está aquí.

Pero hay ejército en las calles.

Sí, hay ejército en las calles. Pero al ejército le dicen “ustedes tienen que hacer esto” y a la policía le dicen “ustedes tienen que hacer esto”. Y esa situación que estamos viviendo, le dicen a la policía es responsabilidad de ustedes pero a la policía no le dan los medios para que hagan las cosas. Los policías están acá como amarrados.

Me decían más temprano que desde hace más o menos dos meses, a partir de las 7 de la noche hay un toque de queda ilegal. Y eso implica que no hay un control del Estado de la misma seguridad del municipio.

Ese cuento del toque de queda ilegal es mentira. Porque es la misma gente que le ha dado la gana de encerrarse. Y si se encierran, se encierran es ellos. Pero no que alguien haya dicho que se encierren. Yo tengo esquema de seguridad, de la UNP y yo salgo a las cinco de la mañana, me encierro a las diez once de la noche. Y nunca ha habido problema ni nada. Aquí hay cosas que la gente también se inventa. Y lo que se inventan no podemos seguirlo repitiendo.

Igual llama la atención que en algunas partes, en algunas esquinas, hay grafitis alusivos al ELN. ¿Cómo explica eso?

Hicieron unos grafitis los del ELN y al otro día salieron los de las Farc borrando el grafiti del ELN y poniendo de las Farc. Eso sí. Sí lo hicieron. Y eso obedece a lo que está pasando. ¡Se están matando aquí! En el pueblo. Se-están-matando-aquí-en-el-pueblo. Ellos: Farc y ELN. Allá están matándose en el río Guaguí Farc y ELN. ¿Sí? Eso es lo que está pasando. Y nadie quiere escuchar a nadie.

Usted dice que quiere hablar con ellos porque esta situación es insostenible…

¡Claro! Es insostenible.

¿Cómo sería ese diálogo?

Aunque yo sería uno –uno– de los que la justicia juzgaría por el hecho de hablar con ellos. Pero yo necesito a Guapi tranquila. Y ellos necesitan dar positivos. Y yo sé que ellos son capaces de eso. Y como hoy hay en Guapi un alcalde que no obedece a la maquinaria política del país, ellos son capaces de, – por esto que les estoy diciendo–mandarme a coger.

Cuando dice “ellos” ¿a quién se refiere?

Al Estado. Ministerio de Defensa. Ministerio del Interior. Ellos son. Jueces. Fiscales. Ellos son.

En una entrevista que usted daba hace unos meses usted hablaba de cambiar el sistema.

Sí, hay que cambiarlo total.

¿El sistema político? ¿Económico? ¿Cuál?

Todo. Debe ser repensado. Aquí necesitamos una constituyente.

¿Una constituyente?

Sí, una constituyente real, una constituyente incluyente. Que eso que decimos… la Constitución política de Colombia comienza diciendo “Colombia es un país libre”. Y después de eso dice “un Estado social de derecho” y después dice “una nación pluriétnica y multicultural”.

Y eso no le pa…

Pero no existe, por ejemplo, y nos diseñan la misma aula educativa en Bogotá que en Guapi. Eso no está reconociendo la multietnicidad ni la pluricultralidad. Creen que todos hablamos lo mismo. Que todos vivimos de la misma manera y no. No. Acá vivimos en palafitos. La Unidad Nacional de Riesgos (UNGRD) construye casas pero no construye palafitos, entonces la ley de la UNGRD no está diseñada para nosotros. Por más que yo vaya, allá a la UNGRD y diga “estas casa se están cayendo” no me las van a hacer, porque ellos dicen “no, no construimos palafitos”. Y entonces nosotros los que nos hundimos, a los que nos sube la marea, ¿qué hacemos? Y eso hay que tenerlo en cuenta en la ley.

Con esto que usted habla de repensar el sistema, desde el 21 de noviembre estamos en Paro Nacional, que ha tenido sobre todo gran impacto en las grandes ciudades. ¿Cómo lo han vivido desde Guapi? Pero sobre todo, ¿qué piensa en relación a las demandas que se exigen en el Paro?

Es bastante difícil lo que se está viviendo a nivel nacional con ese tema del Paro. Es que nosotros tenemos que saber que Guapi es uno de los municipios que no sea ha metido en el Paro, pero sí hay unos que sabemos lo que implica el Paro. Y que el Paro tiene sus razones. El gobierno de Duque, de Iván Duque…yo fui el día en que estaban el Paro, yo estaba en Bogotá y Duque nos invitó a una cena, y yo estaba en la cena…y yo fui de los que dije “no nos vamos a tomar fotografías con él” y no me las tomé. A pesar de que estaba al lado mío, y me llamaron y me jalaron y me sentaron al lado de él.

¿Y qué les decía Duque en esa cena?

Yo lo que notaba era que [querían mostrarme] junto con él, para que…no, no, no, no. Yo no quiero estar junto con él. ¿Y nosotros? ¿Y estos pobres arrancados de Guapi? No, yo tengo que estar es con el pueblo. El pueblo votó por mí por eso. Yo no puedo estar con el presidente. Y seguiré con el pueblo.

¿Qué les decía Duque a los alcaldes electos en esa reunión?

Como en el Acuerdo se habló de paz con justicia social, ahora ellos están hablando de “paz con legalidad”. Y le dan a paz con legalidad, paz con legalidad, paz con legalidad. La legalidad ¿cuál es? ¿La legalidad es matar? ¿Matar niños como lo hicieron allá en Caquetá? No: paz con justicia social. Aquí la gente necesita empleo, comida, educación, salud, abajo ley 100. Todo eso es lo que el pueblo está reclamando.

Última pregunta.

Le tengo varias más…

No.

Bueno, déjeme le pregunto dos que son muy puntuales. ¿Cuál ha sido la relación del Cauca, del departamento y la gobernación del Cauca, con los tres municipios que dan a la costa pacífica: con Timbiquí, Guapi y López de Micay?

Estamos desconectado. Guapi, Timbiquí y López estamos desconectados. El Cauca es el único departamento de Colombia que tiene mar y no tiene vía al mar. Hoy la expectativa es grandísima. La vía al mar no la vamos a construir en 5, 10, 15 años. Pero debemos la garantía de que hoy elegimos un negro de un pueblo negro, Elías Larrahondo Carabalí, y que creemos que en el tema de salud y conectividad va a mirar para la costa. Y esperamos eso.

Para usted, alcalde, ¿qué significa la paz?

Justicia social. Necesitamos que la gente de Guapi tenga empleo, que no llegue donde una EPS a que le den remisión y no tenga plata para el pasaje. Hoy hay unos grados acá en el colegio, necesitamos que esos que se graduaron hoy del colegio y quieren estudiar en la universidad, que tengan la posibilidad de hacerlo. La posibilidad del trabajo. Eso significa la paz. Que todo este poco de gente que ha vivido en estos palafitos, malvivida, que tenga la posibilidad de vivir por lo menos en un palafito pero mejor. Que tengan la posibilidad de un empleo, de comer.

La tranquilidad.

Cuando se pueda andar por las aldeas y los pueblos sin ángel de la guarda. Cuando sean más claros los caminos y brillen más las vidas que las armas. Cuando la espada que use la justicia, aunque desnuda, se conserve casta. ¿Sí? Necesitamos transparencia. La corrupción rampante en todo el país: eso es guerra. Estados Unidos vendiendo armas a cualquiera y después cogiendo al que tiene el arma que ellos le vendieron. El día que no suceda eso ahí hay paz.

*******
Santiago aparece por acá.