Estudiantes de universidades privadas, igualmente indignados Foto tomada de Twitter @shirlylna
Leer

Estudiantes de universidades privadas, igualmente indignados

Natalia Márquez - Octubre 10, 2018

#Divergentes| Además de la solidaridad por la situación de 32 universidades públicas en el país, los estudiantes nos dijeron que hay otras políticas, como las de endeudamiento, que los afectan.

Compartir

La movilización estudiantil que transcurre en el país tiene un ingrediente importante: la participación masiva de los estudiantes de universidades privadas. Es cierto que el objetivo principal de esta marcha consiste en buscar una salida para la crisis de las 32 universidades públicas; las cuales sostienen, en total, un déficit presupuestario de 3.2 billones de pesos en funcionamiento y 15 billones de pesos en infraestructura. A los estudiantes de las privadas los está moviendo la solidaridad y otro aspecto de la crisis que los afecta: las políticas del Icetex, institución de la que muchas veces financia las carreras y los asfixia con deudas.Los estudiantes de las universidades privadas están reclamando por lo básico: inyección de capital por parte del Estado para las instituciones de educación superior públicas. Estos recursos deberían reflejarse en la calidad. En segunda medida, están pidiendo soluciones para la situación del Icetex (entidad a la que le deben por lo menos 324 mil millones de pesos).  Los estudiantes piden que se les reliquiden las deudas de los estudiantes con una tasa real de interés del 0%.

Otra arista de la crisis en la educación que afecta a los estudiantes de las universidades privadas es el programa Ser Pilo Paga, el cual será eliminado por el gobierno de Iván Duque. Los estudiantes están pidiendo que se condone el crédito para los desertores y que se garantice la continuidad para los más de 10.000 estudiantes que están becados por el programa.

En esta marcha salieron estudiantes de la Universidad de los Andes, la Universidad Pontificia Javeriana, el Externado, la Universidad Pontificia Bolivariana y la Universidad EAFIT. Todas han expuesto críticas y problemas en la plataforma que los agrupa: la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior – UNEES–.

Santiago Velasco, uno de los integrantes del colectivo estudiantil  ‘La Errática’ de la Universidad de los Andes, nos dijo que “más allá de que se esté hablando de universidades públicas o privadas, lo importante de la movilización son  las problemáticas estructurales. Es importante que nosotros desde universidades las privadas entendamos que hay estudiantes que cada vez se ven más impactados. Seguir apáticos con esto sería continuar con una polarización política, estaríamos cayendo en la ignorancia. Si tenemos el apoyo y la capacidad para ayudar por algo que nos atañe a todos, ¿por qué no hacerlo?”

El recorrido de los estudiantes de las universidades privadas comenzó en el  Externado, pasando por el edificio Mario Laserna en la Universidad de los Andes y luego por la Universidad Jorge Tadeo. Al final, todos se encontrarán en la Plaza de Bolívar.

Valentina Ávila, organizadora de la marcha en la Universidad Javeriana y estudiante de Ciencia Política, nos dijo  que “las políticas de financiación como ‘Ser Pilo Paga’ financian la universidad privada bajo una excusa de inclusión. Las universidades privadas quieren que este programa continúe porque le inyecta recursos y se los quita a la pública, y eso no es justo”.

Sobre el tema del Icetex, nos dijo que son muchos los estudiantes de la Javeriana que están endeudados. “Vemos una realidad en la que la única forma de acceder a la educación en Colombia es a través del endeudamiento”. El séptimo punto del pliego de peticiones pide justamente que se deroge la Ley 1911, sobre financiación. Dicha ley, dicen los manifestantes, sigue privilegiando las lógicas de endeudamiento para acceder a la educación superior. El segundo punto del pliego de exigencias de la UNEES exige la condonación de las deudas del programa ‘Ser Pilo Paga’.

Este fin de semana, en el Encuentro Nacional de Delegados en Medellín, la UNEES declaró la hora cero del paro nacional universitario. En la madrugada del jueves 11 los estudiantes entran en paro oficial. “Acabamos la movilización declarándonos en paro”, nos dijo Valentina.

¿De frente a Monserrate de espaldas al país?

El sistema de educación superior en Colombia refleja los males que padece nuestra sociedad: desigualdad, clasismo, racismo, desdeño al campo y la preponderancia del patriarcado. Existe la idea de que las universidades privadas son apáticas frente a los problemas que atañen a la sociedad de a pie. Y aunque esta frase es cierta en varios aspectos, lo cierto es que los estudiantes de las  privadas también están despertando.

Sobre este tema hablamos con Carlos Manrique, profesor asociado del departamento de Filosofía de la Universidad de los Andes: “A mí me parece fundamental que existan estudiantes vinculados con las redes nacionales estudiantiles, pues más allá de su status, están defendiendo ciertos anhelos de lo que queremos ser como país. Creo que ahí se está planteando un debate que tiene gran alcance entre la sociedad y la universidad y está relacionado con la política pública de la educación. Este es un tema muy sensible que implica responder a ciertas preguntas, por ejemplo: ¿cómo nos estamos pensando como país? Me parece crucial que haya plataformas como estas de reflexión crítica que cuestionen decisiones gubernamentales  que pueden afectar la construcción de una sociedad democrática, plural e igualitaria. La participación de hoy no es algo fortuito ni accidental ni obedece meramente a la coyuntura. Tiene que ver con estas alianzas que tienen una trayectoria larga. Estas son alianzas entre privadas y públicas en las plataformas estudiantiles a nivel local y nacional” .

Respecto al programa de `Ser Pilo Paga’, el profesor nos dijo que se deben distinguir los niveles de análisis. “Si uno lo piensa en términos de política pública frente a la educación superior sí es evidente la limitación del programa, pues no garantiza el derecho universal del acceso a la educación superior. Sin embargo, considero que hay otros niveles de análisis, por ejemplo desde la perspectiva de los estudiantes que hacen parte de este programa, de los estudiantes y profesores de las privadas que han entrado en relación con los estudiantes del programa. En general, universidades como los Andes, en su vida universitaria, ha cambiado positivamente, se ha enriquecido de manera importante. La reflexión política no sólo debe tener que ver con las políticas públicas sino con nuestra vida cotidiana de lo que pasa día a día”.

Para Andrés Felipe Sarmiento, politólogo de la Universidad Pontificia Bolivariana y beneficiario del programa ‘Ser Pilo Paga’, “es necesario partir de una premisa y es que la educación es asunto de todos y que constitucionalmente está declarada como un derecho que no se puede convertir en negocio. La educación pública está pasando por una situación complicada de déficit. Desde 1992, cuando la ley 30 de educación dictaminó que el aumento del presupuesto de las universidades públicas se va a dar de acuerdo a la inflación, no ha habido inversión. Hoy son mas de 650.000 estudiantes de las universidades públicas que tienen que sobrevivir con muy pocos recursos. Esta situación nos atañe a todos”.