Estos son los chicos que vieron en la bicicleta un camino hacia la libertad perdida | ¡PACIFISTA!
Estos son los chicos que vieron en la bicicleta un camino hacia la libertad perdida
Leer

Estos son los chicos que vieron en la bicicleta un camino hacia la libertad perdida

Laura Sierra Musse - Junio 19, 2019

#DIVERGENTES | Compartimos con 25 jóvenes que están en conflicto con la ley y se graduaron como mecánicos de bicicletas por medio de la fundación Tierra de Hombres.

Compartir

En la Calle 65 con carrera 70 fue  la ceremonia de graduación de un grupo de chicos y chicas que hacen parte de un proceso de formación llamado Esto es otra vuelta. Una estrategia desarrollada por la ONG Terre des hommes (Tierra de hombres) en dos Centros de Atención Especializada (CAES) en Bogotá, con el objetivo de favorecer los procesos de reintegración a la sociedad de menores de edad que estén en conflicto con la ley. Los jóvenes, que están en estos centros por cuenta de procesos judiciales, tienen como requisito cumplir con un proceso de resocialización para poder recobrar su libertad. El programa Dr. Bici es uno de ellos.

Dr. Bici nació en el 2017 y es un programa que consta de 16 talleres de formación en los que, por medio de la mecánica de bicicletas, se hace una conexión de este medio de transporte con la vida de los jóvenes.

“Nosotros nos dimos cuenta con la pedagogía restaurativa de que este objeto, que es muy querido por la juventud, podría relacionarse mucho con sus vidas” dice Felix Peña, encargado del sistema pedagógico de Dr Bici y Felix habla del sistema de frenos de una bicicleta y lo compara con la vida: “los frenos los utilizamos para evitar riesgos como tomar un hueco o ir a una alta velocidad, y si relacionamos esto con la vida,  uno frena cuando ve que está muy acelerado respecto a muchas cosas, como con las personas. Uno puede estar haciendo daño a la gente por ir tan acelerado, y  uno frena porque necesita detenerse respecto a circunstancias que pueden generar tropiezos, obstáculos, conflictos”.

El equipo del programa Dr. Bici. Todos los GIFS creados por Isaac Díaz

Los jóvenes recibieron una certificación otorgada por la Fundación suiza Terre des hommes Lausanne (Tierra de hombres Lausanne o Tdh – L) y la empresa Mejor en Bici. Milena Herrera, jefe del proyecto de Justicia Juvenil Restaurativa de Tierra de Hombres, resaltó el eje del proyecto. “Dos aspectos muy valiosos en el proyecto son su nombre y logo. Estos representan la libertad, el volar alto y la idea de que otras vueltas en la vida son posibles”.

Jóvenes del programa Dr. Bici comparten con sus familias luego de recibir sus diplomas

En este proyecto trabajaron chicos y chicas de 14 a 22 años, que en su mayoría siguen pasando por un proceso de reincorporación social en los Centros de Atención Especializados de Bosconia y La Esmeralda Hogar Femenino. Ya son seis los chicos y chicas que han recobrado su libertad y que han pasado por este programa, como Jaime.

Jaime tiene 22 y empezó hace dos años el programa Dr. Bici: “recién empecé este proceso no sentía mucha ganas, pues uno encerrado en los CAES con la misma rutina… no dan ganas. Pero ya a medida que pasó el tiempo comencé a verlo de otra forma, como que me estaban brindando muchas oportunidades y ahí cambió todo. Comencé a creer en mí mismo y a creer en mi capacidad de decir las cosas. Con la confianza que ellos te brindan uno siente que no te juzgan”.

El proceso no siempre es fácil, como dice Felix Peña: “a medida que pasaba el tiempo nos dábamos cuenta que a los chicos les gustaba hablar y contar desde su experiencia, porque son jóvenes que necesitan ser escuchados y más en esta etapa de sus vidas, en la que para ellos prima sus emociones”.

David concuerda con Felix: “y me puso a pensar que hay personas que sí se interesan por uno (…) y pues ahora que ya salí he notado problemas económicos y claro se siente discriminación. Tú vienes de ser juzgado por un juez que te pone una sanción y ves el error cometido,  sales y te encuentras con que hay personas que te siguen juzgando. Eso para uno es muy duro.”

David recibiendo su diploma

Natalia también fue otra participante del taller. Ella, al igual que David, ya está en libertad y empezará en las próximas semanas la carrera de gastronomía: “a mí me gusta aprender, soy muy curiosa. Soy una persona que está enfocada en estudiar y quiero seguir por ese camino. Ahora siento que valoro mejor las cosas y me coloco en el lugar del otro. Soy más empática con las demás personas.”

En los CAES los jóvenes que hayan cometido un delito y tengan que cumplir una sanción tienen el derecho de continuar con un  plan formativo de educación y también hacer parte de los procesos para la inclusión social que conlleva el pos egreso de los centros.

“Uno de los problemas que tienen estos CAES es que los operadores que atienden a los chicos invierten el tiempo para dar informes y no para entender a quienes atienden. Les falta actualizarse y tener un proceso de aprendizaje que les permita tener otros marcos de comprensión”, comenta Felix Peña.

Mauricio, uno de los chicos que hizo parte del programa y que aún está en un proceso en un CAES, nos dio una impresión de su experiencia: “hace dos años estaba muy nuevo en el programa, tenía resistencia a todo lo que se diera ahí dentro y a todo le generaba apatía. Pero confiado en el proyecto me pude abrir con las personas ya que trabajábamos por el mismo fin y así se fueron tejiendo vínculos de confianza” dice Mauricio, “en un futuro me veo como una persona realizada en su profesión como psicólogo y haciendo esta misma labor. Así como me ayudaron a mí, yo quiero ayudar a los demás”.

Al finalizar el acto de entrega de diplomas, las familias compartieron una  cena y un brindis con los chicos. Algunos venían desde muy lejos pero se expresaba en sus rostros la felicidad que les generaba ver a sus hijos, nietos, hermanos y amigos graduándose. Incluso, para algunos fue el primer reconocimiento formativo que han recibido en sus vidas: “en la medida que ellos entienden que cometieron un error y que pueden trabajar para restaurar y perdonar lo que hicieron, ya se tiene una gran ganancia y es importante ver que haya personas que estén apoyando y ayudando a los chicos”, dice la mamá de Mauricio, participante del proyecto.

Este proyecto a pesar de que tuvo un gran balance en su ejecución no continuará por el momento, debido a la falta de recursos económicos. Sin embargo, la idea es que instituciones del distrito, como el IDIPRON o la Secretaría de seguridad, lo adopten .

Aquí les compartimos un poco de las imágenes de este encuentro.

 

Felix Peña, encargado de la pedagogía de Dr. Bici