¡Divergentes a la calle!: Así fue nuestra primera manifestación (debajo de un puente)
Leer

¡Divergentes a la calle!: Así fue nuestra primera manifestación (debajo de un puente)

Juan Pablo Sepúlveda - Agosto 26, 2018

#Divergentes | El sábado 25 de agosto hicimos la Primera Manifestación Divergentes, la plataforma de ¡Pacifista! dedicada a las causas ciudadanas, el activismo y la movilización social.

Compartir

La cita fue debajo del puente de la calle 92 con avenida NQS en Bogotá, en un escenario muy poco habitual, nada formal. El objetivo era reunir la mayor cantidad de personas en torno a la Primera Manifestación Divergentes, un proyecto de ¡Pacifista! dedicado a la promoción de causas ciudadanas, activismo y movilización social, que para este caso en particular contó con enromes aliados como Renova y el Gran Latido Sound System (dos organizaciones que llevan años tomándose pacíficamente los espacios públicos de la ciudad).

Más de 450 personas atendieron el llamado a una manifestación que no tenía ni carteles, ni arengas desafiantes y cuya principal apuesta era conseguir que la buena onda, el arte, el skate, la música, la danza y el cine se tomaran un espacio público de la cuidad para darle un nuevo significado.

A lo largo de la actividad, que empezó hacia el mediodía del sábado, hubo clases de yoga y de defensa personal mientras los artistas del colectivo Renova intervenían las columnas del puente con muralismo y descolgaban telas desde las barandas para hacer acrobacias y bailes en el aire. Mientras tanto, jóvenes de la ciudad  y de otras regiones se iban uniendo a la manifestación cultural rodeados de carros y transeúntes curiosos que se preguntaban qué era lo que estaba pasando. “Cuando la gente se une en torno a algo adquiere verdaderamente el poder de hacer cambios”, nos dijo Sebastián, un estudiante que nos acompañó. Y remató: “Es que así es más fácil hacerse entender, sin buscar pleitos”.

Clase de defensa personal.

Para ¡Pacifista! el punto más alto de la jornada vino con el estreno y la proyección de nuestro más reciente documental: Dancehall a prueba de balas, una pieza audiovisual que evidencia cómo la música jamaiquina llegó a Urabá y cómo con el tiempo se convirtió en una forma de resistir a la violencia mortal que azotó a la región en los años más duros del conflicto armado. Como nota al pie les decimos que el documental completo lo estaremos publicando en nuestras redes sociales y en nuestra plataforma en los próximos días. Sin embargo, por ahora, pueden ver el trailer aquí.

 

Estreno del documental ‘Dancehall a prueba de balas’ (pronto lo compartiremos con ustedes en nuestra plataforma)

Así es proyectar un documental debajo de un puente.

“Me gustó que vi a mucha gente que a pesar de los problemas que tenían y que todavía tienen siguen con las ganas de sonreír y de bailar. Creo que eso demuestra entereza”, opinó Sara, estudiante, después de la proyección de Dancehall a prueba de balas. Para ella, una forma eficaz para darle la espalda a la violencia es unirse en torno a algo tan universal y alegre como la música.

La música de origen jamaiquino fue la que impulsó el baile durante la manifestación.

Luego la música se apoderó de las consolas gracias al Gran Latido Sound System y a músicos como MC Shaka de Urabá, quien ocupó un espacio estelar en el documental. La gente se reunió en torno al set y, a ritmo de sonidos jamaiquinos, bailó por un buen rato.

MC Shaka, de Urabá: una de las estrellas de la noche.

Vimos personas de todas las edades que aprovecharon el parche para apropiarse del espacio público, unirse en torno a la movilización y festejar la tolerancia, el respeto y la paz. Desde ¡Pacifista! y Divergentes les avisaremos cuando vengan más manifestaciones de este tipo. Algo tenemos claro: no será la última.

Muchas gracias a todos los asistentes y a todos los amigos aliados con quienes nos sumergimos en esta aventura. ¡Nos vemos pronto!