Colombia, el país más mortífero para los líderes ambientales en 2019 | ¡PACIFISTA!
Colombia, el país más mortífero para los líderes ambientales en 2019 Ilustración: Juan Ruiz
Leer

Colombia, el país más mortífero para los líderes ambientales en 2019

Staff ¡Pacifista! - Julio 30, 2020

El año pasado fueron asesinados 212 defensores del medioambiente en el mundo. De esas muertes, cerca de un tercio ocurrieron en nuestro país, lo que sitúa a Colombia como el peor lugar para ser líder ambiental.

Compartir

Carlos Aldario Arenas Salinas o ‘Cejas’, como lo llamaban sus amigos, fue uno de los impulsores de la Ruta del Cóndor, un proyecto ecoturístico para facilitar el avistamiento de esa ave andina que se encuentra en peligro de extinción y para conservar el medioambiente en el norte del Tolima. De hecho, Carlos era el protector del páramo Santa Isabel, pues vivió allí por mucho tiempo. A este campesino se le consideró como un líder ambiental, un defensor del agua y de los frailejones.

Pero, ¿por qué hablamos sobre Carlos en pasado? Porque el 9 de noviembre del año pasado lo mataron. Hombres armados llegaron a una finca en donde él estaba y le dispararon. ‘Cejas’, que tenía 44 años, hace parte de la dolorosa lista de 212 defensores del medioambiente en el mundo que fueron asesinados en 2019 según la organización Global Witness, que desde 2012 lleva haciéndole seguimiento a la violencia contra los líderes ambientales.

“El número documentado de ataques letales contra estos defensores continúa en aumento. 2019 fue el año con la mayor cantidad de muertes registradas: 212. Y en promedio, cuatro defensores ambientales resultaron asesinados cada semana desde diciembre de 2015, mes en el que se firmó el Acuerdo Climático de París, momento en que el mundo aparentemente se unió bajo la esperanza de alcanzar una nueva era de progreso en la lucha contra el cambio climático”, señala Global Witness en el informe ‘Defender el mañana: crisis climática y amenazas contra las personas defensoras de la tierra y del medioambiente’.

Ahora, de los 212 asesinatos que recopila la organización, más de la mitad ocurrieron en dos países: Colombia y Filipinas. En el caso de nuestro país, 64 líderes fueron asesinados por proteger los recursos naturales. Cerca de un tercio. Y en el país asiático murieron 43 personas por defender la tierra. Esto deja a Colombia como el lugar del mundo más mortífero para quienes ejercen un liderazgo ambiental.

 

 

Global Witness, que anualmente presenta un informe sobre la violencia contra los líderes medioambientales en el mundo, indica que Colombia ocupó el segundo lugar en el ranking de 2018 de países donde más asesinan defensores de la tierra, con 24 muerte. Esto quiere decir que hubo un aumento en los crímenes de más del 150 por ciento con respecto al 2019.

Pero, ¿a qué se debe ese incremento? “El Acuerdo de paz de 2016 puso fin a una guerra de décadas entre las fuerzas gubernamentales y las Farc. Sin embargo, esto no ha llevado paz a grandes partes del país. Grupos del crimen organizado y paramilitares —muchos de los cuales se han apoderado de áreas anteriormente controladas por las Farc—, son responsables de un alto porcentaje de los asesinatos que documentamos”, responde la organización.

De hecho, el informe recuerda el atentado contra la lideresa ambiental y social Francia Márquez en mayo de 2019. Ella se encontraba en una reunión con otros líderes del Cauca cuando hombres armados atacaron al grupo y lanzaron una granada. Por fortuna nadie murió. “Cauca es uno de los lugares más peligrosos del mundo para defender el medioambiente. Más de un tercio de todos los asesinatos de defensores colombianos durante 2019 ocurrieron en esa región”.

Otro dato preocupante que da Global Witness es que al menos 14 de los 64 defensores asesinados estaban relacionados con la sustitución de cultivos ilícitos. Es decir, eran parte o lideraban algún proyecto de cultivos alternativos, como cacao y café.

El informe también hace mención a las amenazas y persecuciones a las que son víctimas los defensores y líderes ambientales en el país. Es el caso de Angélica Ortiz, mujer wayuu de La Guajira y secretaria general de la organización Fuerza de Mujeres Wayuu que ha coordinado protestas contra el proyecto minero El Cerrejón, debido a los daños que le ocasiona a las tierras de su pueblo. Debido a ese trabajo, ella recibió amenazas en 2019 que provenían supuestamente de grupos paramilitares.

“Mujeres defensoras como Angélica y Francia se enfrentan a crecientes amenazas. Naciones Unidas documenta un aumento de casi el 50 por ciento en el asesinato de lideresas entre 2018 y 2019. Y según otros informes, también son más propensas a enfrentar el abuso verbal y la vigilancia que los hombres”, comenta Global Witness.

 

 

Pueden leer el informe completo acá.