12 consejos para que la Policía no se la monte con el tema de la dosis personal Foto: Twitter
Leer

12 consejos para que la Policía no se la monte con el tema de la dosis personal

Juan Pablo Sepúlveda - Octubre 4, 2018

Iván Duque firmó esta semana el Decreto que persigue a los consumidores de sustancias psicoactivas.

Compartir

Esta semana, el presidente Iván Duque cumplió una de las promesas que hizo en campaña: prohibir la dosis personal en el espacio público. El primero de octubre firmó —con sus ministras de Interior y Justicia— el Decreto que le permite a la Policía decomisar cualquier cantidad de droga que se porte o consuma en las calles.

Si la cantidad es de hasta 20 gramos de marihuana, 5 de hachís o uno de cocaína o bazuco, un agente de la policía está facultado para decomisarla e imponer un comparendo hasta de 208.000 pesos. Si es más la cantidad, además del decomiso, la persona puede ser judicializada por cargos de microtráfico o narcotráfico.

La medida ha sido cuestionada porque va en contra de la Constitución (no respeta el derecho al libre desarrollo de la personalidad, por ejemplo); no ataca a los narcotraficantes sino al eslabón más débil: al consumidor, entre otras críticas.  Katherine Miranda, representante a la Cámara del Partido Verde, ya presentó una demanda ante la Corte Constitucional y el Consejo de Estado para que el decreto se caiga, con los argumentos de que es inconstitucional y que no trata el consumo de drogas como un problema de salud pública sino como un problema de orden público.

Entre la controversia también han surgido dudas sobre cómo se aplicará el decreto,  qué hará la Policía y cómo pueden defenderse los consumidores.  El programa Échele Cabeza cuando se dé en la cabeza elaboró una pequeña guía que trata de responder estas preguntas. El objetivo de Échele Cabeza es generar consciencia y educación sobre el tema de drogas desde una perspectiva jurídica y científica.

Estas son sus recomendaciones:

  1. Ante cualquier procedimiento conservar siempre la calma. La policía no puede detener a la persona que porta la dosis mínima, pero sí lo puede hacer si la encuentran en un “alto grado de excitación”, según el decreto.
  2. En caso de portar la dosis mínima, lo recomendable es no llevarla de manera fraccionada, pues esto puede ser causa para una acusación por microtráfico.
  3. Tener en cuenta cuánto es la dosis mínima, y no excederla. Son 20 gramos para marihuana, 5 gramos para hachís y un gramo para bazuco o cocaína. En caso de ser otra sustancia, se le debe solicitar al agente de la policía la norma que define cuánta es la cantidad.
  4. Solicitar una gramera estandarizada para pesar la sustancia.
  5. No se debe permitir el decomiso o la destrucción de la parafernalia: el decreto en ningún momento hace explícito que sea legal confiscar pipas, rascadores, jeringas u otros insumos.
  6. En caso de tener una fórmula médica que reconozca el consumo, esta se debe portar en todo momento. Presentarla al policía puede hacer que no se decomise la dosis mínima.
  7. En caso de que se decomise la dosis mínima, se debe solicitar al agente la destrucción en presencia de la persona.
  8. Es legal y recomendado grabar todo el procedimiento (incluyendo la destrucción de la sustancia) y tomar las placas de los agentes. En caso de imposición de un comparendo, se debe solicitar una copia legible. Si es el caso, se debe dejar claro en él que “me opongo porque considero que es una decisión injusta.
  9. Dado que el procedimiento es verbal, se debe exigir el derecho a controvertir y a grabar el procedimiento.
  10. Si se considera que hay una violación de derechos fundamentales, se debe instaurar una tutela o una denuncia frente a las autoridades competentes.
  11. Se deben tener a la mano los teléfonos de un abogado, de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría.
  12. Si es otra persona a la que se le están violando sus derechos con esta medida, se debe grabar la infracción y en lo posible denunciar.