Reincorporación Farc: camapento exguerrillero como atractivo turístico
Excombatientes de las Farc recrean un campamento guerrillero como atracción turística
Leer

Excombatientes de las Farc recrean un campamento guerrillero como atracción turística

Laura Sierra Musse - Marzo 8, 2019

La cooperativa Compazcol, liderada por excombatientes de las Farc, reúne variadas capacidades que estaban escondidas detrás de las balas.

Compartir

Ubicada en la zona veredal de Pondores, La Guajira,  la cooperativa Compazcol marcha con cinco unidades productivas: el ecoturismo, la confección, la agricultura, el abono orgánico y la ebanistería. En ellas tienen participación 120 excombatientes de las Farc, quienes desde octubre de 2017 decidieron unirse para tener un cambio significativo en sus vidas.

La cooperativa nació para dinamizar los distintos proyectos de reincorporación y nuevas iniciativas que estaban sugiriendo muchos excombatientes en  La Guajira. “El sueño de nosotros era salir del conflicto de una manera pacífica  y dialogada, en la que todos pudiéramos trabajar de la mejor forma para hacerle un aporte a la sociedad, además de ayudar a la construcción de un futuro que pertenece a las nuevas generaciones. Ahora se puede trabajar con mayor calma y tranquilidad”. Así lo explica Wilfran Martin, excombatiente de las Farc y representante legal de la cooperativa.

El ecoturismo es una de las propuestas más llamativas que ha tenido la Cooperativa, pues ha hecho que muchos turistas que visitan Fonseca, en La Guajira,  conozcan la historia de la guerra desde la perspectiva de quienes la vivieron en carne propia como actores armados al margen de la ley.

En el recorrido los visitantes encuentran un museo en el que se muestran los uniformes de los e guerrileros, también se pueden ver retratos de sus compañeros, los implementos que llevaban en sus cargamentos y finalmente,  los visitantes conocen una réplica exacta de uno de los campamentos que tenía las Farc. Todo con el objetivo de entender la guerra desde una mirada completamente diferente.

De otra parte, Diosenen Criado, actual coordinador de confecciones de la cooperativa Coompazcol, tenía muchos años cociendo los uniformes de los combatientes dentro de la fila de la guerrilla, pero ahora se dedica a crear prendas de todo tipo que cualquier persona solicita por pedidos.

Como él, muchos otros excombatientes encontraron un lugar donde se pudieran sacar prhabilidades que tienen y por algo que en verdad les gusta hacer.

Diferentes organizaciones –como la Cámara de Comercio, el Sena, el Programa Mundial de Alimentos y La Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias– fueron las encargadas de capacitar a los asociados de esta cooperativa. “De acuerdo a su forma de trabajo y los esquemas productivos que manejaban, a los excombatientientes se les sugirió organizarse de esa manera”, explica María Cristina Núñez de Organizaciones Solidarias.

La más reciente sesión del Consejo Nacional de Reincorporación, que tuvo lugar en noviembre de 2018 en Bogotá, aprobó cinco proyectos productivos de 269 exintegrantes de las Farc. Dichos proyectos se encuentran en Antioquia, Meta, Cauca, Nariño y Chocó. Y Según el cuarto informe de verificación de la implementación del Acuerdo Final de Paz en Colombia (en la página 105), dentro de los eventos prioritarios de implementación está que el Consejo Nacional de Reincorporación apruebe la ejecución de doce proyectos productivos colectivos, para un total de diecisiete proyectos aprobados para la reincorporación en el país.

No obstante, Wilfran comenta que siguen en el proceso de reincorporación: “Del gobierno estamos esperando que aún se cumpla con una parte de la reincorporación, como la entrega de tierra, y que salgan más proyectos productivos que impacten y que realmente traigan beneficios para esta comunidad de excombatientes. En el futuro nos vemos como una cooperativa multi-activa, con unidades productivas autosostenibles”

Muchos de estos excombatientes cuando estaban en las Farc eran sometidos a una vida de guerra, pero ahora que ya son parte de nuevos proyectos de reincorporación han logrado revivir un pasado que estaba escondido por la violencia.