Estos son los partidos más amenazados para las elecciones de octubre | ¡PACIFISTA!
Estos son los partidos más amenazados para las elecciones de octubre Ilustración: Natalia Torres
Leer

Estos son los partidos más amenazados para las elecciones de octubre

Santiago Vega - Agosto 15, 2019

Centro Democrático y Alianza Verde estarían entre los partidos con mayor riesgo para las próximas elecciones regionales.

Compartir

La Fundación Paz y Reconciliación (Pares) en su primer informe sobre la violencia electoral de este año ha concluido, entre otras cosas, que la violencia durante estas elecciones no está necesariamente ligada “a las dinámicas locales del conflicto armado y la criminalidad, sino también a las dinámicas políticas clientelares y corruptas”.

Dato que se evidencia con el escalamiento de la violencia contra candidatos en los departamentos del Tolima, Valle y Guajira que, aunque han llegado a ser escenarios de confrontación entre actores armados antes, hoy no representan territorios críticos de enfrentamiento armado (omitiendo algunos municipios en el Valle). 

Daniela Gómez, investigadora de la Fundación Pares, argumenta que durante las elecciones regionales, se suelen ver las peores y más sofisticadas alianzas entre la criminalidad y la clase política que busca perpetuarse en el poder, eso explicaría que en el Valle se registren tantos hechos violentos como mecanismos de confrontación política. 

La Misión de Observación Electoral (MOE) este año también publicó un informe en el que registra los principales hechos de victimización contra los candidatos o líderes políticos del país. Cuenta entre sus cifras que los hechos violentos están concentrados en 23 departamentos del territorio nacional, de los cuales siete concentran un 74,41% del total de víctimas. Siendo los más graves hasta ahora el Valle, la Guajira, el Tolima, Bogotá, Nariño, el Cauca y Antioquia. 

La MOE registra entre sus cifras desde julio del 2018 hasta julio de este año, que hay 265 víctimas de amenazas, secuestros, desapariciones, atentados y asesinatos. Entre ellas, 115 (43%) son líderes políticos (funcionarios y precandidatos), 110 líderes sociales (42%) y 40 líderes comunales (15%).

Partidos de opinión con más riesgo

Según el segundo informe publicado por Pares, entre las corporaciones políticas más afectadas se encuentran, tanto la coalición de Gobierno como la de oposición. El partido Alianza Verde, el movimiento Colombia Humana y el partido Centro Democrático son hoy los que más hechos victimizantes suman en su contra.

Estos registran según la MOE: 38 víctimas contra los partidos de oposición que reuniría el 30% del total de casos en el país, seguido de los 25 casos contra la coalición de Gobierno que tuvo un aumento considerable de 8 nuevas víctimas desde el período de abril hasta ahora que ha iniciado la campaña. 

No obstante, cabe mencionar que muchos de los casos reportados en contra de los partidos de oposición han tenido hechos letales en mayor medida que los reportados contra los candidatos de la coalición de Gobierno. Igualmente, los partidos no identificados en coalición y los independientes han sufrido también violencia selectiva contra algunos de sus candidatos en las zonas mencionadas y estas amenazas se han materializado en homicidios. 

Como fue el caso del precandidato al Concejo de Toro en el Valle, quien fue asesinado el pasado mes por desconocidos. También, se registró el caso de otro candidato al concejo del municipio de Betania al sur del departamento de Antioquia. Ambos candidatos eran avalados por el partido independiente del Cambio Radical. 

El caso de La Guajira es muy particular porque, como reportan la MOE y Pares, aquí los señalamientos contra candidatos no están discriminando partidos. El informe de MOE registra a La Guajira como el departamento con más amenazas. Los candidatos amenazados van desde el Liberal, pasando por el Partido Verde y llegando hasta el partido Centro Democrático. Igualmente, en el norte del país, exactamente en Cartagena, la corrupción y la inestabilidad política ha generado un ambiente violento de cara a las elecciones.

Una de las interpretaciones de la fundación Pares, en nombre de Ariel Ávila, apuntan a que posiblemente un partido como el Centro Democrático, que representa candidaturas de las élites económicas y políticas tradicionales, resulta víctima de amenazas y señalamientos debido a que sus candidaturas son emergentes en el panorama electoral. Es decir, al ser un partido relativamente nuevo, con un liderazgo de opinión marcado en una figura personalista como es Uribe, entra a competir con estructuras políticas establecidas tradicionalmente que, presuntamente, no quieren disputar su poder político con ningún candidato, y entrarían a competir violentamente. 

El conflicto también agrava

Si bien los hechos violentos, como nos comentó Daniela de Pares, son casos selectivos que responden a mafias específicas y formas violentas de competencia, también se han contado un gran número de casos que están directamente relacionados con actores armados en territorios específicos como el Bajo Cauca Antioqueño y algunos municipios de Cauca como Caloto. 

Esos territorio han sufrido hechos violentos contra siete precandidatos a alcaldías y concejos, ocho funcionarios de elección popular que terminan sus mandatos y dos militantes de partidos políticos. Adicionalmente, aunque según Diana no hay muestras significativas de riesgos contra los votantes, la situación de confrontación entre el Clan del Golfo y Caparros en los municipios de Tarazá y Cáceres está siendo revisada por el riesgo el que representa para la realización de las elecciones. 

Comparación con las elecciones del 2015

Este año, esta temporada electoral que estamos viviendo ya ha sido más  violenta que la vivida durante el periodo del 2015, hace cuatro años. A pesar de que para ese momento no se había firmado el Acuerdo de Paz, según nos dijo Ángela María Gómez, investigadora de la MOE, se habían registrado muchos menos hechos violentos contra los candidatos y precandidatos.

Por ejemplo, el año pasado, durante el periodo preelectoral y electoral, según Ángela del MOE, se habían registrado 5 asesinatos de candidatos políticos. Aunque este número varía según algunos reportes del Gobierno para octubre del 2015 que reportaba 8 asesinatos; el dato sigue siendo menor al registrado hasta ahora que recién empieza la temporada electoral con 9 candidatos muertos. 

También, hay que decir que para las elecciones de 2014 y 2015, según documentó la Fundación Pares: “en algunas zonas del país, las elecciones sufrieron una fuerte distorsión dadas las coimas provenientes de Odebrecht a miembros de clanes políticos”. Estos dineros movieron las maquinarias políticas en los territorios. 

Sin embargo, para esta ocasión, sin estos recursos y con una demanda que se mantiene constante, como lo dice Pares en su informe, “los riesgos de la entrada de dineros ilegales o del uso de estructuras armadas ilegales para la competencia electoral, aumentan”. Razón que argumenta el “empeoramiento” de la situación de seguridad de estas elecciones. 

Lo que dicen las candidaturas 

El partido de la Alianza Verde, sobre el cual recaen gran parte de las amenazas, ha registrado entre sus casos más graves los ocurridos en el Valle, en el Tolima, en la Guajira y en Cartagena. Igualmente, el partido Polo Alternativo, el movimiento Colombia Humana-UP y el MAIS y FARC registran amenazas especialmente en Bogotá (fue dirigida contra la mayoría de candidatos de oposición) el Valle, Cauca y la Guajira.  

Duvalier Sanchez, del partido Alianza Verde y candidato para la Gobernación del Valle, le contó a ¡Pacifista! que uno de los casos más críticos para su partido se registran en Jamundí, y todo el sur del Valle. Duvalier asegura que uno de los concejales, Andrés Felipe Ramírez, que ahora es candidato a la alcaldía de Jamundí, ha sido víctima de amenazas desde hace 5 años por hacer control político en la zona y denunciar hechos de corrupción y narcotráfico. Su caso fue denunciado por el personero del municipio pero aún se está realizando el estudio de riesgo, según contó Duvalier. 

Por parte del movimiento de la Colombia Humana, el hoy candidato al concejo de Bogotá, Andrés Charry, le ha contado a ¡Pacifista! que, por ejemplo, en el Magdalena, algunos de sus antiguos compañeros de militancia han sufrido amenazas de muerte. Exactamente en San Sebastián, el candidato por la Alcaldía, Nelson Arnesto, ha estado recibiendo señalamientos y amenazas directas. Igualmente, según cuenta Andrés Charry, en Cundinamarca también hay casos de amenazas. 

El partido del Centro Democrático, que ha recibido amenazas en el Valle, en la Guajira, Arauca y en Antioquia, ha hecho algunas denuncias en sus cuentas de twitter. Sin embargo, ¡Pacifista! se comunicó con algunos de los líderes de campaña en Antioquia, y dijeron que no habían recibido amenazas o desconocían de esos señalamientos violentos.