¿Cómo se afecta la implementación de la paz en tiempos de coronavirus? | ¡PACIFISTA!
¿Cómo se afecta la implementación de la paz en tiempos de coronavirus? Montaje por Sebastián Leal
Leer

¿Cómo se afecta la implementación de la paz en tiempos de coronavirus?

Staff ¡Pacifista! - Marzo 27, 2020

Hablamos con las entidades del Estado encargadas de implementar los Acuerdos de paz para saber cómo afecta el ritmo de trabajo la pandemia del coronavirus. Esto nos dijeron.

Compartir

Sí, el coronavirus (y mas especialmente la cuarentena) nos está cambiando la vida. Eso ya lo sabemos. Pero, ¿cómo está cambiando la rutina y los procesos de esas entidades que están implementando los Acuerdos de paz?

En ¡Pacifista! hablamos con las entidades que componen el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, con entidades del gobierno y con el partido Farc para entender cómo les cambió la rutina el coronavirus, la cuarentena y cómo trabajarán durante los próximos 19 días (que pueden ser muchos más) para continuar con los procesos que exige la implementación.

Comisión de la Verdad

La que más va a sentir el cambio (y la primera que ha hecho cambio de chip) es la Comisión de la Verdad. De todas las entidades con las que hablamos, la Comisión fue la que más resaltó los cambios que se vendrán en semanas y meses. Recordemos que la Comisión tiene un mandato por tres años, de los cuales lleva ya la mitad, por lo que le queda año y medio para producir el Informe Final y socializar los temas con víctimas y en general con la sociedad.

La Comisión tomó la decisión de ir a teletrabajo de manera absoluta el 16 de marzo, antes incluso de que el Gobierno nacional anunciara el aislamiento de 19 días. La oficina en Bogotá y las Casas de la Verdad en los distintos territorios cerraron y sus funcionarios están trabajando desde la casa. “Dijimos: ‘vamos a aprovechar este tiempo para hacer dos cosas. Consolidar la información que tenemos y empezar el análisis (y en ese sentido suspender por ahora las entrevistas) y, en segundo lugar, todo lo que es dialogo social sistematizarlo y preparar los encuentros que se vienen”, nos dijo Marta Ruiz, Comisionada de la Verdad.

“Nosotros empezamos a entender que esto no puede ser tan temporal como pensamos. ¿Qué estamos haciendo en este momento? Estamos haciendo una planeación por escenarios, recogiendo suficiente información para saber qué hacer y cómo maniobrar ante las distintas posibilidades”, dice Ruiz.

Por ejemplo: si el tema del diálogo social (los encuentros que se vienen haciendo desde el año pasado como los “Diálogos para la no repetición” y los “Encuentros por la verdad”, como los demás eventos que se tenían planeados para este año), si el diálogo social no se va a poder hacer de manera presencial, se están planteando la posibilidad de hacerlo a través de radio y de televisión y generar la conversación a través de estos medios.

El tiempo es la variable critica de la Comisión. La pandemia nos pega duro. Porque la JEP y la Unidad de Búsqueda tienen un plaza más amplio que nosotros”, dice Marta Ruiz quien añade que esta pandemia afectará a los más vulnerables de la sociedad colombiana.

¿Y quiénes son los más llevados? ¡Pues las víctimas! Una de las cosas que hemos encontrado es que el conflicto empobreció a las personas pobres mucho más. Hay una preocupación por el tema de los grupos armados, de lo que pase en la frontera, temas de hambruna. ¿Qué va a pasar en ciudades como Cartagena o en La Guajira donde la gente vive del rebusque?”, se pregunta Marta Ruiz.

La elaboración del Informe Final que tiene que producir la Comisión hacia el final de su mandato tiene varios momentos: recoger testimonio, transcribirlos, analizar y contrastar esos testimonios con otras fuentes y con documentos que se hayan publicado. Durante los meses pasados se ha levantado mucha información en los territorios y ahora, durante el confinamiento, les darán prioridad a los procesos de transcripción y de análisis de información.

Hay, sin embargo, cambios en la manera de trabajar y recolectar esa información que ya se ven en el horizonte. Por ejemplo, las entrevistas con comunidades indígenas. “Patricia Tobón (Comisionada para los asuntos étnicos) nos había dicho ‘olvídense: nosotros después de esta pandemia no podremos entrar a ninguna comunidad indígena’, porque el riesgo de contaminación es de dimensiones enormes: ¡significaría la extinción de un pueblo! Entonces estamos construyendo herramientas para que sean ellos mismos los que documenten sus casos y luego nos entreguen a nosotros esos documentos”, dice Marta Ruiz.

A pesar de que la Comisión está implementando cambios tecnológicos y virtuales para adaptarse a estos momentos de confinamiento, la pandemia del coronavirus les llega en un momento clave. “Nos coge cuando habíamos agarrado velocidad. Desde octubre habíamos cogido ritmo. En enero de este año empezamos a mil y este ‘pare’ es muy brutal porque nos quita la velocidad”, dice Marta Ruiz. Pero añade que a incertidumbre es para todos, no sólo para la Comisión.

“El mundo nos cambió”, dice.

JEP

La Jurisdicción Especial para la paz suspenderá audiencias hasta el 13 de abril. Los funcionarios de la Jep, entre los que están magistrados de las distintas salas, el Director de la Unidad de Investigación y Acusación, la Secretaria Ejecutiva y en general todos los empleados de Jurisdicción tendrán que trabajar desde la casa. En este momento no se puede entrar al edificio de la JEP.

“Hay que partir de la base de que el reglamento general de la JEP ha contemplado la posibilidad de que las salas y las secciones se reúnan virtualmente. De alguna manera la JEP ya tenia instrumentos para responder a eventos como estos. La pandemia no nos cogió de improvisto” nos dijo un funcionario de la JEP.

La magistratura, es decir, las Salas de Justicia y las Secciones del Tribunal para la Paz seguirán sesionando de manera virtual. Lo único que no podrán hacer, hasta el 13 de abril, por cuenta de la suspensión de términos, es tomar decisiones judiciales que impliquen algún tipo de controversia o notificaciones. Por ejemplo: la Sala definición de Situaciones Jurídicas está resolviendo la solicitud de un tercero que quiere entrar a la JEP,  la Sala no puede, durante estos días, proferir una decisión por cuenta de la suspensión de términos. En ese sentido no sacarán autos, ni resoluciones, ni sentencias hasta el 13 de abril, cuando termine la cuarentena decretada por el Gobierno Nacional.

Lo que los magistrados pueden ir haciendo es adelantar todas las actividades relacionadas con los distintos casos. Por ejemplo, la Sala de Reconocimiento sigue haciendo entrevistas para el caso de secuestro 001. “Que estén suspendidos los términos no quiere decir que entramos en el congelador, los magistrados están trabajando en otras cosas para que el día que se reanuden los términos se pueda seguir con las actividades normales”, nos dijeron desde la JEP.

De igual manera, administrativamente la JEP sigue funcionando. Se siguen adelantando procesos contractuales, se siguen contestando derechos de petición, se siguen resolviendo los habeas corpus.

Hay, sin embargo, procesos que se tuvieron que detener. Se tenían previstas unas audiencias en Manizales, a propósito de unas búsquedas de unos cuerpos de personas dadas por desaparecidas en Caldas, algo similar a lo que ocurrió en Dabeiba. Iba a haber una audiencia con las víctimas y esa audiencia no se pudo hacer. Del mismo modo, la Sala definición de Situaciones Jurídicas tenia previsto hacer audiencias en Urabá, que tampoco se van a llevar a cabo estos días.

En cuanto a la investigación que se adelanta en Dabeiba (en relación a los asesinatos extrajudiciales) la exhumación de cuerpos está frenada pues la orden de cuarentena impide que la gente pueda estar en terreno.

“La suspensión de términos significa un reto para que cuando se levante la suspensión de términos se levante tendremos que redoblar los esfuerzos para que se haga todo lo que estaba previsto para este año. Acelerar lo que se dejó de hacer en estos 20 días”, dijeron desde la JEP.

Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas

Desde la Unidad también la mayoría del personal estará trabajando desde las casas. Con excepción del área financiera, tecnología, servicio al ciudadano, gestión documental y nómina, que tienen trabajo en casa parcial. Han aumentado, como para muchas personas durante estos días, las reuniones virtuales.

En cuanto a los planes de búsqueda regionales también habrá énfasis en las labores que se pueden hacer desde el hogar. Los planes de búsqueda no se reducen a la búsqueda y recuperación de un cuerpo en un territorio específico, sino que tienen muchas otras fases; hay toda una serie de acciones humanitarias que tienen que ver con recolección de información, rizar esa información y corroborarla, organizarla y sistematizar esa información frente a posibles ubicaciones. La Unidad va a priorizar estos procesos que tienen que ver, no con el trabajo en campo, sino con la organización de esta información levantada en meses previos.

También lo que tiene que ver con recopilar información relacionada con organizaciones de víctimas y familiares.

Alta Consejería para la Estabilización (Alta Consejería para el Posconflicto)

La entidad del Gobierno encargada de poner en marcha la implementación del Acuerdo se ha plegado a las instrucciones de Duque. “La prioridad es poner la vida y la salud por encima de cualquier otra consideración. La segunda prioridad es identificar cuáles son las poblaciones de ser vulnerables y hemos tomados medidas para apoyarlas: respecto de víctimas de poblaciones en proceso de reincorporación, de población de retorno a sus tierras, familias que están haciendo el proceso de sustitución de coca, y mirar con los demás programas y entidades del Gobierno para coordinar esas medidas”, dice Alto Consejero, Emilio Archila.

Y dice, acto seguido, que no es que sean mas vulnerables con respecto al virus sino que frente a las medias que se toman para evitar la propagación del virus; que frente a medidas (como la cuarentena) puedan verse afectadas. “Hay personas que necesitan que les adelantamos los recursos, que necesitan alimentos…”, dice Archila.

¿Cómo se verá afectada la seguridad de los ex guerrilleros que están los ETCR?

“Lo primero”, responde Archila,  es que “está asegurado que los cerca de 13 mil excombatientes van a a seguir recibiendo su apoyo financiero. Tomamos medidas para que reduzcan al máximo visitas a los ETCR. Estamos haciendo campañas de capacitación en relación al virus: para el uso de tapabocas, lavado de manos, higiene, etc. Y dispusimos que existan los contactos para que si se presentan síntomas, ellos puedan acudir al centro médico del departamento en el que se encuentran. Hasta donde tengo el reporte, esta forma de auto aislamiento ha venido siendo observada de manera muy juiciosa”.

Hay dos grandes líneas de trabajo que está adelantando la Alta Consejería en este momento, por un lado, la Reforma Rural Integral y por el otro, la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET).

En relación a la primera, Archila dice que “en el Catastro Multipropósito hay mucho de ese trabajo que apenas está en etapa de cimentación y estructuración financiera. Y los gestores catastrales pueden hacer muchos de los procesos vía internet”, dice Archila.

En cuanto al Banco de tierras, muchos de esos tramites se hacen vía documental y en temas de Coseche y venda a la fija se han fortalecido los procesos con el Ministerio de Agricultura para ayudar a agricultores. “Nuestro objetivo es asegurar la seguridad alimentaria de todo el país. Lo que tiene que ver con créditos para acceso a tierra, mujer campesina, eso sigue avanzada. Lo que hace el Banco Agrario, sigue funcionando. Ahora, las líneas de Colombia Rural, donde están las vías terciarias, el programa Agua al Campo y el programa de electrificación, sí  tendrán alguna afectación”, dice Archila.

¿Cómo se verá afectada la implementación de los PDETs?

“Una de las fuentes de financio de los PDETs es el OCAD Paz, que yo presido. Entonces  tomamos las disposiciones para poder seguir sesionando cada dos semanas. Sesionaremos de manera virtual, no pararemos el ritmo. De agosto a hoy hemos logrado apoyar 2 billones de pesos. En el tema de obras por impuestos tenemos en este momento 500 mil millones en ejecutorias que tenemos abiertos y vamos a tratar de que los empresarios tengan un plazo mas largo para que puedan acceder a esos proyectos”, comenta Archila.

Partido Farc

Como en el resto de la sociedad, el partido que nació con los Acuerdos de La Habana está sufriendo los cambios impuestos por la cuarentena. “Estamos indicando una serie de reuniones virtuales para no cortar las actividades, porque eso sencillamente no nos genera réditos. Tenemos que continuar en medio de la cuarentena, con misiones y las actividades que teníamos previstas” dice Sandra Ramírez, senadora por el partido Farc.

“En las reuniones se está hablando de los temas relacionados con la cuarentena y, en especial, cómo llevar a los espacios (ETCR) estas recomendaciones. Ellos han tomado medidas para evitar reuniones y evitar que llegue personal extraño”, dice Ramírez.

El partido tenía previsto su Asamblea Nacional ahora en el mes de abril. Ese Congreso se aplazó hasta que la situación se normalice. “Es difícil hacer un Congreso virtual con 300 personas” dice Ramírez. “Sin embargo, Timo (Rodrigo Londoño) envió una circular a toda la militancia para que este sea un momento de leer las tesis que se van a llevar a la Asamblea y que sea lean de manera consciente para que cuando hagamos la Asamblea, haya una buena discusión”, dice Ramírez.

Ante el tema de seguridad para la gente en los ETCR, Ramírez dice que “tenemos una doble amenaza. Por una parte la amenaza del coronavirus; y por la otra la amenaza del exterminio-virus que no cesa. Se siguen asesinando a líderes y a los firmantes de la paz”.

***

Aunque las medidas varían dependiendo de la entidad y de los programas que adelantan, una cosa parece cierta. En palabras de la Comisionada Marta Ruiz “si uno coge todos los factores estructurales del conflicto y los pone hoy en el caldero caliente, que esta pandemia, eso estalla. Nuestra preocupación es que no se agrave la violencia que se está repitiendo en Colombia. Y que sea una oportunidad para ver las desigualdades  y sus efectos sobre los que más han sufrido”.