Con estos cinco secuestros, el ELN podría enterrar la mesa de Quito
Leer

Con estos cinco secuestros, el ELN podría enterrar la mesa de Quito

Staff ¡Pacifista! - Junio 20, 2017

Pese a que el gobierno le ha pedido a esa guerrilla que abandone el secuestro, varios frentes no le han hecho caso.

Compartir

La guerrilla del ELN insiste en mantener la práctica del secuestro. Foto: Frente de Guerra Oriental

“No es posible avanzar en la paz mientras el ELN defienda el secuestro”, dijo el pasado 11 de junio Juan Camilo Restrepo, el jefe negociador del gobierno en el proceso de paz con esa guerrilla. Sin embargo, este martes el país conoció la noticia de un nuevo secuestro, cuando el personero de Tibú (Norte de Santander), Richard Claro confirmó a los medios que ese grupo tiene retenidos a los periodistas holandeses Eugenio Marine y Derk Bollt, quienes realizaban un reportaje en el Catatumbo.

El llamado en contra del secuestro ha sido generalizado: desde distintos sectores de la política nacional le han pedido a esa guerrilla que deje de secuestrar, incluido el exjefe negociador en los diálogos con las Farc y hoy aspirante a la presidencia Humberto de la Calle, quien a través de su cuenta en Twitter declaró: “Hago un llamado al ELN: eliminar la práctica del secuestro es un paso indispensable para impulsar un diálogo creíble”.

También lo hizo el padre Francisco de Roux: “Por favor ELN, renunciar al secuestro es por respeto a la dignidad del pueblo, no por respeto al gobierno. ¿Entienden?”.

Sin embargo, hoy la guerrilla parece haber hecho lo contrario.El analista y experto en esta guerrilla Luis Eduardo Celis le dijo a ¡Pacifista! que esta práctica es “una gran barrera” para las negociaciones entre el ELN y el gobierno, y que si ese grupo no resuelve ponerle fin, “la mesa de Quito no va a ir para ningún lado”.

El de los holandeses no es el primer secuestro del ELN durante la fase de negociaciones. ¡Pacifista! hace un recuento de estos actor que, aunque la guerrilla justifica como una acción de guerra y a la vez de financiación de su lucha, son repudiadas por toda la opinión pública.

Salud Hernández

El 21 de mayo del año pasado, cuando las delegaciones del ELN y el gobierno negociaban en secreto una agenda de diálogos, la periodista española Salud Hernández fue retenida por miembros del ELN en la vereda Buenos Aires, del municipio del Tarra, en Norte de Santander.

“Ahí estuvimos buscando a la guerrillera en donde nos habían dicho. Cuando ya apareció, me dijo: “Se va a quedar con nosotros unos días”, relató la periodista el sábado 27 de mayo, cuando fue liberada en ese mismo departamento.

“Llevo 16 años en el país conociendo casos de secuestro y no lo puedo creer”, expresó. “No hay justificación jamás para el secuestro”, sentenció la periodista.

Los periodistas de RCN

Mientras intentaban cubrir el episodio que sufrió Salud Hernández en el Catatumbo, Diego D’Pablos y Carlos Melo también fueron retenidos por esa guerrilla. Camarógrafo y periodista duraron cuatro días en poder del ELN y finalmente, con la mediación de la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo fueron dejados en libertad.

“Pensamos que iba a ser mas largo, pero toda esa presión de los medios de comunicación sirvió. Las primeras dos noches hubo un sobrevuelo y un desembarco muy cerca de donde estábamos. Estábamos nerviosos”, agregó Melo en el momento de su liberación.

Odín Sánchez

El secuestro del excongresista chocoano Odín Sánchez fue durante meses el mayor obstáculo para instalar la mesa de negociaciones entre el gobierno y el ELN. Sánchez estuvo en poder de la guerrilla desde el 3 de abril del 2016, cuando fue canjeado por su hermano Patrocinio, exgobernador de Chocó, quien había sido condenado por la Corte Suprema por peculado culposo y quien había caído en poder de la guerrilla en 2013.

La guerrilla aseguró en varias oportunidades que los hermanos estaban pendientes de ser juzgados en un juicio político por sus actos en el ejercicio público. De hecho, el propio Odín Sánchez fue condenado por la Corte Suprema en 2011 por verse inmerso en el escándalo de la ‘parapolítica’.

Finalmente, luego de que el año pasado el gobierno aplazara dos veces el inicio de los diálogos en Quito, la guerrilla confirmó la liberación de Odín Sánchez el 2 de febrero de este año. Así, se destrabaron las diferencias entre las delegaciones y días más tarde se instaló la mesa de conversaciones.

Los ocho jóvenes en Chocó

El 8 de mayo de este año, en medio de las negociaciones entre el gobierno y el ELN, esa guerrilla secuestro a ocho jóvenes en el municipio de Novita, en Chocó. La información fue dada a conocer por el propio ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y horas más tarde el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo, escribió en Twitter que “las torpezas del Frente Occidental del ELN en Chocó, secuestrando y delinquiendo, dificultan enormemente negociaciones de Quito”.

Un día después, la cuenta en Twitter del ministerio de Defensa reveló que “Por presión de @FuerzasMilCol @PoliciaColombia ya están en libertad los 8 secuestrados en #Nóvita #Chocó. Felicitaciones a la Fuerza Pública”.

En medio de este impasse, el presidente Santos trató de bajar el tono y señaló en una entrevista radial que “llevamos 52 años combatiéndolos y no hay que perder la paciencia hasta tanto no avance la mesa de negociaciones”.

Los periodistas holandeses

Este sábado, mientras grababan un reportaje sobre adopción en la vereda Versalles del municipio de Tibú, Norte de Santander, los periodistas holandeses Eugenio Marine y Derk Bollt fueron retenidos. Pese a que aún existía alguna duda sobre si el ELN realizó la acción, el personero de ese municipio Richard Claro dijo hace poco que “los periodistas holandeses si están en poder del grupo guerrillero del ELN, está confirmado, ellos se encuentran bien hasta el momento, están siendo retenidos por el grupo ilegal del Eln”.

El Ejército ya hace presencia en el lugar del secuestro y, según medios radiales, justamente esa persecución militar habría impedido que los periodistas fueran dejados en libertad.