El asesinato de Karina García es otro balazo directo a la paz | ¡PACIFISTA!
El asesinato de Karina García es otro balazo directo a la paz Montaje: Natalia Torres
Leer

El asesinato de Karina García es otro balazo directo a la paz

Santiago Vega - Septiembre 2, 2019

En el carro en el que se transportaba estaban otras mujeres que eran líderes en la comunidad y que también eran objetivo militar de los grupos armados en la zona.

Compartir

Colombia comenzó la semana con la siguiente noticia: seis personas fueron masacradas en la zona rural de Suárez, Cauca. Un grupo armado interceptó la camioneta en la que viajaba Karina García, candidata a la alcaldía del municipio, le dispararon al vehículo y después lo quemaron. Todo ocurrió a la altura del corregimiento de Betulia, donde operan las disidencias de las Farc comandadas por Leder Johany Noscue, alias Mayimbú. Según Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, se confirmó que “alias Mayimbú, quien es el jefe de un grupo de disidentes de las Farc que comanda la cuadrilla Jaime Martínez y también la Dagoberto Ramos, sería el responsable de este crimen atroz, por la influencia que hace en esta zona”.

Foto: Santiago Saldarriaga – EL TIEMPO

 

Hay dos antecedentes directamente relacionados con esta tragedia. El primero, una alerta temprana que la Defensoría del Pueblo publicó la semana pasada, con especial énfasis en la situación electoral en departamentos en conflicto como Cauca, Magdalena y Córdoba. La alerta la recibieron los ministerios de Interior y de Defensa, así como la Unidad Nacional de Protección. 

En la alerta se documentaron más de 10 casos de amenazas y atentados que había sufrido la población en el norte del departamento del Cauca, especialmente algunos candidatos como Karina García, la víctima. En el último mes recogimos algunas de estas denuncias en ¡Pacifista! y, al parecer, pasaron de largo para el gobierno nacional. 

Entre las víctimas de amenazas y atentados se encuentran varios de los miembros de la guardia indígena en Caloto, Miranda y Suárez. Uno de ellos es el coordinador de la guardia indígena del Resguardo de Cerro Tijeras, ubicado en Suárez. La situación humanitaria, como señalan informes de la Defensoría y Naciones Unidas, ha empeorado por cuenta del confinamiento de comunidades en medio de los enfrentamientos de la fuerza pública y los distintos grupos armados. 

De hecho, desde el pasado 11 de agosto fueron apareciendo afiches de la campaña de Karina García con su rostro manchado de color negro. Estos hacían parte de una amenaza mayor que hoy se cristalizó. Además, los líderes Erley Ibarra, Luis Armando Vargas, John Jairo Valverde, Cesar Cerón y Lisifrydi Ararat, pertenecientes a los Concejos Comunitarios de la Toma y la Meseta, han sido intimidados a través de panfletos que han firmado todo tipo de actores: Águilas Negras, Disidencias de las Farc y Clan del Golfo, ELN, Caparrapos y otros grupos vinculados con el tráfico de drogas. Incluso, el otro candidato a la alcaldía de Suárez, Cesar Cerón, fue víctima de un atentado en su contra el 15 de mayo de 2019 en la vereda El Hato. 

 

El segundo antecedente: la Personería y la Defensoría en el Cauca ya habían alertado específicamente sobre la grave situación de riesgo que corría la candidata asesinada. De hecho, la UNP le asignó un carro blindado y dos escoltas. También se habían organizado reuniones para definir la situación de riesgo y tratar de hacer algo al respecto. Pero no fue suficiente. 

Entre los hechos que alertaron a la candidata, a la Defensoría del Pueblo y a la Personería, se contaban varias amenazas en panfletos; amenazas dirigidas específicamente contra personas que trabajaban en la campaña de Karina. Buscaron todas las maneras para que la candidata y su partido, el Liberal, no hiciera proselitismo político en la región. 

“La candidata tenía amenazas y por eso andaba con esquema de seguridad. La semana pasada ella había sido citada por la Personería de Suárez para evaluar dichas amenazas, pero la candidata no asistió a la reunión”, dijo la Defensoría del Pueblo. 

¿Quién era Karina García?

Karina García era una mujer joven,  de 32 años, quien recién se había graduado de una especialización en contratación pública de la Universidad Externado. Era madre de un pequeño niño y tenía ya experiencia en liderazgo político. Estaba ejerciendo como concejal del municipio de Suárez y esperaba ser la primera mujer alcaldesa. Estudió derecho en la Universidad Santiago de Cali y había trabajado también en la personería de Suárez. El 27 de julio había recibido el aval del partido Liberal, el cual reconoció su trabajo en la Personería y, según dijo el partido, confió en ella y en su historia por la defensa de los derechos humanos para alcanzar la alcaldía de ese municipio del norte del Cauca. 

En su Facebook, Karina había publicado una foto con el diploma de su especialización y decía: 

“Gracias a todos los que fueron parte de este logro. A mi mamá y a mi papá, infinitas gracias por inculcarme toda la vida lo importante que es estudiar, sus palabras quedarán grabadas por siempre en mi mente ‘La mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos, es un título con que defenderse. La educación debe ser nuestra mejor herramienta”.

Todo su equipo estaba integrado por personas jóvenes. Su fórmula al concejo también era un joven candidato que fue víctima del mismo atentado. Karina, entre sus mensajes de campaña, había resaltado la importancia de tener políticas con enfoque de género que atendieran a las víctimas del conflicto y les dieran una oportunidad laboral para salir adelante. 

DENUNCIA PÚBLICA. Exigimos de las autoridades locales resultados contundentes frente a estos hechos. Porqué justo hoy se dedican todos los candidatos y sus seguidores a atacar nuestra candidatura??? Tanto preocupa una verdadera opción de cambio? No puede ser por medio de intimidaciones, ni de violencia, como se pretenda llegar a la Administración Municipal, nada bueno podría esperarse.

Posted by Karina alcaldesa on Saturday, August 24, 2019

De hecho, en el carro en el que se transportaba estaban otras mujeres que eran lideresas en la comunidad y que también eran objetivo militar de los grupos armados en la zona. De acuerdo con las autoridades, las otras víctimas del hecho son Aidé Trochez, representante mesa de víctimas; Héctor González, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Las Brisas en Suárez; Lavedis Ramos, seguidora de la campaña de la vereda El Manzano; y Yeison Obando, aspirante al Concejo.