24 carteles buenísimos que vimos en el estallido feminista del #8M | ¡PACIFISTA!
24 carteles buenísimos que vimos en el estallido feminista del #8M Foto: María Camila Paladines.
Leer

24 carteles buenísimos que vimos en el estallido feminista del #8M

María Camila Paladines - marzo 9, 2021

Como todos los 8 de marzo, este lunes las mujeres salieron a las calles a exigir igualdad, reivindicación de derechos, pagos dignos, garantías de seguridad, y a hacer memoria por las que ya no están. PACIFISTA! se unió a la resistencia.

Compartir

“Tenemos rabia. Rabia contra la opresión milenaria. Rabia contra la impunidad histórica. Rabia y miedo de ser agredidas, asesinadas, olvidadas.

El patriarcado late en las venas de gobiernos y poderosos, de los medios de comunicación, de la policía. Atraviesa los distintos sectores socioeconómicos. Se infiltra en tribunales de justicia. Cruza subterráneamente —y, a veces, tan obviamente— al Estado. Se convierte en la expresión de la furia del narco y las maras centroamericanas que usan a las mujeres como escudo y como botín de venganza, nefasta tradición ancestral que perdura hasta nuestros días. Todo lo que toca el patriarcado lo convierte en rabia.

Tenemos rabia. Rabia ante la invisibilización constante de nuestros abusos. ¿Por qué casi todas las mujeres que conoces han sido víctimas de abuso y los hombres no conocen a un solo abusador? Porque no lo ven. Porque en su privilegio nuestra sangre es invisible.

Cuando éramos chicas nos tocaron muchas veces en la calle, y vivimos en carne propia el acoso impune. Nos agarraron el culo, nos frotaron el pene en un bus. Nos besaron a la fuerza. Nos denigraron. Nos abusaron de niñas, jóvenes y luego adultas; borrachas y sobrias. Una vez, mientras nosotras caminábamos por Valparaíso, salió un tipo de entre los matorrales y gritó: «Te gusta que te lo metan por el hoyo. ¡Corre, perra!». Y no quedó otra alternativa más que correr. Y ese acoso, que es invisible para muchos, lo vivimos todos los días sin poder denunciar.

Nuestro testimonio siempre está en tela de juicio, siempre es cuestionable, dudoso, nunca es suficiente. La presunción de inocencia arrasa con nuestra verdad. La impunidad del abuso, de la violación, está normalizada y la revictimización constante es insoportable. Aun así, nos odian cuando salimos, en masa, a decirles que ya no toleramos su maltrato, violencia y tortura” – Fragmento de la primera parte de ‘Quemar el miedo’, un manifiesto del Colectivo LASTESIS.

 

Este lunes 8 de marzo, PACIFISTA! acompañó las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en el ‘estallido feminista’. Les dejamos una compilación de algunos de los mejores carteles que nos encontramos periodistas en Bogotá. Reflejan la diversidad de causas en medio de una jornada donde se bailó, se saltó, se cantó, se tocó y se gritó:

8M3
Colectivas y mujeres afro acompañaron la movilización. Algunas sumaron a sus consignas la lucha contra la transfobia y el racismo.

 

8M1
Uno de los llamados sobre el riesgo latente que corren las mujeres cuando salen de sus casas, ante la violencia acechante en cualquier espacio.
8M2
Un creativo llamado a la libre decisión que cada mujer tiene sobre su cuerpo.
8M4
Mujeres de todas las edades se sumaron para acompañar el 8M. Aquí dos de ellas entre las miles de jóvenes que llenaron el centro de Bogotá.
8M5
Por las madres colombianas.
8M6
Esta sobre el Luto Nacional por Feminicidios en Colombia, 630 durante 2020.

 

8M7
Una poderosa frase de la cantante Erikah Badu sobre la sexualidad y su constante mascunilización.
8M8
¡Este cartel!
8M9
Una frase que estuvo en muchas otras pancartas este 8M, aquí en un cartel colgante muy bonito.
8M10
Un llamado explícito a los manes.
8M11
Las mujeres antifa también acompañaron el 8M.
8M12
Y un ojo a la consigna de la derecha. “Quiero ser tan libre que te resulte obsceno”.
8M13
Otras consignas muy presentes en el 8M. El acceso a la educación menstrual y a los derechos de salud sexual y reproductiva.
8M14
Nada más que agregar.
8M15
¡Libres, vivas y sin miedo!
8M16
Sobre el acoso y el abuso normalizados.
8M17
Sobre el riesgo real que corren algunas mujeres en aplicaciones de transporte como Uber, Beat o Didi, donde hay serias denuncias de tocamientos, acosos y abusos por parte de conductores.
8M18
Por las que ya no están, como Elvia Naranjo.
8M19
Muchas mujeres llegaron de municipios aledaños. Aquí un grupo de Funza y Mosquera.
8M20
Todas.
8M21
Un cartel bellísimo y lleno de inclusión.
8M22
Una pregunta y un consejo.
8M23
Justo en el punto.
8M24
A Julieth Ramírez, de 17 años, la mató una bala de la Policía en las protestas de septiembre de 2020, cerca del CAI de Suba La Gaitana.

 

La lucha de las excombatientes de las Farc por reivindicar el trabajo de cuidado