‘Es absurdo que digan que me autoamenacé’: jefe de prensa de Petro Ilustración: Juan Ruiz
Leer

‘Es absurdo que digan que me autoamenacé’: jefe de prensa de Petro

Staff ¡Pacifista! - Abril 22, 2019

Con las amenazas, dice Hérnandez, sectores de extrema derecha buscan que abandone su trabajo como jefe de prensa de Gustavo Petro.

Compartir

Este fin de semana el jefe de prensa del senador Gustavo Petro recibió en su casa un panfleto que firmaban las Águilas Negras. La amenaza iba dirigida al comunicador y a su familia.


Hernández, jefe de prensa de Petro desde la campaña presidencial del año pasado, ha denunciado en reiteradas ocasiones amenazas en su contra. Ha advertido que estas amenazas vienen a raíz de su trabajo en investigaciones como las de Odebretch y la Operación Orión, entre otras.

A finales del año pasado, el padre de Hernández fue apuñalado en frente de su casa cuando volvía de hacer compras. Fue trasladado de urgencias al Hospital donde lograron salvarlo. En su momento, no se descartaba la hipótesis de que hubiera sido agredido por razón del trabajo de su hijo.

¡Pacifista! habló con él sobre las recientes amenazas y sobre la situación de seguridad de miembros de la Colombia Humana. Según el movimiento han recibido más de cien amenazas a distintos miembros en los pasados meses. Advierte que desde febrero de este año la UNP le quitó las medidas de protección.

¿Desde hace cuánto tiempo vienen las amenazas?

Las primeras amenazas me llegaron en abril de 2018, cuando estábamos en plena campaña presidencial. Esa vez, recuerdo, me llamaron de un número desconocido y me dijeron ‘o se sale de esa campaña o lo matamos’. Yo ahí mismo lo informé en el movimiento de la Colombia Humana y puse la denuncia hasta la Fiscalía. Hasta el momento, esas investigaciones no han arrojado ningún resultado.

¿Existe alguna similitud o patrón en las amenazas?

Luego llegaron dos panfletos firmados por las Águilas Negras. Pues el patrón es que me quieren asesinar por trabajar con Gustavo Petro y por investigar, en mi labor como comunicador, casos muy polémicos como el de Odebrecht. Nosotros siempre investigamos temas que tienen incidencia en algunos sectores políticos. Últimamente he estado trabajando en una sobre la Operación Orión. Es evidente que lo que buscan con esas amenazas es intentar callarnos.

¿Qué pasó con su esquema de protección?

Yo tenía esquema desde 2018 y me lo quitaron en febrero. No entendí esa decisión de la Unidad Nacional de Protección (UNP), pues la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y la Defensoría del Pueblo solicitaron que se ampliara el esquema pero lo que hizo la UNP fue desmontarlo. Solo me dejó un escolta.

¿Por qué?        

Por la evaluación de riesgo que hicieron. Y no lo entiendo porque yo siempre tengo que ir a zonas muy calientes. Con cada viaje me toca pensarlo dos veces porque obviamente la protección no es la misma que en Bogotá. Esto afecta mi trabajo.

¿Tienen registros sobre el número de personas amenazadas en el movimiento de la Colombia Humana?

Es incierto porque todos los días llegan casos de líderes que están afiliados al movimiento y que son amenazados o incluso asesinados. En el último año, se lo puedo asegurar, han amenazado a más de 100 personas en el movimiento. Y fue justamente por eso que Gustavo Petro y Gustavo Bolívar viajaron en La Haya a interponer una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI).

¿Qué opina sobre las personas que dicen que esto es una ‘autoamenaza’?

Es absurdo creer que a alguien le gustaría autoamenazarse. ¿Para qué? Piense en los efectos que eso tiene en la familia de uno. Claro, así lo ven desde la derecha, pero es porque pocos de ellos saben lo que es vivir amenazado.

¿Ha pensado en retirarse?

Después del atentado que sufrió mi papá en noviembre y de estos panfletos uno se pone a pensar. Pero en este oficio también toca tener cuero duro porque con las investigaciones se tocan fibras profundas de la policía colombiana.

¿Y hoy, tiene esquema de protección? ¿Qué le han dicho?

Yo mismo busqué a la Fiscalía y a la UNP. Pedro Vaca, de la FLIP, me llamó y mandaron un comunicado a la UNP. Ahora se está manejando un trámite de emergencia para hacer una evaluación de riesgo. Después de eso me podrían asignar un esquema. Estoy esperando.