“No dejaremos que el miedo gane”: la respuesta del Campamento por la Paz a las amenazas en su contra
Leer

“No dejaremos que el miedo gane”: la respuesta del Campamento por la Paz a las amenazas en su contra

Mario Zamudio Palma - Octubre 20, 2016

Un perfil de las Fuerzas Especiales Anticomunistas pidió a uno de los líderes “dejar de mariquear con esas marchas”.

Compartir
Casi dos semanas después de la instalación, el Campamento por la Paz recibió amenazas. Foto: Leonardo Párraga

Desde el 5 de octubre, tres días después de la derrota del Sí en el plebiscito, casi 200 personas acampan todas las noches en la Plaza de Bolívar para exigir que los promotores del No, el Gobierno Nacional y las Farc lleguen a un acuerdo que permita renegociar el pacto de La Habana y echar a andar la implementación del tratado de paz.

Son una expresión de resistencia “a modo bomba de tiempo”, como dijo hace algunos días Ana Sofía Suarez, una de las voceras de esta iniciativa que agrupa a estudiantes, civiles indignados y hasta víctimas de la violencia. Ellos quieren “contarle las horas, los minutos y los segundos” a los políticos para que firmen el acuerdo.

Este jueves, a horas de la gran marcha pacífica que tendrá lugar en varias ciudades del país –y de la que el Campamento hace parte–, una de las líderes de este espacio recibió una amenaza por parte de un grupo denominado Fuerzas Especiales Anticomunistas.

Foto: cortesía Campamento por la Paz

Luego de conocerse la amenaza, miembros de la iniciativa ciudadana emitieron un comunicado en el que rechaza el ambiente de violencia generado por su presencia y señala que “esta vez no dejaremos que el miedo gane”.

Esta es la declaración completa del Campamento por la Paz:

“Miembros del Campamento por la Paz han recibido amenazas en Facebook y por otros medios. Queremos decirles que es precisamente por el ambiente de violencia por lo que estamos aquí, soñamos con un país donde estas amenazas no tienen lugar. No significa que no tengamos miedo, pero esta vez no dejaremos que el miedo gane. Como dijimos en nuestro comunicado la semana pasada, el campamento no se levanta hasta que no tengamos una hoja de ruta para un acuerdo.

El Campamento por La Paz no está formado solamente por las 200 personas acampando, somos muchos más. El campamento representa la esperanza de miles de colombianos y colombianas que creen que La Paz es posible.

Les agradecemos a todas las personas que han recorrido este camino con nosotros, y les solicitamos que nos sigan acompañando. Esa es la mejor manera de asegurarnos que estas amenazas nos lleguen a más que mensajes.