‘Lo de Santander no es un incidente, es una tragedia’, el grito de los ambientalistas
Leer

‘Lo de Santander no es un incidente, es una tragedia’, el grito de los ambientalistas

Staff ¡Pacifista! - Marzo 26, 2018

Más de 300 personas se reunieron frente al ministerio de Ambiente para exigir sanciones contra Ecopetrol por el desastre petrolero en Barrancabermeja.

Compartir

Foto por Lucía Romero.

Este artículo hace parte de Divergentes, un proyecto sobre movilización y organizaciones sociales. Para ver todos los contenidos haga clic acá.

Hace más de 20 días, el pasado 2 de marzo, chorros de petróleo de hasta 10 metros de altura empezaron a salir disparados sobre el caño Muerto y la quebrada Lizama, en el municipio de Barrancabermeja, Santander. El petróleo, que provenía del pozo Lizama 158, administrado por Ecopetrol, se extendió por el río Sogamoso e incluso parece estar llegando hasta el río Magdalena, según testimonios recolectados en una nota de El Espectador.

Más de 20 días de emergencia ambiental han dejado números terribles que evidencian la magnitud de la tragedia: se han derramado cerca de 25.000 barriles de petróleo, la mancha negra se ha extendido por más de 30 kilómetros, alrededor de 2.000 familias han perdido terrenos y más de 1.200 animales han sido rescatados del derrame y reubicados. La cifra total sobre la dimensión del daño causado en la fauna por cuenta del derrame no existe aún, pero las imágenes de las afectaciones recientemente difundidas (ríos y diversas especies cubiertas de espeso crudo) dan cuenta de la gravedad del asunto y de cómo puede empeorar.

 

Foto por Lucía Romero.

Frente al desastre y ante a los más de 20 días en los que poco se ha oído de las autoridades públicas, varias organizaciones ambientalistas se encontraron este lunes 26 de marzo frente al Ministerio de Ambiente para realizar un plantón con el que le exigieron a esa dependencia del gobierno dar respuesta a la emergencia.

“Nosotros sabemos que se han venido haciendo cosas, de hecho se ha trabajado con algunas universidades para hacer un diagnóstico y saber cuál ha sido realmente la magnitud y gravedad del tema. Sin embargo, ya llevamos 23 días y el impacto que ha tenido el derrame en la parte ecosistémica, tanto de biodiversidad como de cuerpos de agua, es muy grande. Esto no es un incidente, es una tragedia ambiental”, le dijo a ¡Pacifista! Angelie Alfonso, vocera del Movimiento Ambientalista Colombiano y Coordinadora del Comité Científico de Recurso Hídrico de esa organización.

Foto por Lucía Romero.

A los trabajos que ella se refiere es al que han venido adelantando varios empleados que ya ha dispuesto Ecopetrol y que actualmente recogen cerca de 1.800 barriles de petróleo cada día. Según la empresa, la labor de este grupoincluye unos monitoreos ambientales que realizan cada dos horas para hacer análisis fisicoquímicos del agua.

 

Foto por Lucía Romero.
Aún se especula sobre la causa del derrame, pero una de las hipótesis que tiene Ecopetrol es que un temblor cercano, en Zapatoca, habría provocado un aumento en la presión del pozo que había sido cerrado el año pasado. No obstante, según un informe que le entregó Ecopetrol a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), en 2016 ya se conocían posibles fallas en el revestimiento de ese mismo pozo. Sin embargo, Ecopetrol ha negado públicamente que el derrame se deba a fallas estructurales.
Foto por Lucía Romero.

“El pozo estuvo cerrado por falta de mantenimiento durante un año, y se cree que nunca se realizó el mantenimiento por falta de dinero. Seguramente si se hubiera hecho y se hubieran tenido en cuenta todas las buenas prácticas para garantizar la normatividad ambiental, esto no hubiera sucedido”, aseguró Alfonso.

Foto por Lucía Romero.Entre las peticiones del plantón estuvo la de sancionar a Ecopetrol y la judicialización de los responsables directos según lo estipulado en el artículo 33 de la Ley 1453 de 2011, que sanciona con multas y cárcel a quienes dañen los recursos naturales. También demandan que se repare a las familias afectadas de los corregimientos cercanos al derrame y que todos los candidatos presidenciales se pronuncien sobre el tema para dar a conocer su postura frente a la economía extractiva.

Foto por Lucía Romero.
Además, según Angelie Alfonso, como parte de la protesta se han pronunciado sobre el fracking que, si bien reconoce ella, no tiene conexión directa con la tragedia ambiental en Santander, es un tema pertinente a la hora de hablar de la protección de los recursos naturales y la explotación de hidrocarburos.

“Esto es una muestra de que no estamos preparados para llevar a cabo (la técnica de fracking). Es una técnica que representa una alta posibilidad de contaminación de los cuerpos de agua subterráneos y superficiales. Esa es una de nuestras demandas y denuncias: no al fracking”, declaró Alfonso.

Foto por Lucía Romero.

El plantón, en el que hicieron presencia alrededor de 300 personas, tenía por objetivo que varios delegados de las organizaciones se reunieran con representantes del ministerio de Ambiente, que escucharan las peticiones y denuncias de la sociedad civil. Sin embargo, las dificultades administrativas que llegan con Semana Santa hicieron imposible la realización de la reunión. Pero, según Alfonso, frente a esa dificultad la movilización no se detiene: “La vamos a seguir tomando acciones de esta clase. No sabría decir si serán plantones pero seguramente estaremos trabajando en redes con twitteratón y vamos a mover información para que la gente esté enterada de lo que esté pasando”.

Foto por Lucía Romero.

Mientras tanto, la Procuraduría General de la Nación ya envió una solicitud al ministro de Ambiente, al presidente de Ecopetrol y a la directora de la Asociación Nacional de Licencia Ambientales (Anla) para que respondan sobre cómo se ha manejado la crisis. Adicionalmente, la Procurador le pidió a Ecopetrol suspender inmediatamente toda actividad de exploración y explotación en el área.

Foto por Lucía Romero.