El Naya: la ruta oculta de la cocaína Still del documental realizado por el equipo de video de ¡Pacifista!
Leer

El Naya: la ruta oculta de la cocaína

Staff ¡Pacifista! - Enero 24, 2018

En ¡Pacifista! estamos complacidos de compartir con ustedes este nuevo documental. No se lo pierdan.

Compartir

Este artículo forma parte de nuestro Proyecto Coca II – Misión Rural. Para ver todos los contenidos haga clic acá.

Por: ¡Pacifista!

El Naya es una de las muchas regiones olvidadas que tiene Colombia. Un solo producto domina la vida diaria en las orillas del río del mismo nombre, que serpentea por 120 kilómetros desde los filos del Macizo andino hasta los manglares del Pacífico. En este rincón de los departamentos de Valle y Cauca, donde casi no hay vías, servicios públicos, trabajo o presencia del Estado, todo gira en torno a la coca.

Dos periodistas de ¡Pacifista! y Proyecto Coca se sumergieron en este remoto paraje del Pacífico colombiano y fueron testigos de cómo la cocaína se produce, transporta y saca del país. Se relata así la historia del ‘lado B’ del negocio, ese en el que no se ven los capos que lo controlan internacionalmente y en el que en cambio aparecen los rostros de los cientos de cocaleros, raspachines, lancheros y jornaleros que no tienen oportunidades distintas a vivir de la planta, muchas veces sin ganar siquiera un salario mínimo mensual.

Presentamos este documental a un año del inicio de la implementación del Acuerdo de paz que firmaron el Gobierno colombiano y las Farc, y que –más allá de ponerle fin a medio siglo de guerra– busca transformar las condiciones de los campesinos a quienes la vida les ha dejado pocas opciones, como los del Naya. Sin embargo, hay que decirlo, hasta ahora el programa de sustitución voluntaria contemplado en el pacto –quizás el esfuerzo antidrogas más ambicioso en la historia del país– avanza con lentitud y no llega a todos los que lo necesitan.

Este documental es, además, un testimonio del fracaso de la ‘guerra contra las drogas’ que decretó la Estados Unidos de Richard Nixon en 1971 y de la precaria situación de los eslabones más débiles de esa cadena en países como el nuestro. Es, quizá, una alerta de lo que Colombia debe cambiar para acabar, de una vez por todas, con el flagelo del narcotráfico.

Vea a continuación ‘El Naya: la ruta oculta de la cocaína’: