Richard Branson, un exguerrillero y un abrazo en Corferias 1 | ¡PACIFISTA!